Archivos mensuales: agosto 2017

Delta conectará a Nueva York con Nigeria

A través de un comunicado, la aerolínea con sede en Atlanta señaló que este nuevo servicio se suma a aquellos que la aerolínea ya ofrece desde JFK hacia Dakar (Senegal) y Acra (Ghana), y que además complementa su oferta de vuelos transatlánticos hacia Lisboa, Berlín y Glasgow, rutas que iniciaron durante la primavera de este año.

“JFK es una de las puertas de entrada al mundo para Delta, y estamos orgullosos de continuar creciendo y refinando nuestra red para atender a nuestros más de 27 millones de usuarios que movilizamos en Nueva York cada año”, señaló Henry Kuykendall, Vicepresidente de Delta en Nueva York.

Éste será el cuarto destino africano cubierto por Delta –además de los ya mencionados y Johannesburgo, Sudáfrica–, y llegará justo en el décimo aniversario de operaciones de la aerolínea estadounidense en ese continente.

Por su parte, Dwight James, vicepresidente senior de servicios transatlánticos de Delta, apuntó que Nigeria es pilar de su red africana y un mercado estratégicamente importante de cara a la próxima década.

La ruta será operada mediante equipos Airbus A330-200 con 34 asientos de la suite Delta One –privados, con acceso directo al pasillo y completamente reclinables–, así como 32 en la clase Delta Comfort+ y 168 asientos en cabina principal.

Entre los beneficios a bordo, en todas las cabinas se ofrecerán como cortesía platillos de origen local y preparados por chefs.

El eclipse del siglo en Norteamérica, desde el aire

Para tripulaciones y pasajeros en vuelo, el fenómeno tuvo diferentes matices. Si la aeronave volaba en paralelo a la banda en dirección oeste a este, el eclipse pudo ser apreciado por más de tiempo; y las mismas experimentaron condiciones parecidas a las nocturnas por varias horas, con un efecto visual similar al de una noche con luna brillante. En cambio, si se volaba de este a oeste contra la trayectoria visible el lapso de tiempo fue menor.

Aún con un oscurecimiento del sol al 99%, los efectos en la retina pueden ser como quemaduras que podrían producir daños irreversibles incluso antes de que el observador se percate de ello. Ni lentes de sol, cámaras, binoculares, telescopios u otros instrumentos ópticos ofrecen protección alguna para estos casos.

636360791893708161-XXX-ASTRONOMY-WINNERS

Foto: Alaska Airlines

Los lentes certificados por ISO 12312-2 son los únicos con la debida protección o de manera alterna los vidrios para soldadura con un factor de protección mayor a 14.

El entusiasmo en torno al acontecimiento contagió a la aviación comercial y, por supuesto, a la propia NASA: Southwest programó dos vuelos que cruzaron la trayectoria del eclipse. Alaska Airlines planeó un viaje sólo para invitados que sobrevoló la costa de Oregon, para una primera mirada cuando el eclipse se acercaba a los Estados Unidos.

Solar Eclipse

Foto: Umea 2015

La NASA hizo observaciones científicas del evento con dos jets WB-57F modificados que cazaron el eclipse a lo largo del país. Dos telescopios montados en la nariz de cada jet captaron las imágenes más nítidas de la atmósfera exterior del sol, la corona y las primeras imágenes térmicas de Mercurio. La NASA también coordinó el lanzamiento de 57 globos de gran altitud por alumnos en todo el país, que subieron hasta los 100 mil pies y enviaron imágenes en directo a la internet.

total-solar-eclipse-nasa-research-telescope-jets-swri

Foto: Simulación Nasa

Hubo además arrendamiento de aviones particulares para aficionados, así como aeropuertos de aviación general totalmente colmados para ser partícipes del considerado “Eclipse del siglo”.

El motor Trent XWB 1000 Ten, listo para reemplazar al Trent 1000

El Trent 1000 10 incorpora tecnologías de la XWB Trent y programas de motores avanzados para ofrecer una mejora de empuje y eficiencia, así como contribuir a que el Boeing 787 Dreamliner tenga la mitad de la huella de ruidos de los aviones de la generación anterior.

A principios de este año, el motor Trent 1000 celebró un Hat-trick cuando impulsó el primer vuelo del Boeing 787-10 Dreamliner, así como los vuelos inaugurales del 787-8 y el 787-9. Más recientemente, el Trent 1000 10 protagonizó un vuelo de prueba de 18 horas durante la cual el avión de prueba de 787-8 Dreamliner dibujó una gigante figura del avión a través de los cielos de los Estados Unidos.

Sin embargo, a pesar de estos logros, el predecesor de Trent 1000 10, el modelo Trent 1000 tenía más que unos cuntos problemas. El modelo, que entró en servicio en 2011, experimentó un desgaste prematuro y problemas de corrosión en 2016.

La aerolínea japonesa ANA tuvo que reemplazar las aspas de los motores en 2016. Al mismo tiempo, Thai Airways también tuvo que aterrizar algunos de sus Boeing 787-8 para las reparaciones del motor Trent 1000.

El primer trimestre de 2017 para Rolls-Royce fue marcado por la pérdida significativa de ganancias de £ 2,1 mil millones. A pesar de que las acciones de la compañía lograron rebotar más de 40% en el segundo trimestre, durante en este período las reparaciones para el Trent 1000 costaron casi la mitad de los £59 millones gastados en costos técnicos.

Boeing completa la red de comunicaciones espaciales de la NASA

TDRS-M es el último satélite en la constelación TDRS de la NASA y proporcionará comunicaciones de gran ancho de banda a las naves espaciales en órbita terrestre baja. La red TDRS permite la comunicación continua con la Estación Espacial Internacional, el telescopio espacial Hubble, el sistema de observación de la tierra y otros programas que apoyan los vuelos espaciales humanos.

Este es el sexto satélite TDRS que Boeing construye para la NASA, el primero fue entregado en 2000. Después de alcanzar su órbita final, el satélite se someterá a pruebas y comprobaciones antes de ser declarado operativo.

“Este hito del TDRS-M es otro paso adelante en el compromiso de Boeing de desarrollar tecnologías para apoyar las futuras misiones de NASA cerca de la tierra, luna, Marte y el espacio, y de manera asequible, aprovechando nuestros más de 40 años de asociación con la NASA”, dijo Enrico Attanasio, director ejecutivo del Departamento de Defensa y Programas Civiles de Boeing Satellite Systems.

Boeing ha proporcionado servicios de comunicación espacial a la NASA por más de cuatro décadas y ha sido el único proveedor de satélites de seguimiento y retransmisión de datos de la NASA desde 1995.