Archivos en la Categoría: Curiosidades

Un inusual roce entre dos aviones presidenciales

El A319 estaba aparcado en plataforma del aeropuerto africano, mientras el jet ejecutivo francés hacía algunas maniobras, aunque sin Emmanuel Macron a bordo.

Desafortunadamente, por alguna razón desconocida, la aeronave francesa tocó el ala derecha del A319, por lo que el primero tuvo que permanecer en tierra por unos días hasta tanto sea reparado.

89527_1490785332

Para regresar a Francia, el presidente Macron se vio obligado a viajar a Dakar con el presidente Macky Sall, desde donde voló luego a Villacoublay.

Las misteriosas desapariciones del “Star Tiger” y “Star Ariel”

Durante largos años se ha venido discutiendo sobre las misteriosas desapariciones en el Triángulo de las Bermudas. Se trata de un área geográfica con forma de triángulo equilátero, situada en el océano Atlántico, entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad estadounidense de Miami, Florida. Al unir estos tres puntos con una línea imaginaria se forma un triángulo de unos 1.600 a 1.800 kilómetros de lado, y una superficie de 1,1 millones de km² aproximadamente.

Miles son los casos de misteriosas desapariciones que se han venido reportando a lo largo de la historia, una de ellas es el famoso caso del “Star Tiger” y “Star Ariel” de la aerolinea BSAA.

BSAA era una aerolínea inglesa llamada originalmente British Latin America Air Lines Ltd (BLAA), cambiando su nombre más tarde por British South American Airways Corporation, y más adelante sería absorbida por la aerolínea British Overseas Airways Corporation (BOAC). Esta aerolínea operaba aviones tetra motores de hélice a pistón como los Avro tipo Lancaster, York y Tudor.

avro_tudor_1

Avro Tudor.

Nos remontamos al 27 de enero de 1948, en pleno vuelo se encuentra un Avro 688 Tudor 1 con matrícula G-AHNP bautizado como “Star Tiger”, bajo el comando del Capitán B.W. McMillan, que iba asistido por los también capitanes David Colby como copiloto, el radiofonista Robert Tuck y Cyril Ellison como navegante y con ellos 25 pasajeros a bordo.

La aeronave experimenta problemas de calefacción y de la brújula, por lo que los pilotos se ven obligados a bajar en Lisboa, capital de Portugal, para realizar los ajustes necesarios. Al día la aeronave experimenta problemas en uno de los motores, esto pone nerviosa a la tripulación, ya que le esperaba por delante un vuelo trasatlántico con escalas en las islas Azores portuguesas y destino final en las Bermudas Británicas.

Con todo eso el vuelo llega a la isla de Santa María, en las Azores. Se suponía que la escala en esta isla sería muy breve, ya que solo pararian para cargar combustible, pero el tiempo empieza a empeorar por lo que la tripulación decide posponer el despegue hasta el día siguiente cuando las condiciones climatológicas mejoren. Por suerte, el siguiente día el tiempo estaba mucho mejor, por lo que el vuelo despega con rumbo a las Bermudas Británicas. Pero a alturas elevadas el viento era muy fuerte, entonces la tripulación del Star Tiger decide volar a tan solo 2.000 pies de altitud; comunicándose constantemente con la tripulación del otro vuelo de la BSAA (un Avro Lancaster) que había partido una hora antes de la isla Santa María.

En vuelo el Star Tiger es azotado por fuertes vientos y lluvias, pero la tripulación seguía manteniendo comunicación con la tripulación del Lancaster como con el control de las Bermudas Británicas. Era la madrugada del día 30 cuando el navegador del avión que iba en frente se percata que se habían desviado del curso original. Mientras tanto, el Star Tiger que venía por detrás había cruzado un punto conocido como “no retorno”, según el cual debían elegir entre desviarse a Terranova en Canadá o seguir a las Bermudas Británicas. Es cuando el navegador del Star Tiger también se da cuenta que se habían desviado de la ruta original, pero no era para preocuparse, ya que la tripulación estaba confiada en que se encontraban muy cerca de las Bermudas Británicas.

Aun era la madrugada del día 30 cuando la tripulación del Lancaster se comunica por última vez con el Star Tiger, pero no hubo respuesta por parte de ellos; mientras tanto en el Star Tiger, la tripulación se comunicaba con el control de las Bermudas Británicas para solicitar su posición. El personal del control le informó al Star Tiger que se hallaría en ese momento a unos 72 grados de su última posición. Se sabe que el Star Tiger recibió esa información, pero después de esa transmisión no se le volvió a escuchar ni saber nada de él.

El personal del control de las Bermudas Británicas trata de comunicarse con el Star Tiger, pero no hay respuesta por parte de ellos, por lo que supusieron que ya habian cambiado de frecuencia para comunicarse con los controladores del aeropuerto (Control de Aproximación). En la terminal el Star Tiger era esperado pero este no aparece, los minutos pasan y se dan cuenta que algo andaba mal por lo que se comunican con el personal de control para preguntar si el Star Tiger se encontraba aun en su jurisdicción. Ellos responden que no y que se suponia que ya debía de estar aterrizando, y es allí cuando ambos TCP es dan cuenta que el avión había desaparecido, declarando emergencia por el avión perdido.

Los equipos de búsqueda encabezados por aviones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos rastrean el mar durante 5 días en las zonas en donde se prensaba que el Star Tiger podía haber caído sin obtener resultados favorables. Es cuando les llega una información que provenía de un barco mercante llamado SS Troubador, de que había observado un avión grande sobrevolar a muy baja altura en los días de la desaparición del Star Tiger. El barco no se encontraba en la zona en donde el Star Tiger debía volar, por lo que se dan cuenta que se habían desviado de la ruta original y las búsquedas son concentradas en la zona en donde se encontraba el SS Troubador, pero lastimosamente no pudieron encontrar nada.

