Archivos mensuales: septiembre 2019

Boeing Australia colabora en la investigación de IA para sistemas no tripulados

Boeing se ha asociado con el Centro de Investigación Cooperativa de Defensa de Sistemas Autónomos de Confianza (DCRC) de Australia para desarrollar tecnologías sofisticadas de inteligencia artificial (IA) con miras a avanzar en sistemas no tripulados más inteligentes para la industria. La incorporación de técnicas de aprendizaje automático ayudarán a los sistemas no tripulados a comprender y reaccionar mejor a las amenazas.

“Durante los próximos 12 meses, Boeing Australia diseñará y probará algoritmos cognitivos de inteligencia artificial para permitir la detección de condiciones anti-acceso y para navegar y llevar a cabo tácticas mejoradas en entornos denegados”, dijo el Dr. Shane Arnott, director de Phantom Works International.

El primer proyecto de innovación de Boeing Australia con el DCRC examinará la planificación de rutas, ubicación e identificación de objetos de un vehículo no tripulado y la respuesta de comportamiento posterior de la plataforma.

El DCRC para Sistemas Autónomos de Confianza fue anunciado por el Gobierno de Australia en 2017 para apoyar la rápida creación y transición de tecnologías confiables de máquinas inteligentes lideradas por la industria a través del ecosistema de innovación de la Fuerza de Defensa Australiana.

“Junto con Boeing, estamos invirtiendo en tecnología avanzada que puede tener resultados reales de productos que cambien el juego para que nuestro ejército se adapte a las evoluciones de defensa y logre una industria autónoma sostenible para Australia”, dijo el profesor Jason Scholz, director ejecutivo de DCRC para Sistemas Autónomos de Confianza.

Boeing trabajará con socios universitarios australianos y el proveedor RF Designs, con sede en Brisbane, para realizar pruebas de vuelo y evaluar la capacidad con aviones autónomos de alto rendimiento.

Delta saca a Latam de oneworld, pero…

Tras la bomba del año en la aviación, la compra del 20% de Latam por parte de Delta Air Lines por 1.900 millones de dólares, una jugada complemente inesperada en la industria, el director ejecutivo de la aerolínea latinoamericana Enrique Cueto, declaró que las conversaciones con la firma estadounidense iniciaron hace unos tres meses, y que el movimiento representa un reconocimiento importante a la estrategia y al compromiso de Latam con la región.

El siguiente paso es obtener las aprobaciones de los organismos reguladores de las países en los que operan ambas compañías, es decir, de los Estados Unidos y de las naciones sudamericanas en las que Latam Airlines posee filiales: Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Argentina y Paraguay.

Asimismo, Cueto lanzó otro dato no menor. Y es que, Latam abandonará la alianza oneworld, de la cual es socia fundadora, pero sin embargo, no ingresará a SkyTeam, otra de las grandes alianzas globales a la que pertenece justamente Delta, sino que se mantendrá al margen de estas nucleaciones, como es el caso de, por ejemplo Emirates, que sostiene lazos comerciales con varias compañías aéreas del mundo independientemente de su “bando”.

Para la boda con Latam, Delta Air Lines renuncia a la brasileña Gol, su aliada estratégica en Sudamérica, y Latam se queda sin American Airlines, su hasta ahora compañera en oneworld y partner en los enlaces entre los Estados Unidos y América Latina. Gol pierde una importante amiga que la apoya alimentando sus vuelos desde Norteamérica a nuestra región, mientras que American también se queda sin una hermana en esta parte del mundo.

“Delta hace las cosas muy bien y nosotros somos líderes en esta zona. Eso hizo que nuestra compañía fuera interesante y valorada por la mejor empresa para nosotros en el mundo. Tener en el directorio a Qatar Airways y a Delta es realmente una oportunidad única para Latam. Delta buscaba entrar fuertemente en Sudamérica, ellos no tenían una participación importante aquí, era lo único que les faltaba, y creo que con esto ellos complementan su red”, agregó Cueto a La Tercera de Chile.

Latam Airlines comenzó a explorar nuevas oportunidades de negocios cuando la Corte Suprema de Chile, rechazó el Joint Business Agreement (JBA) con IAG (British Airways, Iberia, Vueling, Level y Aer lingus) y American Airlines, por considerarlo un potencial monopolio; ello le hubiera permitido volar con riesgo compartido entre Sudamérica, los EE.UU. y Europa. No obstante, Latam continuará vinculada con IAG y con la australiana Qantas.

Sin lugar a dudas, se agitó el avispero en la aviación. Delta, con sede en Atlanta, ya es la mayor aerolínea del planeta en facturación, y Latam ostenta el título de línea aérea latinoamericana más grande. En los HQ’s de American en Dallas, no se debe vivir un buen ambiente en estos días, tampoco en las oficinas de Gol en Brasil. Nació una unión imbatible.