Aviación comercial internacional

FlyBondi sería la primera low cost argentina

Bajo el nuevo escenario que vive la aviación argentina tras el cambio de gobierno, surge otro nombre de una posible nueva aerolínea en ese país que se une a las intenciones de otros grupos aeronáuticos. Se trata de FlyBondi, un proyecto dado a conocer el 30 de septiembre y que busca crear la primera línea de ultra bajo costo y tarifas bajas de ese país (ULCC, por sus siglas en inglés).

*Con información de En vivo desde SCL y Aviacionline

Bajo el nuevo escenario que vive la aviación argentina tras el cambio de gobierno, surge otro nombre de una posible nueva aerolínea en ese país que se une a las intenciones de otros grupos aeronáuticos. Se trata de FlyBondi, un proyecto dado a conocer el 30 de septiembre y que busca crear la primera línea de ultra bajo costo y tarifas bajas de ese país (ULCC, por sus siglas en inglés).

Según AirTransport World, uno de los medios más especializados de la aviación comercial en Norteamérica, la posible nueva aerolínea “ha completado una ronda de capitalización en el mes de agosto” teniendo como participantes del proyecto a personas Michael Cawey, miembro de la junta directiva de Ryanair, Montie Brewer, ex CEO de Air Canada y el fundador de British Airways CityFlyer Express, Robert Wright, más inversionistas argentinos como Gastón Parisier, sumándose también el ex fundador de la compañía regional suiza FlyBaboo.

Si bien se asegura contar con una capitalización inicial, se está buscando otros US$ 75 millones para asegurar una viabilidad del proyecto y comenzar el inicio de operaciones lo más pronto posible, teniendo como fecha de inicio el año 2017.

Considerando la realidad económica y demográfica de Argentina, las operaciones de FlyBondi estarían basadas en Buenos Aires. Desde allí, se atenderían diversos destinos domésticos e internacionales, con el cono sur como principal mercado a explotar, ya que por su cercanía favorece la maximización en el uso de la flota. En vuelos internacionales, países vecinos como Brasil (principal mercado internacional trasandino), Chile, Paraguay y Uruguay, emergen como eventuales primeros candidatos para recibir los vuelos esta futura aerolínea, pudiendo incluirse también, Perú o Bolivia.

En el 2017 planean operar a doce destinos desde Buenos Aires (aeropuerto a confirmar): Puerto Iguazú, Córdoba, Bariloche, Mendoza, Resistencia, Salta, Neuquén, Tucumán, Ushuaia, El Calafate, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos.

Para el año 2021 esperan llegar a 40 destinos en Argentina y 34 regionales, transportando 8 millones de pasajeros al año con una flota de 25 aeronaves.

Así también destacan que tienen captados 75 millones de dólares de diferentes inversores, y se contratarían entre 1.000 y 1.500 personas, que generarían además 20.000 nuevos puestos indirectos.

En las próximas semanas la compañía haría su presentación formal ante la ANAC, así que esto va tomando cada vez más forma.

El proyecto contempla una flota basada en aviones Airbus A320 o Boeing 737-800, actualmente en proceso de definición. Una vez que se determinado el modelo de avión, las intenciones están en incrementar el número de unidades llegando hasta las 30 aeronaves en los primeros cinco años, periodo en el cual se busca desarrollar red de rutas suficiente y generar la masa crítica de pasajeros que permita dar sustento a la operación. El objetivo es poder transportar alrededor de 8 millones de pasajeros en ese periodo.

A fecha de hoy, la empresa ya figura inscrita en argentina. Habría sido constituida bajo el nombre de FlyBondi S.A. en la escritura con fecha 24 de junio de 2016 por Richard Guy Gluzman y Gastón Parisier. Según se detalla, la sociedad tiene como objetivos “realizar por cuenta propia, de terceros, asociada a terceros, en el país o en el extranjero, las siguientes actividades: (a) operaciones relativas a aeronaves y a la industria aeronáutica…b) transporte aéreo: explotación de servicios de carácter interno e internacional regular y no regular, ejercitándola en el transporte aéreo de pasajeros, de equipaje, de mercancías, de valores, de carga general y postal, taxi aéreo, representación, comisión o mandato de empresas dedicadas a la actividad aeronáutica en general, servicios de publicidad, de catering y realización de todo tipo de trabajos aéreos…”, entre otros.

La llegada de una compañía del tipo LCC o ULCC a Argentina, como la que pretende ser FlyBondi no deja de sorprender, ya que el país continúa siendo un mercado atípico para este modelo de negocio, al menos en su concepto más puro. Entre las características que limitan la explotación de este modelo están la falta de libertades en aviación, una relación burocrática compleja, las relaciones gremiales y el peso de estas en la toma de decisiones, por la alta capacidad de presión y acción que tienen las organización en el ámbito político. Además, están los aspectos relacionados con la fijación de tarifas, el monopolio de algunos servicios aeronáuticos, altas tasas y falta de infraestructura aeroportuaria.

El Presidente Mauricio Macri se ha propuesto revertir esta realidad a través de una mayor transparencia en la gestión, garantías de igualdad de condiciones de competencia para todos los operadores, desarrollo de nuevas rutas aéreas e inversiones en infraestructura en los aeropuertos, destacando la construcción de nuevas pistas, instalación de sistemas de aproximación de precisión ILS, cintas de equipaje en terminales y habilitación de más estacionamientos de aeronaves. La intención es que las aerolíneas cuenten con herramientas necesarias para que puedan desarrollarse y con esto, generar beneficios socioeconómicos que apoyen la recuperación del país. Una de las metas de su gobierno es que Argentina pueda duplicar el actual número de pasajeros que utiliza el avión como medio de transporte.

Hasta ahora, Argentina no conoce un mercado aéreo del tipo LCC propio. Sólo ha tenido aproximaciones a este a través de los vuelos internacionales, primero con la brasilera GOL y más recientemente con la penetración de la chilena Sky. FlyBondi sería el primer proyecto de estas características, considerando que no hay detalles adicionales de las supuestas intenciones de una compañía vinculada a Irelandia Aviation.

Bondi es la expresión coloquial argentina para referirse a los buses urbanos o a los colectivos. Por lo mismo, el nombre de FlyBondi es más que apropiado y muestra uno de los objetivos que persigue esta nueva aerolínea: hacer que los pasajeros que actualmente viajan en bus se pasen en avión. Para conseguirlo, apuesta a una reducción en el precio de los pasajes a través de la maximización de los ingresos por servicios complementarios (ancillary revenues) siguiendo lineamientos de otras empresas aéreas de estas características.

Para el año 2021 esperan llegar a 40 destinos en Argentina y 34 regionales, transportando 8 millones de pasajeros al año con una flota de 25 aeronaves.

Así también destacan que tienen captados 75 millones de dólares de diferentes inversores, y se contratarían entre 1.000 y 1.500 personas, que generarían además 20.000 nuevos puestos indirectos.

En las próximas semanas la compañía haría su presentación formal ante la ANAC, así que esto va tomando cada vez más forma.

De concretarse y tener éxito, FlyBondi podría generar un efecto positivo en el mercado aéreo transandino e internacional por un descenso de los pasajes aéreos, la mayor competencia a nivel doméstico e internacional y un crecimiento significativo en el número de pasajeros.

Infografía

Infografia Destinos Flybondi

1 comment on “FlyBondi sería la primera low cost argentina

  1. federico portillo

    como puedo comprar pasajes asu bs as?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: