Archivos mensuales: octubre 2019

El pionero paraguayo que podría pisar la luna

Mesero, luego albañil, a un candidato para la próxima misión de la NASA. Estamos hablando del Teniente de la Marina de los Estados Unidos, ingeniero medioambiental y aeroespacial en la National Aeronautics and Space Administration, Hernando Gauto.

Luego de declarar que siempre tuvo una pasión por el deporte, de compartir con los amigos en una ronda de tereré, compartir con la familia y hasta un día había jugado para el Club Olimpia, fue resaltando las etapas de vida que tuvo que pasar para haber llegado donde está situado. Hernando comenta que no fue nada fácil, pero con esfuerzo, estudio y dedicación, se puede conquistar el mundo.

“Es un sueño realizable después de un tiempo. Nací en Asunción, en Barrio Jara, ahora estoy en el extranjero, viajando más, no porque soy diferente o tengo una capacidad especial o soy increíble, (…) sino que es porque tuve el amor y la esperanza desde chico, la educación que mis padres me dieron. Nunca me limitaron en mis sueños”, dijo en la III Conferencia Espacial del Paraguay.

El candidato a pisa la luna, comenta que ingresó a la Universidad, pero que debía trabajar a la vez, fue concursando para varios puestos de trabajos para continuar sus estudios. Empacó sus maletas con destino a New York, donde tomó un rumbo diferente, estudiando las carreras de Ingeniería ambiental y aeroespacial.

Hernando, fue hasta nada mas y nada menos que la NASA para dejar su Currículum, donde un año después lo llaman para informarle que un puesto de trabajo era suyo, fue ahí donde las esperanzas suyas y las de todos sus allegados se encontraron presentes.

“Me dijeron que aceptaron porque tenía la capacidad, la pasión. Me quede sin palabras. Todos estaban sorprendidos de lo que había logrado” expresó el compatriota.

El Tte. desearía volver a su país para incentivar a muchos jóvenes que hoy en día aún no están despiertos y no saben la riqueza que posee este país.

“Si pudiéramos invertir con esa capacidad, Paraguay será un país muy rico”

Hoy día es una realidad que un paraguayo, pionero para este país, sea candidato a pisar nuestro mayor satélite natural que tenemos en el mundo.

Asociación estratégica entre Boeing y Embraer avanza, aunque tuvo un freno

Boeing y Embraer continúan trabajando en estrecha colaboración para establecer su asociación estratégica, posicionando a ambas compañías para ofrecer un mayor valor a los clientes y acelerar el crecimiento en los mercados aeroespaciales globales.

Desde que los accionistas de Embraer aprobaron la asociación en febrero de este año, las compañías han emprendido una planificación diligente para la creación de una empresa conjunta compuesta por la unidad de aviones comerciales y servicios de Embraer. Boeing será dueña del 80% de la nueva compañía, que se llamará Boeing Brasil – Commercial. La brasileña Embraer tendrá el 20% restante de participación.

La transacción permanece sujeta a aprobación regulatoria. Las dos empresas están activamente comprometidas con las autoridades en las jurisdicciones correspondientes donde fijan residencia. Tras una evaluación detallada hecha por la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, la alianza recibió el visto bueno para avanzar dentro del territorio norteamericano. Sin embargo, la Comisión Europea indicó recientemente que abrirá una evaluación de la Fase II en la revisión de la transacción, y Boeing y Embraer esperan ayudar con ese proceso. Por tal razón, Boeing y Embraer esperan que la asociación logre concretarse a principios de 2020.

Boeing y Embraer también están trabajando en la integración de una empresa mixta para promover y desarrollar mercados para el avión multimisión KC-390. Según el borrador de los términos, Embraer tendrá una participación del 51% en la firma conjunta y Boeing el 49% restante. Embraer logró recientemente dos hitos con el KC-390: el primero fue entregado a la Fuerza Aérea Brasileña, y Portugal anunció la primera compra internacional.

La asociación estratégica integral de Boeing con Embraer, posicionará a las compañías para competir en el mercado global, ofrecer un mayor valor a los usuarios e impulsar la industria aeroespacial brasileña en general.

¿Que pasaría si un avión comenzara a volar más alto de lo permitido?

