Archivos mensuales: junio 2017

Norwegian va tras Level y ya vuela desde Barcelona a EE.UU.

Por Gustavo Galeano

Norwegian ya opera dos veces por semana desde España hacia LAX en California, y serán tres por semana desde el 22 de agosto.

Desde el 6 de junio, el aeropuerto Newark que sirve al área de Nueva York será el segundo de Estados Unidos, también con dos frecuencias semanales (serán cuatro desde el 22 de agosto) que recibirá vuelos de largo recorrido de Norwegian desde la capital catalana.

norwegian-inauguracion-vuelo-barcelona-eeuu-los-angeles-boeing-787

Corte de cinta en El Prat previo a la partida del primer vuelo a LAX. 

 

El aeropuerto de Oakland en el área de San Francisco tendrá vuelos desde Barcelona arrancando el 7 de junio con la misma cantidad de frecuencias. Finalmente, la soleada ciudad de Fort Lauderdale en Florida, será la cuarta y última, al menos por ahora, en los Estados Unidos, comenzando con dos por semana y llevándola hasta cuatro en octubre.

La compañía ofrece pasajes desde 149 euros por tramo, valores un poco por debajo que los precios introductorios de Level.

En total serán 255.000 plazas la que la low cost noruega ofrezca entre Barcelona y Estados Unidos y regreso hasta el final de la temporada de invierno 2017/18.

461022

En Barcelona

La red de rutas de Norwegian llega a 27 destinos: 4 domésticos, 18 europeos, uno en Medio Oriente y las 4 a inaugurarse en Estados Unidos, para los que usa 7 Boeing 737-300, además de los 787-8 que comienza a incorporar para Norteamérica. La noruega es la cuarta aerolínea con mayor volumen de pasajeros en el aeropuerto El Prat, habiendo transportado 1,54 millones en 2016.

En los últimos años Norwegian ha incrementado significativamente su red de largo alcance al apostar por el modelo low cost en esa categoría. Actualmente ofrece 51 rutas non-stop entre Europa y Estados Unidos, operando desde Barcelona, Belfast, Bergen, Copenhague, Cork, Dublín, Edimburgo, Estocolmo, Londres, Oslo, París y Shannon, y próximamente lo hará también desde Roma, Italia.

Como lo dijimos el pasado sábado al publicar sobre Level, la carrera por el bajo costo transatlántico llegó a España para quedarse.

Presidente Trump quiere privatizar control de tráfico aéreo

El presidente Donald Trump se reunió con directivos de las principales aerolíneas de Estados Unidos para conversar acerca de la creación una empresa no lucrativa para gestionar el Control de Tráfico Aéreo del gran país del norte, algo por lo que estas líneas aéreas ya llevaban mucho tiempo haciendo lobby.

Trump-privatización-ATC-USA-450x311

Presidente Donald Trump firmando la intención de cesión del CTA al sector privado. 

El objetivo es que la nueva entidad que surja sea autónoma y auto suficiente en cuanto a recursos.

La medida de privatizar el ATC estadounidense ya se contemplaba en los presupuestos nacionales para este año. En 2016 el sindicato de controladores se mostró a favor de esta privatización siempre y cuando los controladores mantuviesen sus beneficios, salarios y representación sindical. Sin embargo, desde el sindicato Professional Aviation Safety Specialists, AFL-CIO, que representa a unos 11.000 trabajadores de la FAA se ha criticado esta operación: “Privatizar el sistema de aviación más grande y complejo del mundo es un paso arriesgado e innecesario en este punto clave de su modernización. Se están haciendo progresos verdaderos a través de los programas Next Generation Air Transportation System (NextGen). Romper el sistema para establecer un monopolio quitará el foco de los sustanciales progresos ya realizados. Esto ralentizaría las mejoras y posiblemente comprometería la seguridad para arreglar un sistema que no está roto”.

Y esta no es la única voz en contra al mismo tiempo que se producía la reunión en la Casa Blanca. Numerosos profesionales, analistas y especialistas en control aéreo y transporte aéreo se muestran en contra de esta posible privatización, poniendo en duda la capacidad de las aerolíneas de poder gestionar más de 300 centros de control, con más de 30.000 empleados a la vista de los problemas que las aerolíneas muestran cada poco tiempo, con caídas de sus sistemas, aviones que quedan abandonados durante horas en las plataformas de los aeropuertos, con sus pasajeros a bordo (tantos que se ha tenido que elaborarse un protocolo para estos incidentes; y sin olvidar como tratan a sus clientes; cuestionándose “si están listos para manejar complejas modernizaciones tecnológicas”.

air-traffic

Recreación del espacio aéreo estadounidense en tiempo real.

La mano derecha de Trump en estos asuntos, Elaine Chao, dijo que el espacio aéreo de Estados Unidos sigue siendo el más seguro del mundo, pero está manejado de forma ineficiente. Billones y billones de dólares del dinero de los contribuyentes se gastan en ATC, 7 billones bajo la administracion Obama, y otros 50 billones en los últimos 40 años para modernizarlo y no es mucho lo que se ha logrado.

Se dijo además que la nueva entidad será supervisada por un comité de 13 miembros que incluirá a responsables de la industria aérea, sindicatos, aviación general, aeropuertos y otras partes interesadas.

También se ha criticado la cesión gratuita de un activo público clave a las aerolíneas, que así podrán obtener nuevos beneficios económicos de los pasajeros.

Existen referencias de otros países que tomaron el mismo rumbo, como Canadá y Australia, con mejor y más moderna tecnología y gestionando hasta un 50% más de tráfico.

¿Gafas para conocer el estado de ánimo de pasajeros? Si, así es

Microsoft lleva tiempo avanzando en el campo de la realidad mixta, la cual se basa en gafas que despliegan información e imágenes sobre el cristal transparente que permite ver el entorno real.

HoloLens es el nombre de las gafas de Microsoft que permiten acceder al mundo aumentado y virtual combinados, una tecnología cuyo empleo mayormente está destinado a la educación, industria, etc.

Ahora la aerolínea neozelandesa Air New Zealand está probando un nuevo uso para las HoloLens a bordo de sus vuelos.

La idea es que las HoloLens aporten información a la tripulación acerca de sus clientes a través de un reconocimiento facial. Con la información personalizada que faciliten las gafas podrán asesorar a los usuarios acerca de vuelos disponibles, horarios, destino, alergias e incluso el tiempo que ha transcurrido desde que recibieron la última bebida.

El software en las gafas también permite detectar el estado de ánimo de los pasajeros, el cual es indicado al personal de la aerolínea mediante señales audibles y visuales.

Este nuevo paso hacia el futuro de Air New Zealand es uno más de los tantos que están dando diversas compañías alrededor del mundo.

Es posible también mencionar el caso de la aerolínea Japan Airlines, la cual se encuentra desarrollando sistemas de realidad mixta para capacitar al personal de mantenimiento de las aeronaves mediante imágenes de motores y sus piezas. Otras pruebas tienen que ver con la utilización de las HoloLens en la mismísima cabina de mando de un jet de pasajeros.

*Con información de El Sol online