Curiosidades

Los T-33 de la Boeing cuelgan sus alas

Probablemente, si sos fanático del fabricante norteamericano Boeing, te habrás dado cuenta de que en cada vuelo de un modelo nuevo, un clásico entrenador a reacción subsónico suele acompañarlos. Se trata del Canadair T-33 conocido como «Chase Jet», que colgó sus alas el pasado viernes 4 de diciembre.

El «Red Bird» acompañando al 787 Dreamliner en su primer vuelo. Ph: Flightglobal.com

El constructor Boeing dispone de dos unidades de este modelo bautizados respectivamente como Blue Bird (matrícula N416X) y Red Bird (matrícula N109X). Las aeronaves fueron fabricadas en 1954 y utilizadas por la Boeing desde 1981 para acompañar a todos sus aviones de prueba, especialmente a los nuevos, que realizaban sus primeros vuelos por tratarse de la etapa más sensible dentro de su desarrollo.

La primera vez que se los observó fue durante la campaña de tests del 767, bimotor que revolucionó la aviación comercial en una época en donde aún los multimotores eran empleados para los vuelos de larga duración. Los «Chase jets» no solo acompañan a los aviones nuevos, también son los encargados de realizar las sesiones fotográficas a los nuevos equipos antes de ser entregados a las aerolíneas.

Como despedida tras los largos años al servicio de Boeing, ambos salieron del aeropuerto de Boeing Field en Seattle, y luego de un pase a baja altura sobre Everett y otra sobre Boeing Field, T-33 tocaron pista por última vez antes de ser preservados en un museo aeronáutico. A pesar de que se plantean sustitutos de estos veteranos, por parte de la compañía aeroespacial no existe prisa, ya que por un buen tiempo no se espera el nacimiento de un nuevo producto.

0 comments on “Los T-33 de la Boeing cuelgan sus alas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: