Latam comienza hoy nueva era en Chile con precios más bajos

Haciendo frente a los cambios de la demanda de los pasajeros a nivel global y del aumento de costos que la industria aérea ha tenido que enfrentar -pese a las eficiencias conseguidas-, LATAM Airlines presenta su nuevo modelo de negocios para rutas domésticas.

Por Ricardo Delpiano vía En vivo desde SCL

Se trata de un nuevo esquema tarifario que desde el 20 de mayo, comenzará a implementarse en los mercados domésticos donde opera la compañía, comenzando por Chile. El nuevo modelo de viajes es una evolución del actual (calificado como híbrido o mixto en el espectro de las líneas aéreas) y consiste en una estructura tarifaria conformada por tres tipos de precios permanentes más uno específico que aparecerá sólo en ciertas fechas, además de un fuerte uso de los servicios adicionales (ancillary revenues).

LATAM indica que “cada tarifa ofrecerá opciones según el tipo de viaje de cada pasajero, incluyendo o no servicios como transporte de equipaje en bodega, reservar el asiento con anticipación, acumulación de kilómetros LATAM Pass, flexibilidad de cambios entre otros servicios”.

A través de un mayor uso de los servicios que el pasajero podrá agregar según sus necesidades, la compañía promete vuelos domésticos entre un 20% y 40% más económicos durante todo el año. En Chile, esto le permitirá capturar un 50% de personas en los próximos tres años lo que se traducirá en más de 3,5 millones de nuevos pasajeros, un millón anual. Por lo mismo, se considera que el cambio o profundización del modelo de negocios doméstico de LATAM representará otra “revolución en el transporte aéreo chileno”, la tercera desde la primera transformación en 2007 y del cambio realizado por Sky.

“Hace 10 años, fuimos los primeros en masificar el avión en Chile”, dice José Luis Rodríguez, gerente general de LATAM Airlines Chile. “Escuchamos a nuestros pasajeros y entendimos que valoran pagar sólo por los servicios que utilizan y nos esforzamos para ofrecer una experiencia de viaje hecha a la medida con más flexibilidad pero manteniendo nuestro sello diferenciador: la más amplia red de destinos en la región y nuestro estándar de calidad y servicio reconocido a nivel mundial”.

La nueva estructura para la venta de pasajes considera cuatro tipos de precios orientados según las necesidades de los viajeros:

  • Tarifa TOP: Es el precio pensado para viajeros que demandan mayor flexibilidad en sus viajes, principalmente orientado al segmento corporativo o a la persona que simplemente está dispuesta a pagar por tener todos los servicios que tradicionalmente ofrece una aerolínea y acomodarlos a sus necesidades. Considera una pieza de equipaje de mano, un equipaje en bodega de 23 Kg., selección de asientos, uso de asiento preferente sin costo, cambios sin costos, devoluciones, acumulación de kilómetros LATAM Pass.

  • Tarifa PLUS: Se la compara con la tarifa más tradicional de las líneas aéreas, en la que se incluyen casi todos los servicios pero en otros, pueden existir costos extras. Contempla equipaje de mano, un equipaje en bodega de 23 Kg., selección de asientos y acumulación de kilómetros LATAM Pass. Los costos extras asociados se aplican a la selección del asiento preferente, cambios y devoluciones siempre y cuando se realicen hasta tres horas antes del vuelo.

  • Tarifa LIGHT: Orientada para el pasajero turista que no siempre utiliza todos los servicios. Incluye, una pieza de equipaje de mano, un equipaje en bodega desde un valor de 9.990 CLP y acumulación de kilómetros LATAM Pass. Mediante el pago extra, el pasajero podrá seleccionar asientos, independiente si sean preferentes o no. No considera cambios en la fecha de viaje ni devoluciones.

  • Tarifa PROMO: Es una tarifa especial ultra económica que no estará disponible siempre. LATAM lanzará en fechas específicas este precio orientados para viajes de rápida planificación y que no demanden gran uso de servicios como equipaje en bodega, por ejemplo. Básicamente, incluye sólo el derecho a volar con un equipaje de mano y la posibilidad de despachar una maleta en bodega.

“Hoy día los chilenos tienen la suerte de volar dentro de Chile mucho más que cualquier otro país de la región. Nosotros duplicamos la cantidad de viajes por habitante”, agrega Rodríguez, indicando que en el mundo existen oportunidades para seguir creciendo. Como ejemplo, menciona el trabajo que otras líneas aéreas en el mundo han realizado que a través del factor precio han conseguido impulsar los viajes en su país. “No hay magia.”

En los últimos 10 años, el modelo de LATAM ha conseguido reducir el precio de los pasajes aéreos en Chile en un 40%, sin que en ese entonces existiese otra aerolínea que funcionase con un esquema de incentivos como ocurre actualmente con Sky y con el futuro ingreso de JetSmart, al mercado. La compañía proyecta que con su nuevo modelo de negocios los precios podrían descender aún más. A modo de ejemplo una tarifa estándar actual equivalente a la nueva “Light” en un tramo Santiago – La Serena – Santiago se reducirá en un 28%, en el caso de una ruta redonda Santiago – Iquique, esta podría disminuir hasta en 37%.

Si bien hace un reconocimiento del impacto de la masificación de las compañías de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en Chile y la región, visualiza el cambio del modelo de negocios como una adaptación global dentro de la industria aérea. Buscando marcar la diferencia con este tipo de aerolíneas, LATAM contempla viajes redondos (ida y vuelta) y no por tramos como las LCC, bonificación en la acumulación de kilometraje (en los casos que aplica), publicación de precios finales con impuestos incluidos, mayor oferta de servicios adicionales como entretenimiento a bordo gratuito en equipos personales (LATAM Entertainment) y una oferta digital completa que con la cual el usuario podrá interactuar.

LATAM asegura que con una mayor cantidad de ofertas y servicios, el objetivo es apuntar a todo tipo de pasajeros independiente si viajan por turismo, por negocios o si es un viajero que disfruta de los lujos. La idea es mantener la fidelidad de los clientes y por lo mismo contempla que clientes LATAM Pass categoría Black Signature, Black y Platinum, mantendrán sus beneficios de equipaje en bodega, selección de asientos, derecho a asiento preferente y cambios sin costos en todas las tarifas.

Considerando además, que los nuevos precios estarán presentes sólo en vuelos domésticos, LATAM mantendrá la equivalencia del servicio en el caso de que un pasajero realice un viaje internacional y su ticket incluya tramos nacionales. Según explica la compañía, ese pasajero “será protegido” por su tarifa internacional y no deberá cancelar servicios adicionales como despacho de equipaje en bodega. Lo mismo ocurrirá con los viajeros que hayan adquirido pasajes antes del 20 de mayo con la estructura antigua. Aclara que si un viajero de ruta internacional decide realizar en forma posterior e independiente un tramo doméstico, si deberá estar sujeto al nuevo cambio.

Como todo modelo que considera un fuerte uso de servicios complementarios y estímulos a la demanda, la clave para el viajero está en la planificación y en conocer sus gustos para así poder conseguir los precios más bajos y los servicios adicionales que requieran. Si el pasajero realiza una reserva y posteriormente decide agregar productos que no están considerados, puede efectuarlos mediante el pago extra asociado.

Para tal efecto, LATAM provee herramientas como la aplicación para teléfonos móviles inteligentes y el sitio web, a través de los cuales los pasajeros podrán “en todo momento y lugar” administrar su viaje independiente de la tarifa. “El mes pasado, la compañía renovó su aplicación móvil LATAM Airlines, permitiendo comprar pasajes, además de revisar el estado de vuelo, realizar el check-in, elegir el asiento favorito, incorporar equipaje adicional en la reserva, y abordar el avión sin necesidad de imprimir una tarjeta de embarque”, señala la aerolínea.

Con el cambio de su estructura tarifaria, LATAM considera no sólo más pasajeros en el sistema aeronáutico sino un mecanismo adicional que permita generar ingresos y fortalezas para avanzar hacia la creación de un negocio sostenible en el futuro y permita compensar el incremento de los costos del último tiempo, tanto en Chile como en otros mercados. Adicionalmente, contempla que la mayor cantidad de pasajeros transportados se traducirá en mayores beneficios para el país, por un aumento de la actividad turística, generación de empleos, dinamismo económico, conectividad y también, mayores beneficios fiscales los que no justificarían los altos impuestos que los pasajeros pagan al día de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: