LAW suspende vuelos nacionales para centrarse en los internacionales

Tras casi un año de incursionar en el competitivo mercado aéreo doméstico de Chile, Latin American Wings (LAW) informa a sus pasajeros y clientes que a partir del miércoles 10 de enero, suspenderá indefinidamente todas sus operaciones nacionales.

Por Ricardo Delpiano vía medio aliado En vivo desde SCL

La drástica medida obedece a la decisión de la empresa para reestructurarse para retomar el rumbo y encaminar un nuevo camino de crecimiento.

“LAW se abocará totalmente a potenciar las rutas internacionales, entre ellas Punta Cana, Puerto Príncipe, Mendoza, Caracas, Lima, y en especial Miami, que se ha transformado en uno de los principales destinos de la compañía y que la sitúa como la segunda aerolínea chilena con vuelos regulares a Estados Unidos”, señala la línea aérea al ser consultada por su actual situación operacional.

Desde la empresa, exponen que la alta competencia en el mercado aéreo chileno afectaron directamente al negocio dificultando la instalación de una propuesta alternativa a la que actualmente están ofreciendo las líneas aéreas dentro del país.

“LAW nació como una aerolínea para satisfacer las necesidades de aquellas personas que por primera vez iban a volar al extranjero, ofreciéndole diversos destinos dentro de Latinoamérica a un precio justo y transparente, en donde se garantizara el mejor servicio al pasajero. La incursión en el mercado de rutas nacionales tenía el mismo objetivo, pese a ello, la tendencia actual del mercado hace insostenible el modelo de negocio que deseábamos implementar en un principio y, producto de lo expresado, hemos decido volver a nuestras raíces con el objetivo de no perder el foco inicial, dedicándonos a consolidar nuestras rutas internacionales”, declaran.

Desde su creación, LAW ha orientado su modelo de negocios en torno a la construcción de una línea aérea del tipo tradicional (legacy) en la que el pasajero adquiría un pasaje y tenía derecho a un servicio completo, independiente si los utilizaba o no. Más que atender a un segmento específico, su propuesta intenta ser una alternativa asequible para todos tipo de viajeros, en la que a través de un bajo precio podían acceder a todo tipo de servicios adicionales sin cargo. Esta estrategia intentó replicar en vuelos domésticos con precios bajos, presionados en parte, por el ambiente competitivo que imponen el resto de los operadores. Pese a su oferta completa, los beneficios ofrecidos y a los horarios atractivos de sus vuelos, LAW no consiguió entusiasmar del todo al pasajero chileno, lo que queda demostrado en la baja ocupación de sus vuelos.

Según datos de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), la ocupación promedio de los vuelos domésticos de LAW entre enero y noviembre 2017 alcanza al 43,3%. La cifra contrasta con la ocupación promedio de 81,8% alcanzada por LATAM en igual periodo, al 82,7% de Sky, al 68,7% de JetSMART, al 64,7% de Aerovías DAP y al 50,4% de Amaszonas. ONE Airlines obtiene en el mismo periodo un promedio de 89,3%, pero este no es significativo por tratarse de operaciones chárter.

En el negocio aéreo, la ocupación no es sinónimo de ingresos y menos de ganancias. Sin embargo, si tiene una incidencia en estos dos últimos si se considera que existía un ofrecimiento de precios bajos por un tiempo prolongado de tiempo que incluso estaban disponibles en fechas próximas. Ejercicios realizados en la reserva de vuelo, más la combinación de bajas tarifas y alta disponibilidad permiten suponer que existía un número de plazas que no eran cubiertas, lo que en su conjunto genera mayores desafíos para cubrir los costos de la operación.

El término de los vuelos nacionales por parte de LAW no representará un impacto significativo en el mercado aéreo chileno por la baja participación mantenida por la aerolínea. De acuerdo con la JAC al mes de noviembre, la participación de esta aerolínea en rutas dentro de Chile era de 1,3% y de 0,9% en el acumulado anual.

El principal efecto lo tendrán los pasajeros que hayan adquirido tickets dentro de Chile. En ese contexto, la compañía indica que el fin de estos vuelos no significa un abandono de la responsabilidad del transporte. “Para tranquilidad de los pasajeros que ya adquirieron tickets con nosotros, a partir del 10 de enero se les cumplirá lo prometido, puesto que podrán volar a través de otra línea aérea, lo cual será informado de forma individual y oportunamente”, señalan. Agregan que “los pasajeros que se vean afectados por la medida podrán tener mayor información o consultar directamente por su situación particular, puede hacerlo llamando a nuestro call center 800 800 260 / +56 22763 0500 o contactándonos a través de nuestras redes sociales (@vuelalaw  y www.facebook.com/vuelaLAW/)”.

LAW cuenta actualmente con una flota conformada por cinco Boeing 737-300 con capacidad para 148 pasajeros. Del total de estos aviones, a fecha de hoy cuatro están en servicio y uno en mantenimiento programado. Como expresa la compañía, todos los aviones se dedicarán exclusivamente a cumplir la operación internacional. Por consiguiente, los pasajeros debieran contar con mayor seguridad en el cumplimiento de sus itinerarios dado que existirá una mayor flota disponible dedicada a menores rutas. El cambio de enfoque tampoco representa modificaciones en el servicio a bordo, transporte de equipaje (hasta 25 kg. por maleta facturada en bodega, excepto hacia Venezuela) y atención.

La decisión adoptada se interpreta como un movimiento lógico como parte de los esfuerzos de la empresa por retomar el camino inicial, concentrarse en rutas más rentables que representen oportunidades de desarrollo y que por sobre todo, aporten ingresos que ayuden a la consolidación de negocio en el futuro. Se trata de un sinceramiento oportuno y bien valorado.

Actualmente, los vuelos al Caribe constituyen la mayor fortaleza de la red de LAW con las operaciones hacia Punta Cana de interés para operadores turísticos y en la atención de una demanda étnica como ocurre en el caso de Haití, en la que el fenómeno migratorio y los vínculos posteriores que se generan, ha impulsado a esta empresa a abrir rutas emergentes como son los primeros enlaces directos entre Santiago y Puerto Príncipe. Además de los vuelos al Caribe, LAW potenciará sus fortalezas, capacidades adquiridas y recursos para impulsar su nuevo destino Miami, convirtiéndose en la segunda aerolínea nacional en volar a los Estados Unidos, lo que puede ser interpretado como una alternativa adicional para los viajeros chilenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: