Boeing convierte 777 en EcoDemonstrator Flying Test Bed

Boeing está finalizando la última fase de pruebas de vuelo para evaluar nuevas tecnologías que podrían abordar los desafíos del mundo real para operadores y pasajeros de aeronaves, desde mejorar la seguridad y la sostenibilidad hasta la experiencia de vuelo. La compañía está estrenando un Boeing 777 que servirá como banco de pruebas de vuelo para 50 proyectos.

“Esta es la última incorporación a nuestro programa ecoDemonstrator, donde observamos cómo tripulaciones y pasajeros pueden tener una mejor experiencia y cómo las tecnologías pueden hacer que volar sea más seguro, más eficiente y más placentero”, dijo Mike Sinnett, vicepresidente de estrategia de producto y desarrollo de Boeing. “Usar el banco de pruebas volador 777 nos permite aprender más rápido y avanzar en mejoras mucho más eficientemente y con mayor fidelidad en la definición de su valor”.

Entre las tecnologías que se están probando en el programa ecoDemonstrator de este año están:

  • Compartir información digital entre el control de tráfico aéreo, la cabina de mando y el centro de operaciones de una aerolínea para optimizar la seguridad y la eficiencia del enrutamiento.
  • Una aplicación electrónica de vuelo que utiliza comunicaciones de próxima generación para proporcionar automáticamente información de desvío a los pilotos cuando las condiciones meteorológicas lo ameritan.
  • Tecnologías de cabina conectadas que hacen que las cocinas y los lavabos sean inteligentes al monitorear las condiciones de la cabina, como la temperatura y la humedad, para facilitar ajustes automáticos.
  • Cámaras para proporcionar a pasajeros vistas fuera del avión.

El programa ecoDemonstrator de Boeing fue lanzado en 2012. Cinco aviones, un 737-800, un 787-8 Dreamliner, un 757, Embraer E170 y un 777 Freighter, han probado 112 tecnologías hasta 2018. Más de un tercio de las tecnologías ha pasado a implementarse en Boeing o por los socios del programa. Casi la mitad sigue en desarrollo, mientras que las pruebas en otros proyectos se suspendieron luego de lograr resultado con los aprendizajes.

Entre las tecnologías actualmente en uso se encuentran las aplicaciones de iPad que proporcionan información en tiempo real a los pilotos, lo que les permite reducir el consumo de combustible y las emisiones; información de ruta de enfoque personalizado para minimizar ruidos en zonas pobladas; y un sistema de cámaras en el 777X que ayudará a los pilotos a evitar obstáculos en el suelo.

Una parte clave del programa ecoDemonstrator es la colaboración con socios de la industria para probar tecnologías conjuntamente y compartir aprendizajes que mejoren la aviación. Más de una docena de socios participan en el programa en la actualidad, incluida una empresa que desarrolla un estándar de conectividad para las cabinas en red del futuro conocida como iCabin.

Las pruebas de vuelo se llevarán a cabo este otoño, e incluirán un viaje al aeropuerto de Frankfurt en Alemania, donde se presentará la misión tecnológica del ecoDemonstrator a colaboradores gubernamentales, representantes de la industria y estudiantes de STEM para ayudar a inspirar a la próxima generación en el liderazgo aeroespacial. La mayoría de los vuelos de prueba se harán con combustible de aviación sostenible para reducir las emisiones de dióxido de carbono y demostrar la viabilidad de la energía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.