A 38 años de la desaparición del vuelo 967 de Varig

Era el 30 de enero 1979, cuando el Boeing 707 de carga de Varig, matriculado como PP-VLU, despegaba en la noche, alrededor de las 20:20 hs. desde el aeropuerto de Narita, en Tokio, en dirección a Río de Janeiro. Como de costumbre, todos los controles se habían realizado, revisando que todo fuera perfecto con la aeronave.

En el interior del Boeing 707-323C, cubriendo el vuelo RG 967, había algunas valiosas obras de arte del pintor Manabu Mabe, valoradas en varios millones de dólares, además de otras cargas comunes. Tal como estaba previsto la aeronave contactó con la torre de control 22 minutos después del despegue. Al parecer todo iba bien, porque el piloto no informó de ningún problema con el avión o con el tiempo. Pero pocos sabían que ese sería el último contacto realizado por dicho Boeing 707.

El próximo contacto, que se debía hacer sobre las nueve y veinte de la noche, nunca se llevó a cabo y el avión desapareció completamente del radar, nadie sabía dónde estaba volando el carguero. Horas después de la desaparición del vuelo, las autoridades enviaron aviones y barcos en busca del jet desaparecido, pero no encontraron restos o señales después de días de inspección. Eso sembró la gran duda de dónde estaba la inmensa aeronave.

Pocos creían que el avión había sufrido un problema, porque en caso contrario el piloto hubiera contactado advirtiendo a las autoridades, pero esto no se hizo. Y la causa más probable de la desaparición sin previo aviso fue que el avión había explotado o se había desintegrado en el aire, pero como resultado de esas dos hipótesis tendrían que existir escombros esparcidos por kilómetros en el océano, pero no se encontró nada.

Entonces, ¿Qué pasó con el vuelo 967 de Tokio a Río?

Algunos creen que los rusos derribaron el avión, otros que la tripulación se desmayó debido a una despresurización y que el avión voló durante horas hasta caer en algún lugar del mundo, otros dicen que fue secuestrado y las obras fueron robadas, pero hasta ahora no aparecieron evidencias. Otros más extremistas argumentan que fue secuestrado por extraterrestres o entró en un portal a otra dimensión.

Sin embargo, ninguna de estas posibilidades puede ser probada, porque ese avión enorme, con sus seis tripulantes, hasta nuestros días permanece desaparecido. Y nadie puede explicar como una aeronave de ese tamaño simplemente desapareció sin dejar rastro, creando el mayor misterio de la aviación moderna y dejando un manto de dudas para toda la humanidad.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines caído en marzo de 2014 presumíblemente en el Océano Índico operado con un Boeing 777-200, el cual hasta el momento no fue hallado, es también otro de los grandes enigmas de la historia de la aviación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: