LATAM detalla plan de acción para Río 2016

Los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 se acercan y la aviación nuevamente tendrá un rol relevante en el evento, tanto en el traslado de los pasajeros como de los atletas, además del apoyo a distintas actividades asociadas. Una instancia que se repite en cierta forma a lo sucedido en la pasada Copa Mundial de Fútbol, también celebrada en Brasil en el año 2014.

Por Ricardo Delpiano
Como línea aérea oficial de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Río 2016, LATAM Airlines tendrá un protagonismo superior a otras compañías pero al mismo tiempo una mayor responsabilidad, tanto por la visualización que le dará el evento como en la atención que debe entregar a los miles de pasajeros y atletas que viajarán hasta la Ciudad Maravillosa en los meses de agosto y septiembre.
LATAM espera transportar a aproximadamente al 25% de pasajeros que viajará en avión a Río de Janeiro. Del total de 4.500 de atletas paralímpicos, cerca del 30% viajarán con la compañía. Para atender a todos los viajeros y a las delegaciones de una forma eficiente, la compañía ha preparado un plan especial de 100 acciones previas y durante el evento deportivo tanto de carácter operativo, de seguridad, como de atención al pasajero.
Dado que los aeropuertos Galeao y Santos Dumont de Río de Janeiro recibirán un alto flujo de viajeros, especialmente en fechas específicas como la apertura y clausura del evento, el plan de la compañía está focalizado en garantizar la puntualidad de las operaciones aéreas, a través de un monitoreo constante de los vuelos, agilidad en los flujos de tránsito de las personas en el aeropuerto y asistencia en todos los procesos.
Durante estos meses previos, un equipo multidisciplinario de diferentes áreas de la línea aérea ha estado trabajando en el diseño de planes respecto a distintas situaciones o escenarios que puedan darse durante el evento. La operación olímpica –como la llaman al interior de la compañía-  representa una inversión de hasta R$ 20 millones, de los cuales R$ 15 millones fueron destinados a acciones especiales relacionadas con la operación y R$ 5 millones para la atención de contingencias.
Eduardo Costa, director Senior de Servicios e Innovación de LATAM Airlines Brasil, indica que “LATAM está lista para el desafío olímpico, que será único y aún más grande que el Mundial de Fútbol 2014 por la alta concentración de la demanda”. El ejecutivo cuenta que la compañía comenzó a prepararse en junio 2015 con el objetivo de brindar el “mejor servicio” a los atletas, cuidar especialmente a los clientes paralímpicos, acomodar cargas especiales –como los elementos de los deportistas-, la coordinación de embarques/desembarques masivos.
A diferencia del Mundial 2014, el flujo de pasajeros que llegará a Brasil estará concentrado sólo en una ciudad y no en varias, lo que impone un desafío superior considerando la infraestructura aeroportuaria disponibles y la afluencia de operaciones aéreas en ciertos intervalos de horas y días específicos.
Durante estos meses, LATAM ha realizado cinco simulacros de demanda concentrada, conexiones y logística específica en los ítems de transporte de pasajeros en sillas de ruedas en los aeropuertos de Sao Paulo (GRU y CGH) y Río de Janeiro (GIG y SDU).  Tres de estas acciones fueron propias y otras dos realizadas en cooperación con la Secretaría de Aviación Civil (SAC).
Paralelamente, se ha capacitado a mas de mil funcionarios en áreas de aeropuertos, equipajes y servicio a bordo en temas de movilidad, operación de ambulift y de plataforma de elevación y atención a pasajeros con necesidades especiales.
La seguridad del transporte es la prioridad número uno de la aviación. Para garantizar este principio en todos sus aspectos, LATAM ha reforzado y ampliado la supervisión y el control de procedimientos, trabajando de manera coordinada e integrada con los encargados de la seguridad aeroportuaria en Brasil, lo que incluye a agentes públicos y privados.
Durante el evento, LATAM dispondrá de seis Airbus A320, un Boeing B767-300ER y un B777-300ER como aviones de back up ante posibles contingencias. Los seis primeros estarán basados en Brasilia y Sao Paulo (GRU y CGH), mientras que los dos equipos de fuselaje ancho sólo estarán en Sao Paulo (GRU). La ubicación de estos aviones se debe a que estos aeropuertos serán claves en la conexión de los pasajeros y atletas por el rol de hub que desempeñan. Los aeropuertos de Brasilia y Guarulhos en Sao Paulo son centros de conexiones internacionales y domésticas, mientras que Congonhas es todavía sede del puente aéreo con Río de Janeiro (SDU).
Para los días de los Juegos, se han agregado 100 vuelos adicionales dentro de Brasil y dependiendo de la evolución de la demanda durante agosto y septiembre, el total de vuelos extra podría alcanzar hasta 300 al interior de Brasil.
Considerando que el foco está en garantizar la puntualidad de los vuelos, gran parte de las acciones elaboradas por LATAM se darán en los aeropuertos. Una central especial de control coordinará de manera integrada eventuales contingencias, para mitigar –en la medida de los posible- los impactos y crear soluciones con rapidez a los pasajeros.
Para el check-in de los viajeros se espera una mayor agilidad con mayor dotación de personal y despacho anticipados desde la Villa Olímpica. LATAM asegura que hasta el 15% de las delegaciones deberán embarcar en sus vuelos en Rio de Janeiro. “Ese público tendrá a su disposición, en la Villa Olímpica y Paralímpica, el check-in anticipado y el despacho de equipaje con identificación especial. Se beneficiarán con la medida hasta 995 miembros de la delegación brasileña, por ejemplo”, dice la compañía.
En los aeropuertos habrá cuidado especial para los viajeros paralímpicos, en el traslado, embarque y desembarque, siempre considerando que estos se realizarán en forma masiva y concentrada. Por lo mismo, se espera una simplificación del servicio a bordo, del acceso a los aviones y mayor agilidad en los procesos, así como en la gestión de equipajes.
Pensando en la asistencia, LATAM dispondrá de una guía del pasajero en los tres idiomas oficiales de la compañía (portugués, español e inglés) con información de los servicios ofrecidos en los aeropuertos. En el caso de contingencias, se suministrará una tarjeta de crédito individual a los afectados para cubrir costos de alimentación y hospedaje. “El objetivo es garantizar la agilidad en la asistencia y libertad de elección para cada pasajero afectado”, afirma la línea aérea.
Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Río 2016 serán una oportunidad exclusiva que tendrá LATAM para posicionar su nueva identidad y poder conseguir trasmitir parte del concepto de aerolínea única embajadora de Latinoamérica que quiere ser. Dado que todavía existe camino importante por recorrer, considerando que la implementación de la nueva identidad recién comienza y todavía persisten diferencias significativas entre las distintas aerolíneas del grupo, brindar una experiencia segura, puntual y simplificada a viajeros y delegaciones resulta fundamental.
Fuente: En vivo desde SCL
Acerca de Gustavo Galeano (1078 Artículos)
Responsable de Contenidos en Aeronáutica Paraguay / Aficionado a la aviación desde pequeño / Redactor amateur / CM / Profesional de Marketing / Hijo / Novio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: