Archivos mensuales: julio 2019

Polizón muere congelado viajando en tren de aterrizaje de un 787

Un polizón falleció congelado viajando en el compartimiento del tren de aterrizaje delantero de un Boeing 787-8 de Kenya Airways, que cubría el vuelo KQ100 entre Nairobi y Londres. Su cuerpo petrificado cayó sobre un domicilio particular en el barrio de Clapham, en las afueras de la capital británica.

El hecho ocurrió el domingo 30 de junio alrededor de las 16:00 hora local, cuando el Dreamliner volaba a unos 3.500 pies y a unos 320 kilómetros por hora. La identidad del hombre aún no fue revelada.

La línea aérea africana, que declaró “lamentar la muerte del hombre”, informó que el viaje demoró más casi 8 horas y que al momento del arribo a destino, se halló un bolso de mano, agua y comida en el cubículo donde la persona se alojó, estrecho espacio para el plegamiento del mecanismo del tren de aterrizaje de la aeronave.

No es la primera vez que ocurren este tipo de hechos desafortunados, se han registrado varios casos de personas que intentan huir de sus países de origen en busca de mejores condiciones de vida.

Autoridades del aeropuerto Jomo Kenyatta, en Nairobi, han iniciado una investigación para descubrir como la persona atravesó los filtros de seguridad e ingresó al aparato sin autorización.

Habilitan torre de control en Aeroclub de Loma Plata

En conmemoración del 92 aniversario de fundación de la Colonia Menno, en el departanebto de Boquerón, Chaco Paraguayo, el Aeroclub de la ciudad de Loma Plata, habilitó una torre de control, a ser gestionada por la misma entidad.

El aeródromo sirve para aviación general. Hay hangares y provisión de combustible para vuelos privados. Posee además una pista no pavimentada de 1.770 metros de largo por 35 de ancho con iluminación nocturna.

El domingo 30 de junio, se llevó a cabo además un festival aéreo.

Fotos: Aeroclub Loma Plata

Boeing convierte 777 en EcoDemonstrator Flying Test Bed

Boeing está finalizando la última fase de pruebas de vuelo para evaluar nuevas tecnologías que podrían abordar los desafíos del mundo real para operadores y pasajeros de aeronaves, desde mejorar la seguridad y la sostenibilidad hasta la experiencia de vuelo. La compañía está estrenando un Boeing 777 que servirá como banco de pruebas de vuelo para 50 proyectos.

“Esta es la última incorporación a nuestro programa ecoDemonstrator, donde observamos cómo tripulaciones y pasajeros pueden tener una mejor experiencia y cómo las tecnologías pueden hacer que volar sea más seguro, más eficiente y más placentero”, dijo Mike Sinnett, vicepresidente de estrategia de producto y desarrollo de Boeing. “Usar el banco de pruebas volador 777 nos permite aprender más rápido y avanzar en mejoras mucho más eficientemente y con mayor fidelidad en la definición de su valor”.

Entre las tecnologías que se están probando en el programa ecoDemonstrator de este año están:

  • Compartir información digital entre el control de tráfico aéreo, la cabina de mando y el centro de operaciones de una aerolínea para optimizar la seguridad y la eficiencia del enrutamiento.
  • Una aplicación electrónica de vuelo que utiliza comunicaciones de próxima generación para proporcionar automáticamente información de desvío a los pilotos cuando las condiciones meteorológicas lo ameritan.
  • Tecnologías de cabina conectadas que hacen que las cocinas y los lavabos sean inteligentes al monitorear las condiciones de la cabina, como la temperatura y la humedad, para facilitar ajustes automáticos.
  • Cámaras para proporcionar a pasajeros vistas fuera del avión.

El programa ecoDemonstrator de Boeing fue lanzado en 2012. Cinco aviones, un 737-800, un 787-8 Dreamliner, un 757, Embraer E170 y un 777 Freighter, han probado 112 tecnologías hasta 2018. Más de un tercio de las tecnologías ha pasado a implementarse en Boeing o por los socios del programa. Casi la mitad sigue en desarrollo, mientras que las pruebas en otros proyectos se suspendieron luego de lograr resultado con los aprendizajes.

Entre las tecnologías actualmente en uso se encuentran las aplicaciones de iPad que proporcionan información en tiempo real a los pilotos, lo que les permite reducir el consumo de combustible y las emisiones; información de ruta de enfoque personalizado para minimizar ruidos en zonas pobladas; y un sistema de cámaras en el 777X que ayudará a los pilotos a evitar obstáculos en el suelo.

Una parte clave del programa ecoDemonstrator es la colaboración con socios de la industria para probar tecnologías conjuntamente y compartir aprendizajes que mejoren la aviación. Más de una docena de socios participan en el programa en la actualidad, incluida una empresa que desarrolla un estándar de conectividad para las cabinas en red del futuro conocida como iCabin.

Las pruebas de vuelo se llevarán a cabo este otoño, e incluirán un viaje al aeropuerto de Frankfurt en Alemania, donde se presentará la misión tecnológica del ecoDemonstrator a colaboradores gubernamentales, representantes de la industria y estudiantes de STEM para ayudar a inspirar a la próxima generación en el liderazgo aeroespacial. La mayoría de los vuelos de prueba se harán con combustible de aviación sostenible para reducir las emisiones de dióxido de carbono y demostrar la viabilidad de la energía.

Hallan partes de motor de un A380 de Air France en Groenlandia

El 30 de setiembre de 2017, hace casi dos años, un Airbus A380-800 de Air France con matrícula F-HPJE, que volaba entre París-Charles de Gaulle y Los Ángeles, debido a la explosión de uno de sus cuatro motores sobre territorio de Groenlandia, tuvo que aterrizar de emergencia en la base militar de Goose Bay, en Canadá.

Ayer lunes, bajo metros de nieve producto de las intensas nevadas en la zona, investigadores de la BEA (Bureau d’Enquêtes et d’Analyses pour la Sécurité de l’Aviation Civile, por sus siglas en francés) responsables de aclarar el incidente, encontraron algunas piezas de los alabes del ventilador del motor en cuestión. Las secciones se enviarán a los Estados Unidos donde el fabricante del motor Engine Alliance las examinará conjuntamente con la agencia reguladora francesa.

Recientemente, la BEA informó que aplicarían nuevas tecnologías para encontrar las piezas dentro la nieve, incluyendo un radar de apertura sintética, instalado en un Dassault Falcon 20, para la búsqueda de las mismas.

Fotos: Cortesía