Que alguien tire agua bendita sobre Boeing; otro duro golpe al 777X

Probablemente los años 2018 y 2019 se deban eliminar de la historia del gigante norteamericano Boeing. Su nuevo proyecto estrella, el 777X, acaba de recibir un duro golpe por parte de la alemana Lufthansa por un valor próximo a los U$$ 6,2 billones.

Hace 6 años, Lufthansa partía como el cliente lanzador del avión bimotor más grande jamás construido, con un pedido confirmado de hasta 34 aviones. Pero según el reporte del relatorio trimestral, de los 34 equipos 777X, 14 pasaron de estado “confirmado” a “opcional”; esto quiere decir que está interesada pero no lo confirman. Lufthansa dijo que el acuerdo siempre ha sido reafirmante y, sin embargo, el cambio no significa una cancelación.

Otro de los factores por los cuales Lufthansa pudo realizar este cambio se debe a que cada vez más la aerolínea alemana busca opciones en aviones bimotores más pequeños como por ejemplo el 787, que posee una capacidad inferior al 777X. Asimismo, ve innecesaria la existencia de aviones como el Airbus A380.