Como introducción debemos saber por que un avión de pasajeros vuela a gran altitud pero con restricciones. Una aeronave, específicamente de pasajeros puede volar hasta a 40.000 ft. (12.100 m) y existen tres grandes razones:

Dinero

Cuanto más alto vuele, más rápido irá. Los responsables de este efecto de velocidad son las moléculas de aire que fluyen en el ambiente, cuanto más alto, menos moléculas de aire interfieren con el avión, lo que hace que vaya a más velocidad sin que la densidad del aire lo interfiera. A más altura, menos densidad. Entonces veamos, a mayor velocidad sin que nada lo interfiera, menos combustible se gastará, llevándote a tu destino mas rápido.

Comodidad

La tierra y su naturaleza, producen todos los efectos meteorológicos que ya conocemos, lluvia, tormentas, fuertes ráfagas de vientos, etc. Estos fenómenos ocurren por debajo de los 10.700 m, entonces, es más conveniente que una aeronave vuele con confort y seguridad, es por eso que a medida que el avión asciende, menos probabilidades de ingresar a una tormenta habrán o que fuertes turbulencias afecten el curso normal y la performance del aparato.

Seguridad

Este punto es el más importante de todos, e irónicamente, a más altura, más seguro volará una aeronave, pero ¿por qué? Esto se debe mucho a los casos de fallas de motores o cualquier otro desperfecto que un avión pueda sufrir y necesite un aterrizaje de emergencia. Los pilotos fueron entrenados para poder sobrellevar estos tipos de inconvenientes, pero necesitan tiempo para poder solucionarlo, para eso el avión vuela a gran altura, así las tripulaciones tendrán el tiempo necesario para poder realizar los procedimientos de emergencias que el manual del avión lo requiera.

Pues bien, ahora que sabemos que viajar a gran altura conlleva un viaje más relajado, económico y seguro, vayamos a la pregunta inicial. ¿Que pasaría si avión comenzara a traspasar los 40.000 pies? La respuesta es un poco compleja y estudiada, para la cual analizaremos de nuevo varios puntos. Así como vimos la comparación de más altura = menos densidad del aire, ésto también afectará a la aeronave, pero ¿no es lógico que a menos aire tendremos más velocidad? Si, pero ingresando al mundo de los motores de aeronaves, debemos saber que un motor trabaja de la siguiente manera: oxígeno + combustible = explosión para el empuje; un motor sin oxígeno, sencillamente no funcionará. Pasando el límite de la troposfera, el aire ya no contiene el oxígeno necesario que un motor necesita.

¿Recordás la primera vez que abordaste un avión? Cuando esa máquina voladora se encontraba en tierra, se podían escuchar sus motores, pero una vez arriba y sobre pasando los 10.700 m., los motores apenas producen suficiente empuje para mantener la altitud del avión, es por eso que el esfuerzo de un motor es menor, por lo tanto el sonido y la vibración son menores.

La temperatura también puede ser un problema, mientras en tierra podemos tener 25° Celcius, a gran altura puede descender a -60° C., y con la temperatura baja, la velocidad del sonido también se ve afectada. Por lo tanto, cuando la temperatura y la velocidad del sonido caen de una manera espantosa, la velocidad del aire, aumentará. Así, la verdadera velocidad del avión traspasará el “Mach” indicado por el fabricante, a esto los pilotos lo llaman “la esquina del ataúd”, pero antes de complicarnos con mucha información haremos este pequeño cuadro semi matemático.

Mayor altura = menos densidad del aire

Menos densidad del aire = mayor velocidad

Mayor velocidad = sobrepasa el mach requerido

Entonces, volvamos a “la esquina del ataúd”, frase consagrada por los pilotos. Una vez que el indicador real de velocidad sobrepase lo requerido, el piloto tenderá a reducir la potencia de sus motores y esto llevará a una pérdida de baja velocidad. O lo contrario, una pérdida de alta velocidad sin reducir la potencia, pero sobrepasando las cuatro fuerzas que sostienen una aeronave (tracción, resistencia, peso y sustentación), una vez que la tracción sobrepase, o cualquiera de las tres fuerzas restantes, este avión entrará en “picada” y será difícil de volver a retomar su curso normal de vuelo.

Todos los aviones tienen un número Mach crítico, lo cual describe la relación entre la velocidad del sonido con la de la aeronave, una vez que esta se traspasa es cuando se “rompe la barrera del sonido”. Esto generará ondas de choques, a este efecto se producirá mucha resistencia en diferentes partes de la aeronave, y si todos estos eventos ocurrieran en “la esquina del ataúd”, el avión se partirá en mil pedazos, una de las razones por la cual los pilotos no pueden volar el avión mas allá de su velocidad Mach diseñada.

