Curiosidades

Lo viejo es nuevo otra vez: Un DC-7B, nuevo inquilino del Delta Flight Museum

En el capítulo final de lo que comenzó como un descubrimiento polvoriento pero maravilloso para el Delta Flight Museum: en el caluroso desierto de Arizona, el último DC-7B que había volado para Delta, el Ship 717, finalmente llegó a Atlanta después de varios días de calor.

El Douglas DC-7B dejó su huella en Delta y el mundo de la aviación al llevar estilo a los cielos con sus cuatro motores Wright Duplex Cyclone R-3350, que proporcionaban una banda sonora familiar al aire libre para las oficinas de Delta adyacentes al aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta en las décadas de 1950 y 1960. El DC-7B Ship 717 hizo un regreso mucho más silencioso y modesto el pasado sábado a los hangares de aviones originales de Delta, que ahora conforman el Delta Flight Museum.

A pesar de las temperaturas bajo cero, clientes leales de Delta sintieron que el momento era demasiado importante como para perderlo.

“Este avión construyó el legado que es la Delta Air Lines que todos conocemos y amamos, y nos ha llevado juntos millones de millas alrededor del mundo, por lo que significa mucho para nosotros estar aquí”, dijo un pasajero Delta Diamond Medallion.

El DC-7B recibió un cambio de imagen exterior completo, incluido un trabajo de pintura nueva para restaurar la librea de Delta de su época. El Ship 717 descansará frente a las puertas del Delta Flight Museum antes de trasladarse a una plataforma cercana como el elemento permanente más nuevo del museo.

La escena en sí, con varias personas usando mascarillas y distanciadas socialmente junto a una aeronave antigua, habla bastante de la longevidad de la aerolínea, una que ha resistido la prueba del tiempo recordando siempre sus orígenes y aferrándose a sus valores fundamentales en momentos desafiantes y de prosperidad. Este avión simboliza la fuerza eterna del espíritu Delta y ayuda a resaltar la dedicación y pasión de los colaboradores de la compañía.

0 comments on “Lo viejo es nuevo otra vez: Un DC-7B, nuevo inquilino del Delta Flight Museum

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: