Archivos mensuales: enero 2018

¡Matrimonio a bordo del último vuelo de un 747 de Delta!

Por Gustavo Galeano

Ayer miércoles 3 de enero, la estadounidense Delta retiró de su flota al último Boeing 747-400 que aún le quedaba. El pasado 19 de diciembre, el avión en cuestión había hecho su último vuelo regular, pero aún luego se hicieron algunas operaciones chárters y especiales de despedida.

El “Jumbo” con matrícula N674US fue el último en despegar en un vuelo entre el aeropuerto Hartsfield Jackson de Atlanta con destino al desierto de Marana en Arizona, donde será almacenado.

1868649

Una hora después de que el vuelo DL 9771 despegara, Holly, vestida de encajes en color beige y tacones brillosos, caminó por uno de los pasillos de la “reina de los cielos” lleno de pétalos de rosa, para encontrase con su prometido Gene, que la esperaba en la fila 23, lugar donde se llevó a cabo la ceremonia.

636506162440442967-2018-01-03-747-Delta-wedding-3

Finalizado el formalismo, la pareja – que se había conocido hacía 9 años en un vuelo especial a Kuwait a bordo de un Boeing 747 – e invitados, celebraron con champán y cupcakes de chocolate y vainilla.

“Esta es la boda de mis sueños”, dijo Holly. “Estoy en mi lugar favorito en el mundo. Amo este avión. En verdad se siente como un hogar para mi. Me siento muy afortunada de que el 747 estuviera basado en Detroit. Pude volar en él con las mismas tripulaciones y nos volvimos una familia. Siempre ha sido mi avión preferido y Gene lo ama tanto como yo. Somos afortunados de darle una apropiada despedida que quedará en nuestra memoria para siempre”, finalizó la ahora Sra. Holly.

DAL_747_MSP

Foto: Chris Rank, Rank Studios.

Nos conocimos hace nueve años en un 747-400. Desde entonces, volamos juntos el avión alrededor del mundo. Crecimos en el 747, así que esta es la manera correcta de decirle adiós. Para nosotros, es una buena forma de mostrar que cuando una vida termina, otra comienza”, comentó Gene, quien comenzó su vida profesional como piloto en 1977 con la desaparecida Braniff, pasó luego Northwest Airlines y finalmente se convirtió en plantel de Delta tras la fusión.

Luego de United, quien se despidió de los 747 hace unos meses, solo Delta los volaba en los Estados Unidos, pero ya con fechas de jubilación. La icónica aeronave ya solo volará con bandera estadounidense para aerolíneas cargueras, el Air Force One y equipos de la US Air Force.

Latam Airlines inaugura vuelo directo entre Perú y Costa Rica

Por Ricardo Delpiano vía medio aliado En vivo desde SCL

La mayor compañía aérea de la región ingresa así al mercado centroamericano esperando ser un aporte al desarrollo turístico de Costa Rica.

Aprovechando las ventajas que ofrece el hub de Lima, Latam dispondrá de conexiones hacia distintos puntos de la región, alimentando en forma permanente su nueva ruta con un avión de capacidad media. “El vuelo desde Lima a San José tendrá una duración de 3:50 horas y conectará de forma rápida con vuelos provenientes de Santiago, Buenos Aires, Mendoza, Sao Paulo, Rosario, Salta, Tucumán, Córdoba, La Paz, Antofagasta, Santa Cruz, Montevideo y Asunción. A la vuelta, el vuelo desde San José conectará con los mismos destinos”, comenta la compañía.

Con este nuevo servicio, Latam espera acercar y conectar más a Costa Rica con distintos puntos de la región, incrementando el turismo hacia y desde este destino emergente, al menos para los viajeros sudamericanos. Hasta ahora, la capital costarricense era sólo un destino de la red de carga atendido principalmente desde Miami, pero es la primera vez que la compañía lo incluye como parte de su red de pasajeros.

“Esta nueva ruta es una excelente noticia para el turismo y conectividad de Latinoamérica, fortaleciendo nuestra red de destinos única. Costa Rica es un destino reconocido a nivel mundial por su naturaleza y actividades de aire libre, y nuestros pasajeros de toda la región podrán acceder a este destino con conexiones a través de nuestro hub de Lima”, dice Enrique Cueto, CEO de LATAM.

En los últimos años, Costa Rica se ha posicionado como destino de ecología por su naturaleza y biodiversidad, que captura el interés de distintas personas de todo el mundo. Cada año más de 2.660.000 de turistas visitan el país, de los cuales un 84,2% lo hace por motivos de ocio o del tipo V.F.R., según el Instituto Costarricense de Turismo. Su capital San José, es el centro político, económico y social más importante del país y su ubicación central ofrece acceso conveniente a las varias atracciones como parques nacionales, volcanes y selvas.

Como prueba de lo anterior, son más los servicios aéreos inaugurados hacia/desde San José por distintas líneas aéreas desde Norteamérica, Europea y Sudamérica, lo que incluyen los vuelos que ahora ofrece Latam.

Hasta antes de la inauguración de esta ruta, San José de Costa Rica estaba conectada con distintos puntos de la región por medio de LACSA, luego por TACA y posteriormente por Avianca, con los servicios sin escalas que aún mantiene, entre los que están la ruta Lima – San José. Además está conectividad a través de Panamá o Bogotá. La llegada de Latam representa un incremento de la oferta y de la competencia que beneficiará directamente a los pasajeros, por precio como por disponibilidad.

