Archivos mensuales: abril 2016

LATAM Cargo, la nueva marca de la división de carga para todas las aerolíneas del grupo

Según la línea aérea y al igual como ocurrirá en los próximos días con su imagen para el negocio de pasajeros, LATAM Cargo “reúne lo mejor de las antiguas marcas, unificando sus identidades, entregando un servicio más sólido y de mayor calidad a los clientes, y conectando Latinoamérica con el mundo, a través del transporte de los productos más emblemáticos de la región”.

Para Cristián Ureta, vicepresidente Senior de Carga del Grupo LATAM, “además de representar lo mejor de cada filial y ofrecer un servicio consistente y de excelencia en toda la red de los operadores de carga, este cambio involucra también una evolución interna relacionada con cómo hacemos las cosas, cómo nos enfrentamos a los problemas y cómo planteamos las soluciones”.

El ejecutivo agrega que “LATAM Cargo establecerá una cultura dedicada a cuidar a sus clientes, con un fuerte foco en el desarrollo de proyectos innovadores que agreguen valor y mejoras sustanciales en la experiencia de servicio”.

El cambio de imagen, incluida la pintura de los aviones, comenzarán a ser visibles durante el primer semestre de 2016 y se extenderá por un periodo de tres años, considerando los periodos de servicio de las aeronaves y el calendario de chequeos de mantenimiento. La intención es que el cambio de imagen no interrumpa la operación ni el servicio entregado a los clientes.

La transformación de la unidad de carga es altamente significativa en el proceso de consolidación de la nueva marca para LATAM Airlines, pudiendo ser incluso superior a la del negocio de pasajeros. Esto porque a pesar de contar con una extensa red de rutas con 140 destinos en 29 países y un gran número de filiales, se mantenía identidades distintas para cada mercado o según cada compañía. LAN Cargo para las rutas desde Chile o desde los Estados Unidos (Miami), atendiendo las rutas principales, LANCO y más tarde LAN Cargo Colombia para el mercado colombiano, ABSA Cargo y luego TAM Cargo para Brasil, y MasAir, en las rutas en México.

Ahora con una imagen integrada, LATAM Cargo buscará fortalecer el liderazgo construido en el transporte de carga desde, hacia y entre América Latina. Ofrecerá a sus clientes un servicio unificado dentro de la red, productos y canales de comunicación integrados, además de configurarse como una de las mejores opción para el transporte aéreo de carga desde y hacia la región.

Con tres años de fusión en desarrollo, LAN y TAM indican que han capturado importantes sinergias en distintas áreas de trabajo. “Esta transición a una marca única facilitará aún más el fortalecimiento, entregando mayores ventajas y beneficios para los clientes, trabajadores y accionistas”.

Siguiendo el concepto definido en la nueva imagen corporativa, LATAM Cargo quiere identificarse con una identidad profundamente latinoamericana, logro que consigue por el hecho de llevar el nombre LATAM como marca y por ser el mayor grupo de líneas aéreas de carga de Sudamérica. Además, se posiciona como el grupo de aerolíneas líder en el transporte de perecederos de la región, transportando sus principales productos hacia el mundo, como salmón, flores, berries y espárragos.

El cambio de marca de LATAM Cargo no afectará la operación de las aerolíneas que la conforman. Es decir, la unidad de carga mantendrá su esquema de operación gestionado a través de una serie de rutas troncales y secundarias con un sistema multihub-multidestino similar al aplicado por la compañía en sus servicios de pasajeros. Miami, es la base de operaciones principal del grupo desde donde parten y arriba la mayoría de las operaciones de carga hacia distintos puntos de Latinoamérica y Europa (Ámsterdam y Frankfurt). Ciudades como Santiago, Sao Paulo (VCP y GRU), Bogotá o México, contribuyen aportar las distintas rutas a la red.

En medio de una completa reorganización del mercado de carga ante los cambios de la industria a nivel global, LATAM Cargo está apostando en la optimización de la capacidad de carga de los aviones de pasajeros a los que tiene acceso, mientras que la flota carguera conformada por aviones Boeing 767-300ER y B777F son vistos como un apoyo para transporte de carga de gran volumen o mercancías especiales. Por lo mismo, la compañía ha ajustado su flota de carga entregando en arriendo temporal algunos aviones a terceras compañías como FedEx o DHL.

El uso de bellies o las bodegas de los aviones de pasajeros para el transporte de carga permite adecuar la operación a los ciclos económicos, mejorar la rentabilidad de la operación y de rutas, además de ampliar el servicio acorde a las condiciones y necesidades del mercado.

Fuente: En vivo desde SCL

LATAM Airlines retira el último Airbus A330

Con fecha 3 de abril de 2016, TAM realizó oficialmente su último vuelo comercial con equipos Airbus A330-200, poniendo fin a un capítulo en la historia de la compañía brasilera ad portas del inicio de una nueva etapa, ahora como LATAM Airlines. Esta última operación se realizó en la ruta Ciudad de México – Sao Paulo (GRU) utilizando la aeronave PT-MVQ.

Con apenas dos unidades entregadas en 1998, el A330 fue el primer avión de fuselaje ancho seleccionado entonces por TAM para iniciar la expansión de sus rutas internacionales. Las ciudades de París (CDG) y Miami, fueron las primeras de una serie de rutas en las que la aerolínea brasilera utilizó este avión desde su hub y base principal en el aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo, así como desde otras ciudades de Brasil hacia otros destinos internacionales y domésticos de alta densidad.

