El A400M le cuesta otros 2.200 millones de euros a Airbus

Airbus ha tenido que provisionar otros 2.200 millones de euros para el programa A400M para el que reconocen avances, pero no al ritmo esperado.

Por Luis Calvo

Airbus Group ha anunciado sus resultados económicos de 2016 donde destaca la importantísima caída de sus beneficios netos de 2.696 millones de euros a tan solo 995 millones, un 63 por ciento menos.

Airbus Group aumentó su facturación en el año 2016 un 3 por ciento respecto a 2015, alcanzando los 66.581 millones de euros, de los que 11.102 millones correspondieron al área de Defensa, un 4 por ciento menos de los 11.512 millones facturados en 2015. Los pedidos recibidos en el año suponen 134.480 millones de euros, un 15 por ciento menos que los de 2015, cifra en gran parte debida al descenso del número de aviones comerciales vendidos por Airbus. Con todo, su cartera de pedidos aumentó un 5 por ciento hasta los 1.060.447 millones de euros, de los que 39.811 millones eran del área de Defensa.

Por divisiones, Aviones Comerciales (la Airbus de toda la vida), tuvo unos ingresos de 49.237 millones de euros, un 7 por ciento más que en 2015. Airbus Helicopters de 6.652 millones, un 2 por ciento menos; Airbus Defence and Space de 11.5854 millones, un 9 por ciento menos; y como siempre, sedes centrales y eliminaciones tuvo un resultado negativo, este año de 1.162 millones de euros.

Los pedidos recibidos por cada una de estas divisiones alcanzaron los 114.938 millones en el caso de Aviones Comerciales, 6.057 millones en Airbus Helicopters; 15.393 millones en Airbus Defence and Space.

Las carteras de pedidos suman 1.010.200 millones para Aviones Comerciales; 11.269 millones para Airbus Helicopters; y 41.499 millones para Defence and Space.

Respecto a los ajustes económicos en 2016 desde Airbus Group señalan:

Un cargo neto total de 2.210 millones de euros relacionado con el programa A400M.

Un efecto negativo de 930 millones de euros relacionado con el desajuste de pagos en dólares previos a la entrega y la revaluación del balance.

Una provisión de 182 millones de euros relacionada con los programas de reestructuración y transformación (despidos como consecuencia de los cambios en la compañía con la integración de las diferentes divisiones).

Un cargo neto de 33 millones de euros relacionado con ajustes de cartera en Aviones Comerciales y en Defence and Space.

Una plusvalía neta de 1.175 millones de euros relacionada con la creación de la fase 2 de la joint venture Airbus Safran Launchers.

Un cargo de 385 millones de euros en el programa A350.

Una plusvalía neta de 868 de euros relacionada con la venta de acciones de Dassault Aviation y un ajuste a precio de mercado de las acciones restantes.

De los programas de la empresa, el A400M ha sido el que más quebraderos de cabeza ha seguido dando con la entrega de 17 aviones en 2016. De hecho, el comunicado oficial sobre los resultados comienza con una declaración de Tom Enders, consejero delegado de Airbus Group al respecto: “Hemos cumplido los compromisos que asumimos hace un año y hemos logrado nuestras previsiones y objetivos, con una excepción, el A400M, pues en 2016 tuvimos que realizar otro cargo significativo por un total de 2.200 millones de euros. La eliminación de riesgos del programa y el fortalecimiento de su ejecución son nuestras prioridades máximas para este avión en 2017”.

Enders también señala que: “”Registramos una ratio neta de pedidos a ingresos (book-to-bill) superior a uno, en un ejercicio en el que efectuamos más entregas de aviones comerciales que nunca en el pasado. La cartera de pedidos récord está respaldando los planes de aumento de la cadencia de producción y nuestro rendimiento en 2016 demuestra que podemos cumplirlos. Conseguimos gestionar con éxito el aumento de la cadencia de producción de los programas de aviones de pasillo único y del A350, al tiempo que realizábamos la transición a la versión más eficiente del A320. Nuestro comportamiento comercial en helicópteros fue bueno pese a un entorno de mercado difícil, y continuamos reforzando y reconfigurando la cartera de defensa y espacio. Estamos tomando medidas adicionales para incrementar la eficiencia por medio del proyecto de integración, mientras que nuestra competitividad mejorará más con las inversiones en transformación digital. En conjunto, los progresos que realizamos el año pasado nos dan la confianza de que tenemos los elementos básicos para que se materialice nuestro potencial de crecimiento de los beneficios y del flujo de caja“.

Los ingresos de Aviones Comerciales aumentaron un 7 por ciento, reflejando la cifra récord de entregas de 688 aviones (2015: 635 aviones) y la repercusión favorable de los tipos de cambio. Pese al mayor número de entregas, de 418 unidades (2015: 395 unidades), los ingresos de Airbus Helicopters se vieron mermados por una mezcla de entregas desfavorable y menos horas de vuelos comerciales en servicios así como el accidente del H225 en Noruega y algunos costes de campañas. Los ingresos de Airbus Defence and Space retrocedieron un 9 por ciento, reflejando el efecto negativo de la reconfiguración de la cartera de unos 1.000 millones de euros, pero se mantuvieron estables en general.

Enders se ha mostrado muy optimista sobre las previsiones para la compañía en 2017 y sobre la división Defence and Space destacó el buen comportamiento de la división de satélites, y mostró su frustración con en A400M ya que pese a los avances logrados en el aumento de las capacidades militares, se han encontrado problemas y se ha avanzado más despacio de lo esperado, y ha señalado que ya se han modificado más de la mitad de los aviones en servicio tras el último problema de los motores. También ha recordado el complicado mercado del avión, de las penalizaciones por los retrasos pero se ha mostrado de nuevo optimista señalando que tienen en el programa a los mejores de todas las divisiones para buscar soluciones, aunque tendrán que volver a hablar con los clientes. “No estamos en 2010” en relación a la situación del A400M ese año, remarcó. Recordó varias veces la complejidad del A400M: “es mayor que la del A350 o la del A380 por sus capacidades militares”, y como no han sido capaces de cumplir con los compromisos de los contratos con los clientes.

Fabrice Bregier, por su parte, sobre el A380 señalo que con la reducción de la cadencia de producción a un avión al mes están ajustando todos los costes para mantener el break even del programa, pero se mostró optimista con el crecimiento del tráfico aéreo y que esto suponga una mayor demanda para el modelo.

También se ha quejado de Boeing. Una compañía que con sus ingresos militares financia los aviones comerciales, mientras que en Airbus no quieren financiar los militares con los civiles “necesitamos un campo de juego nivelado”.

Preguntados por el Brexit, Enders recordó los negocios de Airbus en Reino Unido, y el hecho que todavía no se sabe cómo y qué va a ocurrir y así es complicado hacer previsiones, para Airbus y para cualquier empresa.

Respecto a las posibles repercusiones para Sevilla por los problemas del A400M, Bregier destacó el fabuloso trabajo de los equipos españoles en 2016 en Sevilla para solucionar los problemas.

Preguntado por Fly News sobre el futuro de los aviones de transporte militar ligeros y medios, Enders recordó la venta a Canadá de 16 C295 y que con el continuo trabajo en el desarrollo de nuevas variantes tendremos C295 para largo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: