Archivos mensuales: enero 2018

China comenzó producción de nuevo avión turbohélice regional

Por Gustavo Galeano

El MA700 fue lanzado hace poco más de 10 años como la inserción china en el segmento de aviones regionales turboprops de entre 78 y 85 pasajeros. La aeronave tendrá un peso máximo de despegue de 27 toneladas y prestaciones de última tecnología, aunque por de pronto no hay datos técnicos puntales. El producto pelearía contra las familias ATR72 y Bombardier Q400.

La cadena de montaje está compuesta de dos unidades, una en Zi’an y otra en Shenyang, ambas en el noroeste del país.

Secciones de flaps y componentes de la compuerta de carga son las primeras estructuras que formarán parte del primer ejemplar. La empresa prevé completar el prototipo número uno este mismo año.

66739215709a404b4053b2a2c883a21b

A la fecha, el MA700 tiene 185 pedidos firmes de 11 clientes de China, Camboya, Sudáfrica, Pakistán, Bahrein y Nepal. Se estima que el primer vuelo de pruebas se efectivice en 2019 con su correspondiente certificación en 2021.

La previsión del gobierno chino, que avanza a pasos agigantados con desarrollos en todos los segmentos de aviación regular desde el regional al de largo alcance, es terminar la década de 2020 con alrededor del 25% del mercado global de aeronaves comerciales. Las apuestas chinas se benefician con elevadas probabilidades de éxito, puesto que ese mercado sería el mayor consumidor natural, que a la vez se proyecta como el de más marcado crecimiento en las próximas décadas.

 

Airbus completa la producción del primer Beluga XL

Los nuevos aviones reemplazarán a la actual flota A300-600ST Beluga, siendo seis metros más largo, un metro más ancho y con capacidades de cargar seis toneladas más de carga que la generación anterior. El primero de ellos ingresó a línea de montaje a fines de 2016 junto con los A330 de serie que produce Airbus. Posterior al montaje básico, el avión fue llevado a un segundo hangar donde se le hicieron los trabajos de armado de los demás elementos, como la cabina de mando, el característico fuselaje superior y modificaciones en la cola.

Airbus A330-743L Beluga XL

La aeronave pasará ahora a la fase de pruebas en tierra previas a su primer vuelo, que se espera ocurra en el verano boreal de 2018 con posterior entrada a servicio en 2019. Los demás 4 lo irán haciendo a razón de uno al año.

Airbus A330 Beluga XL

Los Beluga XL transportarán secciones completas de aviones Airbus desde sus sitios de producción a las diferentes plantas de ensamblaje final en Francia, Alemania y España.

*Fotos: Rami Khanna-Prade

La lucrativa carrera de piloto comercial en ciertas regiones

Además, los sueldos que pagaban las aerolíneas en los últimos años habían bajado y en muchos casos la inversión en la formación, que pueden tomar entre dos y tres años, no compensaba.

Esta situación ha comenzado a dar un giro con el aumento del tráfico aéreo a nivel mundial y, especialmente, con el frenético crecimiento de aerolíneas en Asia y Medio Oriente, que necesitan cada vez más pilotos.

“Esas aerolíneas pagan salarios cinco o seis veces más altos que los de Latinoamérica. Por eso el desafío es retener a los pilotos con mejores condiciones”, explica Francisco Gómez Ortigoza, director de Asuntos Técnicos de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA). “La industria en América Latina debería hacerse más competitiva en materia laboral para que ese talento no se vaya”, agrega Gómez Ortigosa.

Efectivamente hay un déficit de pilotos en ciertas regiones del mundo que está provocando una fuga de talentos hacia aerolíneas como Emirates, Qatar Airways, Etihad y otras.

Un estudio de Boeing proyecta que en las próximas dos décadas el mercado de la aviación necesitará más de 500.000 nuevos profesionales en el mundo, incluyendo pilotos y técnicos de mantenimiento.

_99457764_pilotosnegro

“Muchas vidas dependen de nosotros”

“No puedo negar que el paquete salarial es increíble. Nos dan seguro médico internacional y muchos otros beneficios”, le dijo a BBC Mundo un piloto latinoamericano que fue a trabajar a Qatar Airways, pero prefirió que no publicáramos su nombre.

“En mi caso, me fui por desarrollo profesional. En Qatar Airways cubren prácticamente todo el mundo con diferentes tipos de aeronaves, las más modernas del mundo. Entonces eso fue suficiente motivación para mí personalmente. Y elegí Qatar porque la ciudad es muy segura”, explicó.

“Siento que elegí bien, que fue una buena decisión. La aviación en el mundo está cambiando mucho, en varios países del mundo no se valora la profesión del piloto comercial, no se le da la importancia que tiene, pese a que muchas vidas dependen de nosotros”.

La competencia entre las aerolíneas es dura y, probablemente lo será aún más en el futuro, dadas las proyecciones sobre el crecimiento de la aviación comercial.

La explosión del tráfico aéreo

El aumento del tráfico aéreo global sigue imparable. En 2017, se registró el mayor incremento en el flujo de pasajeros de los últimos siete años, llegando a un 7,5% interanual.

“Proyectamos un aumento global de pasajeros para este año que llegaría a 4.300 millones de personas, lo cual representa un incremento de alrededor de 5,6% respecto al año anterior”, le dijo a BBC Mundo Perry Flint, portavoz de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Y para 2036, el organismo proyecta que sea 7.800 millones de pasajeros en el mundo.

La rentabilidad del sector, pese a que han aumentado los costos, también ha ido en alza. De hecho, las ganancias netas de las aerolíneas el año pasado llegaron a cerca de US$ 35.000 millones.

“El empleo está creciendo. Se están abriendo más rutas. Las aerolíneas están logrando niveles sustentables de rentabilidad”, dijo Alexandre de Juniac, director general y presidente de IATA, en el último informe de la organización sobre rentabilidad del sector publicado en diciembre. “Sin embargo, sigue siendo un negocio duro y tenemos desafíos por el aumento en el costo del combustible, la mano de obra y la infraestructura”, agregó.

El mismo reporte señala que en América Latina las aerolíneas tuvieron un buen desempeño gracias a una moderada recuperación en la economía brasileña, un crecimiento económico razonable en México y un dólar más débil.

_99457812_cabina

Más de US$ 300.000 al año libres de impuestos

Hace menos de una década, los salarios de los pilotos que recién comenzaban su carrera en Estados Unidos podían ser de unos US$ 22.000 al año, especialmente en las aerolíneas regionales, una cifra que en el país estaba por debajo de la media.

No había un incentivo real para que los jóvenes se convirtieran en pilotos porque el entrenamiento era al menos 5 veces más caro.

Pero los costos de formación son muy variables, dado que al final del día, lo que importa es el número de horas de vuelo. Bajo este modelo de formación, el que tiene dinero para pagar más horas de vuelo, tendrá un mejor entrenamiento.

El punto clave es que con el explosivo aumento del tráfico aéreo, el gasto en la formación se ha vuelto muy rentable por el alza de salarios debido a la escasez de capitanes.

Por ejemplo, las aerolíneas chinas están ofreciendo sueldos de más de US$ 300.000 al año libres de impuestos, más bonos y otros incentivos, para retener a los pilotos.

Y con las proyecciones de crecimiento de la industria, las condiciones laborales deberían seguir mejorando. Eso explica por qué jóvenes y pilotos veteranos de distintas partes del mundo han hecho sus maletas rumbo a Pekín.

_99457768_pilotoventana

En América Latina, los sueldos varían mucho según cada país. En el caso de México, un joven con una mínima experiencia puede comenzar ganando US$12.000 al año, que con el paso del tiempo pueden subir a US$50.000 y en algunos casos superar los US$100.000.

Pero además del salario, hay otros elementos importantes, como las horas de descanso y los beneficios adicionales que entregan las aerolíneas grandes.

Si hay algo que beneficia a los pilotos, es que cuando aprenden a pilotar una aeronave, no importa en qué país se encuentren porque será el mismo modelo de avión.

Por eso las horas de vuelo son reconocidas en todas partes y la formación de capitanes los habilita para desempeñarse en cualquier lugar del planeta.

Más allá de los pilotos, también la industria aérea requiere personal en tierra que haga posible la expansión de un sector que está volando más alto que nunca.

Se trata de una tendencia que favorece a quienes trabajan en el mundo de la aviación comercial.

*Con información de BBC Mundo