Es por todo lo anterior, y por muchas razones críticas, científicas y naturales, que un avión no puede sobrepasarse de la altura dada por el ATC o Controlador de Tráfico Aéreo. Existen leyes y códigos aeronáuticos que sancionan a los pilotos si éstos llegasen a sobrevolar más alto de lo acordado.

Si después de este artículo te quedaste preocupado, tranquilo/a, el avión es y seguirá siendo el medio de transporte más seguro del mundo.

Air France compensará las emisiones de CO2 de sus vuelos internos

Air France señaló que desde hace años está comprometida con la reducción de su huella ambiental, ofeciendo a sus clientes una experiencia de viaje responsable, a través de acciones concretas como la modernización de su flota, la promoción del eco-pilotaje, la reducción del peso del equipamiento a bordo de las aeronaves, el reciclaje de residuos y la eliminación de los plásticos descartables, entre otras medidas.

Es así como Air France anunció su decisión de compensar la totalidad de las emisiones de CO2 de todos sus vuelos dentro en Francia. A partir del 1º de enero de 2020, esta compensación se traducirá en la participación en proyectos certificados por organizaciones reconocidas. Así, las personas que viajen por placer o por negocios, las empresas o empleados del grupo Air France tendrán la posibilidad de viajar por toda Francia en vuelos neutros en carbono.

De esta forma, Air France se convierte en una de las primeras aerolíneas en compensar las emisiones generadas por sus vuelos domésticos. Concretamente, esto representa, en promedio, más de 450 vuelos por día y más de 57.000 pasajeros.

Los clientes corporativos también podrán optar por una compensación voluntaria de hasta el 100 % de las emisiones generadas por sus vuelos de corta, media y larga distancia, a través de una oferta exclusiva para ellos.

Air France también ha decidido redoblar el compromiso con la reducción de las emisiones de CO2 y se ha fijado un nuevo objetivo para 2030: reducir en un 50 % las emisiones de CO2 por pasajero/km en comparación con los valores del año 2005, es decir, un consumo de combustible inferior a 3 litros por pasajero cada 100 km.

A partir del 1 de octubre, Air France incorpora la clasificación selectiva de residuos a bordo de sus vuelos a París. Esto incluye los siguientes elementos:

· plástico: botellas;

· cartón: envases Tetra Pak;

· aluminio: latas;

· vidrio: botellas de vino y champagne.

Todos estos materiales retirados por la tripulación de cabina serán tratados por la empresa proveedora de servicios Servair en los aeropuertos Charles de Gaulle y Orly de París, para su posterior reciclaje en Francia u otros lugares de Europa.

“Debemos redoblar nuestro esfuerzo en la transición hacia una forma más sostenible de transporte aéreo. Por eso, asumimos voluntariamente nuevos compromisos voluntarios para la actualidad y de cara a 2030. He decidido incorporar medidas para compensar la totalidad de las emisiones de CO2 generadas por nuestros vuelos domésticos a partir de enero de 2020, para garantizar que todos nuestros clientes tengan la posibilidad de contar con vuelos neutros en carbono en toda Francia», explica Anne Rigail, CEO de Air France, y agregó que han “fijado un nuevo objetivo, muy ambicioso, en la reducción de las emisiones de CO2: reduciremos el consumo de combustible por pasajero/km a menos de 3 litros para 2030… Nuestra ambición es impulsar acciones e innovaciones para una aviación sostenible“.

Air France ya decidió eliminar el uso de materiales plásticos descartables (vasos, cubiertos, agitadores, etc.) a bordo de sus aeronaves para fines de 2019, es decir, se producirán 1300 toneladas menos de plástico por año.

Por último, para desarrollar soluciones para una aviación sostenible, Air France se compromete diariamente a invertir en investigación e innovación para contar con alternativas fiables.

Junto a Solar Impulse Foundation, Air France planea acelerar la incorporación de soluciones viables desde el punto de vista económico y ambiental en el sector de la aviación. De esta forma, se logrará reducir notablemente las emisiones de carbono, los residuos y el ruido. Estas soluciones viables a nivel económico, algunas de las cuales podría utilizar Air France y que se pondrán a disposición de toda la industria de la aviación, contribuirán a crear un mundo más sostenible.