Aviación comercial internacional

Latam estudia volar a Doha en un futuro cercano ampliando su alcance global

Por Ricardo Delpiano vía medio aliado En Vivo Desde SCL

Como complemento a la ampliación del acuerdo de código compartido con Qatar Airways, Latam Airlines se encuentra evaluando la posibilidad de volar a Doha con vuelos sin escalas desde Sao Paulo (GRU). La ruta aún en estudio de viabilidad operacional -y posterior a aprobación gubernamental-, forma parte de la exploración constante de operaciones para fortalecer la conectividad de América Latina con el resto del mundo.

Actualmente, Latam y Qatar Airways poseen un acuerdo de código compartido a través del cual los pasajeros acceden a 25 destinos en Medio Oriente, India y el Sudeste Asiático, por medio del hub de Doha. Asimismo, viajeros desde otras partes del mundo pueden conectar a distintas ciudades en Brasil a través del centro de conexiones de Sao Paulo (GRU).

De materializarse, Doha se convertiría en el segundo destino de pasajeros atendido de manera regular en Asia, después de Tel Aviv. Esta operación ampliaría de manera significativa el alcance global de Latam Airlines, ya que además de atender los cinco continentes con sus vuelos propios, su presencia internacional se refuerza con la acción complementaria desde Qatar Airways. Este posible escenario se interpreta como una nueva muestra de los beneficios de una alianza bilateral estratégica, independiente de los otros movimientos estratégicos que está realizando la compañía.

Como se menciona, a fecha de hoy no existe una fecha para el inicio de la ruta y si esta representaría cambios para la actual operación de Qatar Airways a Sudamérica. A fecha de hoy, la línea aérea de Doha sólo opera diariamente a Sao Paulo (GRU) y Buenos Aires (EZE), tras suspender sus planes de expansión a la región con vuelos que incluían a Río de Janeiro (GIG) y Santiago. Independiente de lo anterior, la posibilidad de esta operación levanta alertas para las actuales líneas aéreas de Medio Oriente y África que atienden destinos en Sudamérica a través de sus respectivos centros de conexiones.

Una de las que podría verse afectada es Ethiopian por carecer aliados estratégicos en la región y por operar de manera directa desde un centro de conexiones relativamente nuevo y “poco explorado” por los pasajeros sudamericanos. Actualmente, opera la ruta Addis Abeba – Sao Paulo (GRU) – Buenos Aires (EZE).

Con un impacto algo menor, la posible acción comercial de sus competidores directos impone desafíos adicionales a Emirates, aunque por antigüedad y estrategia comercial es la compañía aérea del Medio Oriente más afianzada en la región. Emirates cuenta además con alianzas estratégicas en la región como Gol y la propia Latam Airlines con la que alimenta sus vuelos a través de Brasil. Tras el ajuste operacional del primer semestre, opera diariamente desde Dubái a Sao Paulo (GRU) y Río de Janeiro (GIG), y desde esta última ciudad, a Buenos Aires (EZE) cuatro veces por semana y Santiago con tres frecuencias semanales.

La eventual operación bilateral también dificulta el camino para que nuevos operadores del Medio Oriente y África ingresen a este mercado, especialmente al utilizar respectivos países o regiones como un “puente natural” entre Sudamérica y Asia. Tal es el caso de intereses conocidos desde hace años por South African Airways, Egyptair, Kenya Airways, entre otras, cuyas posibilidades prácticamente han disminuido significativamente.

Latam comunica la posibilidad de volar a Doha, Qatar, al anunciar un fortalecimiento del hub de Lima con más frecuencias en la ruta Lima – Miami, Lima – Asunción y Lima – Montevideo. Recientemente, la filial peruana ha dado inicio a los vuelos Lima – Brasilia y en los próximos dos meses comienza a volar a Montego Bay (2 de diciembre), Porto Alegre (14 de diciembre) y Concepción (4 de enero 2020).

A partir del 1º de enero 2020, Latam incrementa su operación entre Lima y Asunción desde cuatro vuelos semanales a un vuelo diario utilizando equipos Airbus A320. Desde la misma fecha, eleva a diario los vuelos a Montevideo desde las cinco frecuencias que tiene hoy desde la capital peruana. Desde el 1º de junio del próximo año, tiene previsto operar tres vuelos diarios entre Lima y Miami con equipos Boeing 767-300ER, agregando 170.000 asientos extra por año en la ruta.

“Estas nuevas frecuencias y vuelos ofrecerán a nuestros pasajeros aún más opciones de viaje y mejores conexiones desde Lima, uno de los hubs más importantes del grupo. Y como parte de nuestro compromiso de ofrecer la mayor conectividad en Latinoamérica y de ser la primera opción para pasajeros desde, hacia y dentro la región, seguimos evaluando oportunidades de extender nuestra red de destinos y operación,” comenta Roberto Alvo, vicepresidente Comercial de Latam Airlines Group.

Al cierre de 2019, Latam habrá inaugurado vuelos a seis destinos desde su centro de conexiones en Lima: Calama (Chile), Ilo (Perú), Cali (Colombia), Brasilia, Montego Bay y Porto Alegre. Con este crecimiento, la mayor línea aérea de Sudamérica comenzará el 2020 operando desde/hacia Lima 145 vuelos diarios a 57 destinos que incluyen: 20 en Perú y 36 internacionales en Sudamérica, el Caribe, Norteamérica y Europa.

0 comments on “Latam estudia volar a Doha en un futuro cercano ampliando su alcance global

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: