Viajar solo con equipaje de mano: algunos trucos y demás curiosidades

Pese a que hacer la maleta suele ser sinónimo de vacaciones, a muchos nos supone un quebradero de cabeza. Si, además, vamos a viajar con una aerolínea de bajo coste, la cosa se complica aún más. Las medidas y el peso de la maleta suelen estar más restringidos, y no siempre se nos permite llevar una bolsa de mano.

Si se tiene pensado facturar equipaje, la situación mejora exponencialmente pero si no, tendremos que exprimir al máximo la capacidad de la maleta de cabina.

En suma, deberemos batallar con las medidas, las normas de seguridad y, por supuesto, con que en el interior de nuestra maleta quepa todo lo preciso para el viaje ¡sin pasarnos de peso!. Aprovechar el espacio al máximo para que todo, absolutamente todo, quepa en nuestro reducido equipaje es un don que no todas las personas tienen. Si eres de los que no lo tienen, aquí tienes unos cuantos consejos:

●  Coloca los zapatos en el fondo de la maleta. Aprovecha, además, el interior de estos para guardar calcetines u otros objetos pequeños.

●  No dobles las camisetas a la vieja usanza: enróllalas como pergaminos. Así abultarán menos y conseguirás liberar espacio. De todas maneras, vigila con no sobrepasar el peso estipulado por la aerolínea.

●  Aprovecha las fundas de las gafas si van vacías. Ahí puedes llevar el cargador del móvil, los auriculares, etc.

Por cierto, no caigas en el error de emplear el cotizado espacio de la maleta de mano para llevar comida, salvo que sean unas lonchas de buen jamón —lo entendemos. Hay personas que han intentado viajar con una pata de jamón con todas las letras en su equipaje de mano y, por supuesto, se la han requisado.

Más disparatado si cabe fue el caso del cráneo y dientes humanos hallados en el interior de una maleta en Florida. Sin dejar de mencionar la tortuga que intentó viajar camuflada dentro de una hamburguesa.

Por último, mientras te las ingenias para meter todo lo necesario para tu viaje, asegúrate de respetar las normas de seguridad. Toma nota: no puedes llevar objetos afilados, ni siquiera cuchillas de afeitar, velas de gel, elementos inflamables, nada de mecheros y, por supuesto, las armas de fuego están prohibidas. Si profundizamos un poco más, veremos que la lista de objetos que se consideran peligrosos puede ampliarse hasta los aparentemente inofensivos palos de selfie, trípodes y bastones para ayudarnos a caminar.

¡Enhorabuena! Ya tienes tu maleta lista y un viaje por delante. Acomódate en tu asiento y disfruta del vuelo sin pensar en si podrías haber metido también aquello…

Acerca de Gustavo Galeano (497 Artículos)
Profesional de Marketing. Content Manager en Aeronáutica Paraguay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: