Archivos mensuales: abril 2016

Bombardier destaca la versatilidad del CSeries: “Es un avión que amenaza a la competencia”

En medio del programa de vuelos previos a las entregas a los primeros operadores, Bombardier destaca las ventajas del CSeries como un nuevo avión de 100 a 145 asientos, segmento que según el fabricante canadiense seguirá siendo importante pese a los cambios en la industria.

El CSeries es un avión extremadamente versátil que puede ser usado como avión regional y como avión principal. Ningún fabricante ha hecho algo similar en este segmento”, destaca Alex Glock, vicepresidente de Ventas para América Latina y el Caribe de Bombardier. “Tiene la capacidad de un Airbus A319 o un Boeing 737-700 pero es más eficiente, por su fuselaje de litio y aluminio, más liviano de peso y un costo de mantenimiento más bajo”.
Con dos motores Pratt & Whitney PW1500G de hasta 103 kilos de empuje con los que asegura un despegue en pistas de 1.890 metros de largo a capacidad máxima y con un alcance de hasta los 5.741 Km. (3.100 millas náuticas), Bombardier ha concebido al CSeries como un avión de nueva generación de bajo costo ideal para atender mercados de media capacidad como para rutas secundarias o también denominadas “regionales”. Es la respuesta del fabricante a los cambios en la industria y a la reorganización propia que vive este segmento, con líneas aéreas que buscan desprenderse de aviones de menor capacidad y menos eficientes pero que también quieren desarrollar rutas entre nuevos pares de ciudades o alimentar de mejor manera sus hubs.
Por lo anterior, es calificado también como un avión ideal para enfrentar el problema de la reducción de flotas y control de capacidad, especialmente ante una “guerra global del yield”, operar con mayor capacidad y bajos costos de operación por asiento (CASK).
El CSeries estaba originalmente planificado para entrar en servicio en 2013 y ha sido retrasado en dos oportunidades, primero para 2015 y ahora se espera su entrada en servicio para mediados de 2016. Retrasos considerados normales por parte de Bombardier considerando que se trata de un avión nuevo y con una capacidad única para atender un segmento propio que era antes era exclusivo de otros fabricantes.
“No es fácil posicionarlo porque es un avión que amenaza a la competencia”, señala Glock haciendo referencia a la capacidad de atender dos segmentos distintos del mercado que antes sólo era posible atenderlos con aviones diferentes y ahora con un único modelo. Respecto al retraso del programa, el ejecutivo indica que “es mejor lanzar un avión perfecto antes de un aparato incompleto como ocurre con otros nuevos aviones que han ingresado al mercado”. En comparación a otros proyectos, indica además, que el CSeries tiene la ventaja de ser confiable por utilizar una tecnología nueva pero probada y tener una capacidad para garantizar una rentabilidad en el corto plazo.
Bombardier posee actualmente 648 órdenes y compromisos de compra para esta familia de aviones de las cuales 243 son pedidos en firme. El realizado por Air Canada por 75 del modelo 300 (CS300) ha sido altamente valorado por el fabricante tanto por la cantidad como por el respaldo que entrega al programa la principal aerolínea canadiense sumándose a otras como Gulf Air, Korean Air o Swiss.
El 23 de marzo pasado, Bombardier concluyó los vuelos de demostración de fiabilidad del CSeries en Europa, volando las rutas que operará Swiss con el avión como Bruselas, Budapest, Milán, París o Viena, entre otras. Se trataron de vuelos que simulaban una operación comercial normal con los turn around que tendrá la aeronave día a día y que según el fabricante fueron completamente exitosos. Ahora seguirá un programa de vuelos similar en Norteamérica, del cual se espera un positivo resultado.
Glock expresa su satisfacción con estas primeras operaciones y a pesar del lento despegue del CSeries, se muestra confiado en que los pedidos mejorarán con el tiempo, mencionando también el interés de la región por el avión. “Las aerolíneas latinas están pidiendo información”, asegura, aunque mantiene en reserva posibles nombres de empresas o de futuros clientes.
Con una capacidad para volar rutas regionales y vuelos de hasta casi cinco horas, el CSeries se lo califica como perfecto para desarrollar rutas en América Latina y alimentar los distintos hubs que existen en la región. Bombardier es consciente de que el mercado regional latinoamericano es difícil de desarrollar en comparación a otras regiones por las distancias, el factor geográfico y los ciclos económicos pero que tampoco es una tarea imposible. A modo de ejemplo, Glock señala la operación de Dash 8Q-400 en Perú o de los CRJ en la boliviana Amaszonas.
Para Bombardier, el crecimiento económico es importante para asegurar la penetración de estos nuevos aviones. Considerando la realidad de los países de la región es una tarea fundamental, ya que un crecimiento de la economía favorece el aumento del ingreso, la inversión y la generación de polos de desarrollo donde pueden ubicarse estos aviones. En el caso de América Latina, el fabricante considera que alrededor de 700 aviones de 100 a 150 asientos deberán ser reemplazados lo que abre una oportunidad para el CSeries.

Fuente: En vivo desde SCL

TAPSA pretende iniciar operaciones en el país

Para el efecto, planea comprar los aviones bimotor Dornier 228 NG. En ese contexto, la firma suiza Ruag Corporación, proveedora de las aeronaves, hizo una presentación de este modelo, con el fin de que tanto el sector privado como el público puedan conocer sus prestaciones.

“Estamos tratando de cumplir todos los requisitos, iniciamos recién el proceso de certificación en la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac). Queremos ser como Líneas Aéreas del Paraguay (LAP), porque fue un éxito. Queremos darle un espíritu y que todos nos sintamos dueños de esta aerolínea”, manifestó Carlos Matiauda, presidente de Tapsa.

Comentó que ya se firmó una carta de intención para comprar dos aeronaves Dornier y la expectativa es llegar a adquirir siete unidades. De ese total, cuatro serían convencionales y se desea que tres sean hidroaviones.

“La idea es tener cuatro aeronaves para uso terrestre y en el futuro tener tres hidroaviones para brindar un servicio de volar sobre el río. El mismo modelo, pero con los deslizadores”, puntualizó.

La intención es volar a Encarnación, Ciudad del Este, Salto del Guairá, Pedro Juan Caballero y Loma Plata en una primera fase, acotó.

PLANIFICACIÓN. La empresa Tapsa fue creada en 1971, y bajo su primera administración empezó a ofrecer vuelos haciendo leasing (alquiler) de otras empresas extranjeras, explicó Matiauda. Indicó que la facturadora y el plan de vuelo de la carga que transportaba sí era nacional.

No obstante, las operaciones no duraron mucho tiempo y, cuando se empezaron a vender las pertenencias de la compañía, la familia Matiauda compró la empresa en 1986, para pensar en un futuro relanzamiento.

“Tuvimos mucho interés en la época del ex ministro (de Industria) Francisco Rivas, él nos catapultó. Llevó un poco de tiempo hacer, con un grupo de profesionales, un plan de negocios que sea aceptable por los bancos de Europa. Lo llevamos y el banco UBS aceptó, podríamos llevar adelante el proyecto. Contactamos con la Ruag y nos convenció de que este es el avión para utilizar en Paraguay”, rememoró.

Carlos Salamanca, director de Ventas de Ruag, señaló que esta aeronave puede transportar a 19 pasajeros. Se le hicieron 350 modificaciones en comparación con el modelo original. Puede usarse para fines comerciales (pasajeros y carga), militares y médicos.

Fuente: Última Hora