Con San José de Costa Rica entre sus destinos, la compañía vuelve a incorporar a Centroamérica en su red de pasajeros, hecho que no sucedía desde mediados de la década de 1980. Al inicio de sus vuelos a Estados Unidos, Centroamérica se convirtió en una escala obligada. A fines de los años ’50 y hasta mediados de los ’70, LAN Chile tenía a Panamá entre sus destinos comerciales regulares para su ruta a Miami, que fueron retomados muy temporalmente a mediados de los ’80 con los servicios a Los Ángeles. La chilena Ladeco por su parte, si realizó vuelos a San José de Costa Rica, en un intento por incorporar a Centroamérica a su expansión. Sin embargo, ninguna de las dos compañías vio en esos tiempos potencial a esa región.

Latam confía ahora en su capacidad comercial y operacional para aportar un flujo turístico importante a ese destino centroamericano. Su expectativa es alta que ya para marzo, aún después de la temporada alta del hemisferio sur, sumará una frecuencia adicional con cuatro vuelos semanales los días martes, viernes, sábado y domingo. “Esto significará un aumento de la oferta, con 66.144 asientos disponibles”, señalan desde la empresa.

San José de Costa Rica, es la primera de las 24 nuevas rutas anunciadas para 2018, entre las que figuran Boston, Las Vegas, Lisboa y Roma. “Este año seguimos reforzando nuestro liderazgo en conectividad en la región”, dice el CEO de Latam Airlines, en un contexto de perspectivas más favorables.

Latam asegura que sigue siendo líder en la conectividad internacional de la región. En 2017, lanzó 26 nuevos servicios entre los que destacan los vuelos Santiago – Melbourne, la ampliación de la conectividad entre Chile y Argentina, con cuatro nuevas rutas, y otros servicios desde el Perú, además de la confirmación del estudio de una futura operación Sao Paulo (GRU) – Tel Aviv.

Desarrollan primer motor de avión con piezas impresas en 3D

GE y el gobierno de la República Checa, han anunciado la construcción en las afueras de Praga de una nueva fábrica centrada en el desarrollo y la producción del primer motor turbohélice del mundo con componentes impresos en 3D.

La planta, que se duplicará como la primera sede de motores de aeronaves de GE Aviation fuera de los Estados Unidos, empleará a 500 personas. Está previsto que comience a funcionar en 2022.

La impresión 3D permitió a los diseñadores consolidar 845 piezas en solo 11 componentes. Aunque el motor todavía tiene cientos de piezas, la reducción en la complejidad ayudará a acelerar la producción, reducir el consumo de combustible hasta en un 20%, lograr un 10%más de potencia y reducir el peso del motor.

El motor será lo suficientemente potente y eficiente como para llegar a Chicago desde Los Ángeles o Miami desde Nueva York. “La física es simple”, dice Milan Slapak, gerente de un programa de turbohélice en GE Aviation en Praga. “Cuanto más metal tenga en el aire, más dinero tendrá que gastar en el material y en el combustible para mantenerlo en vuelo. Además, un motor con menos componentes reduce la cantidad de piezas que necesita diseñar, certificar, inspeccionar, fabricar u ordenar”.

GE ha estado trabajando en el motor durante los últimos tres años. La compañía ya está utilizando boquillas de combustible impresas en 3D individuales y otras partes en sus motores a reacción y en turbinas de gas.

168_ATP-Propeller5

GE también abrió  laboratorios de fabricación aditiva o por impresión 3D en los EE. UU.  “Será un mundo diferente dentro de 10 años desde la perspectiva de la fabricación”, dice Slapak, “y definitivamente queremos estar detrás del timón. La fabricación aditiva nos permitirá hacer piezas con formas complejas que actualmente son imposibles de lograr con las tecnologías convencionales o que son simplemente demasiado costosas de fabricar”.

GE se metió en el negocio de los turbohélice en el año 2008, cuando adquirió la pequeña empresa de motores checa Walter Aircraft Engines. En ese momento, la estadounidense no había desarrollado un nuevo turbohélice en décadas. Empresas como Pratt & Whitney Canada dominaron el mercado, mientras que GE se centró principalmente en la fabricación de motores para aviones comerciales y militares y helicópteros.

Los motores turbopropulsores Walter y GE han volado durante casi 20 millones de horas y propulsado 30 tipos de aviones que sirven a los aeropuertos más remotos del mundo, incluyendo Lukla, al pie del Monte Everest, el  aeropuerto más peligroso del mundo.

Aunque el ATP es un diseño de “hoja limpia”, los ingenieros de GE utilizaron tecnologías comprobadas de motores a reacción que han registrado más de mil millones de horas de vuelo.

El 22 de diciembre, los ingenieros de la compañía realizaron las primeras pruebas del prototipo de motor. En total, la compañía planea crear diez prototipos de prueba antes de que comience la producción en masa. El primer vuelo de una aeronave con un motor de este tipo debería tener lugar en 2018. Los motores en serie se instalarán en el avión Cessna Denali.

*Con información de RAM