¡Escándalo! Un piloto ruso deja que pasajera tome los mandos en pleno vuelo

Al parecer este piloto no aprendió nada de lo que ocurrió aquella fatídica noche del 23 de marzo de 1994 con el vuelo 593 de la aerolínea Aeroflot, cuando el comandante había dejado que su hijo tomara control de la aeronave mientras sobrevolaba el espacio aéreo siberiano.

Según el vídeo publicado por medios nacionales, un piloto de la aerolínea IrAero, dejó que una bella dama tomara los mandos mientras se encontraba en pleno vuelo. Actualmente los promotores se encuentran investigando este incidente que ocurrió en servicio entre las ciudades de Yakutsk y Batagai. Según el lector que subió este vídeo a la página de Ykt.ru, el hecho había sucedido el 31 de agosto de este año dentro de una aeronave Antonov An-24 que compone la flota de la aerolínea.

Según prensa de ese país, la mujer identificada solamente con el nombre de Anna es instruida por el propio piloto sobre las maniobras que debía hacer; en el vídeo se pueden escuchar órdenes como por ejemplo “Tire suavemente, ahora a la derecha, ahora a la izquierda y vuelva a tirar”. Además en un momento dado, la “co-piloto” Anna, viendo el panel de instrumentos pregunta “¿Por qué no puedo llegar allí?”, a lo cual el piloto le responde, “Bueno, no tengo idea de por qué no puedes llegar allí”.

Más tarde, aún emocionada por la experiencia, Anna subió a su cuenta de Instagram fotos y vídeos de aquel vuelo, aunque tras el escándalo la cuenta fue eliminada, pero los lectores pudieron capturar algunas de las fotos antes de ser borrada.

La divulgación salpica una vez más a la cuestionada aviación comercial rusa. Según el fiscal que investigaba el caso del accidente del SSJ100 de Aeroflot, muchos pilotos no están realmente capacitados a operar una aeronave y muchos de los incidentes no son reportados públicamente.