Prácticamente todas las ciudades internacionales de larga distancia y algunas dentro de la región como Buenos Aires (EZE), Lima o Santiago de Chile, fueron operadas por el A330-200 convirtiendo al avión en un verdadero “caballito de batalla” del crecimiento internacional de TAM. La compañía fue también pionera en la región en confiar en el entonces nuevo producto de Airbus cuando en esos años, el A330 todavía no estaba posicionado en el mercado y en la región, las operaciones de larga distancia de las compañías latinoamericanas recién comenzaban una nueva fase de expansión con nuevos vuelos sin escalas en aeronaves bimotor.

En medio de la transición hacia la nueva marca, LATAM señala que “reconoce la importancia histórica del A330-200 en la expansión y consolidación de la presencia de TAM en el mercado internacional de la aviación”.

TAM operó un máximo de 22 A330-200 a lo largo de su historia incluyendo aviones propios y en arriendo. Algunos equipos contribuyeron en la expansión de otras compañías como en 2001, con una naciente Etihad Airways. Con la integración con LAN tras la fusión, los A330-200 comenzaron a ser desprogramados gradualmente siendo reemplazados por los Boeing 767-300ER de la compañía chilena. Un cambio que si bien representó una reducción de la capacidad ofrecida permitió ajustar la oferta a la realidad de la compañía y de las condiciones del mercado, además de reducir los costos operacionales de la firma brasilera.

La crisis económica de Brasil ha acelerado el retiro del A330-200. Inicialmente su salida de la flota estaba prevista para 2018 pero ya en los últimos planes de flota de la compañía estaba fijado su retiro completo para fines de este año. Parte de los aviones que utilizó TAM están actualmente en flotas de TAP Portugal o Turkish Airlines.

LATAM Airlines explica que a pesar de que los vuelos comerciales del A330 terminaron, la compañía podrá contar con el avión como reserva (back up) excepcional sólo en casos específicos.  Asimismo, el grupo refuerza que “el ciclo actual que enmarca el retiro del A330, forma parte del compromiso de la compañía con la seguridad y la mantención de una flota siempre moderna y eficiente. Un ejemplo de esta reciente renovación es la incorporación de los Airbus A350 y Boeing 787”.

En términos inmediatos, no hay un reemplazo directo del A330-200 ya que este segmento quedará cubierto por los B767-300ER y los A350-900, aeronave cuyas características proporcionan ahorros significativos hasta un 25%.

Bombardier recibe un pedido de 20 jets Challenger 350

Bombardier ha recibido un pedido en firme por 20 aviones Challenger 350 de un cliente que prefiere mantenerse en el anonimato. La operación, al precio estándar del birreactor, se estima en unos 534 millones de dólares.

Fuente: http://www.aerotendencias.com/industria-aeronautica/32450-bombardier-recibe-un-pedido-de-20-jets-challenger-350/

Evento de exhibición de la Aeronave Dornier 228 en el Aeropuerto Silvio Pettirossi

El miércoles 6 abril del año 2016, a las 09:00 hs, en el Aeropuerto Internacional “Silvio Pettirossi”, se dará apertura a la exhibición y presentación de la aeronave Dornier 228.

La empresa RUAG Aviación viene realizando una gira de demostración con el Dornier 228 en  diez países de América Latina.  Durante el recorrido, el  Dornier 228 se presentará a las instituciones interesadas y clientes potenciales, que será capaz de ver el avión de primera mano.

El acto central se hará a las 09:00 hs, en el Aeropuerto Silvio Pettirossi.  Las palabras de bienvenida estarán a cargo de Luis Manuel Aguirre Martínez, Presidente de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil – DINAC.

El recorrido se inició en México, Brasil,  Panamá, Ecuador, Colombia, Perú, Chile, Argentina, mañana miércoles lo hará en el Aeropuerto Silvio Pettirossi.  El Dornier 228  también prevé estar en Cartagena (Colombia) para la CABSEC (Vigilancia Costera de la Cuenca del Caribe y Seguridad Marítima) y SAMSEC (Cumbre de Seguridad de América del Sur) conferencias de seguridad, y en Santiago (Chile) para FIDAE (Feria Internacional del Aire y del Espacio Internacional), la más importante feria de aviación de la región.

Fuente: Dinac

El F-35 rebasa las 50 mil horas de vuelo

La flota de aviones F-35 Lightning II operando en 12 diferentes locaciones en el mundo rebasaron ya las 50 mil horas de vuelo durante este mes de febrero.

La primera hora de vuelo de un F-35B fue realizada por el avión BD-1 el pasado 11 de junio del 2008. El F-35 después alcanzó las 25 mil horas de vuelo en diciembre de 2014, 6 años y 6 meses después. Como señal del crecimiento y maduración del programa, las 50 mil horas fueron alcanzadas solo 1 año y 2 meses después.

Las horas de vuelo se dividen en dos categorías principales: Las horas de vuelo operacionales, que son voladas por 155 aviones entregados a 6 diferentes países y las horas de Desarrollo y Demostración de Sistemas que son voladas por 18 aviones de pruebas. Del total de las 50 mil horas, aproximadamente 37,950 fueron operacionales y 12,050 horas fueron de prueba. Más de un tercio de las horas de vuelo del programa fueron acumuladas en 2015.

« Entradas Anteriores