Se realizaron averiguaciones para conocer las causas de la pérdida del avión, pero como no tenían los restos solo se podían tejer hipótesis, si bien se mencionaba que la probable causa haya sido el fallo de la brújula, tampoco descartaban un error humano o el mal tiempo que reinaba aquel día.

No había pasado mucho desde la desaparición del Star Tiger, y la BSAA se encontraba nuevamente en medio de la tormenta.

Star_Ariel-2

Avro Tudor “Star Ariel”.

Ahora nos encontramos en fecha 17 de enero de 1949; en el aeropuerto de las Bermudas Británicas hay un avión Avro 688 Tudor 4B de la aerolínea BSAA, cuya matricula era la G-AGRE y bautizado como “Star Ariel”, que debía realizar un vuelo bastante corto con destino a Kingston en Jamaica. Antes, un avión Avro Tudor de la BSAA había experimentado problemas en los motores durante el aterrizaje. Se preparó entonces al Star Ariel para hacer el relevo y transportar a esos pasajeros hasta la ciudad de Kingston.

Al frente del Star Ariel se encontraba e Capitán John McPhee junto a su tripulación compuesta por 7 personas entre pilotos y azafatas, con ellos suben los 13 pasajeros del avión averiado.

Eran las 08:41 hora local cuando el Star Ariel despega, el tiempo estaba muy bueno, y por eso el capitán McPhee decide volar a una altitud de 18.000 pies. Una hora más tarde la tripulación de Star Ariel se comunica con el control de Kingston para dar el siguiente mensaje:

Capitan McPhee: Kingston, despegué de campo Kindley a las 08:41, mi ETA es a las 14:10, voy volando con muy buen tiempo a 18.000 pies, a las 09:32 estuve a 150 millas (241.5 kilómetros) al sur de Kindley, mi ETA a 30 grados norte es a las 09:37, ¿me lo acepta control?

Después de esto vuelve a comunicarse con Kingston para dar el sigueinte mensaje:

A las 09:37 estuve a 30 grados norte, cambio a la frecuencia para MRX (el control de aproximacion de Kingston)”

Y después de esto el Star Ariel simplemente se hundió en un silencio total.

En el aeropuerto de Kingston se lo esperaba al Star Ariel, pero las horas pasaban y el aparato no aparecía, por lo que solicitaron la ayuda de otra aeronave de la BSAA que había aterrizado en Nassau. Este fue cargado con combustible y voló la misma ruta que el Star Ariel sin poder encontrarlo. Tambien la marina de los Estados Unidos colaboró con la búsqueda enviando varios navíos e hidroplanos rastreando una amplia zona sin poder dar con la aeronave.

Si bien el Star Ariel volaba con un clima favorable, este tenía ciertos problemas en la radio tanto en la emisión como en la recepción. Por lo que si la tripulación trató de enviar algún mensaje de auxilio, existía la posibilidad de que ninguna estación lo haya captado. Se sabe que el capitán del Star Ariel había informado que cambiaba de frecuencia a la de Kingston, pero nunca se comunió con ellos o simplemente sus mensajes no fueron escuchados. Se cree así que la aeronave se desvió de su ruta original y voló hasta quedar sin combustible y caer al mar.

Con esto se consumaba un misterio más junto a la desaparición del Star Tiger. Hasta la fecha de hoy no hay rastros de esas aeronaves. Para los creyentes del Triángulo de las Bermudas, este se había tragado a ambas aeronaves.

Fuente:

-Grandes accidentes aéreos

16 lugares del mundo donde ver un Concorde exhibido

La era de la aviación supersónica de pasajeros terminó en 2003, por lo que, al menos por ahora, y hasta que despeguen nuevos proyectos, solo podés volar en aviones comerciales subsónicos. Pero no obstante, podés ver un Concorde estático en 16 lugares del mundo.

Los dos aparatos restantes hasta llegar a los 20 tuvieron diferente suerte: uno es el que despegando de París acabó estrellándose cerca del aeropuerto Charles de Gaulle en 2000 y otro, de British, fue aprovechado como fuente de piezas para la flota en vuelo y después desguazado y subastado en piezas.

Las aerolíneas se están quedando sin números disponibles para vuelos

Asignar números de vuelos “solía ser un arte, lo creas o no”, dice Brett Snyder, presidente de CrankyFlier.com, a quien le encanta responder todo tipo de preguntas sobre aviación comercial.

Hay atracción en la simplicidad. Varios vuelos usan el número 1, incluido el de American Airlines entre el aeropuerto JFK de Nueva York y el de Los Angeles, que sale a las 8 a.m. y llega justo antes del mediodía. Es una ruta prestigiosa y de larga data, aunque también tiene una mancha en su historial, pues el vuelo AA1 se estrelló en 1962 matando a todos a bordo. American no retiró ese número, aunque muchas aerolíneas lo hacen después de un accidente. Asiana Airlines, por ejemplo, cambió el número de vuelo 214 asignado a la ruta Seúl-San Francisco después de 2013, cuando la parte trasera de uno de sus Boeing 777 tocó pista antes de lo que correspondía en SFO, falleciendo tres pasajeros.

Se dan además escenarios hasta graciosos, pues el ocho, por ejemplo, se considera un número de la suerte en algunas culturas asiáticas, por lo que la mayoría de los vuelos en esa parte del mundo lo usan.

Pero lo que está sucediendo con la mayoría de los números de vuelo está lejos de ser divertido, porque debido a fusiones y al crecimiento de la industria, las aerolíneas se están quedando sin números para asignar a sus vuelos, porque los mismos tienen hasta 4 dígitos, pero entonces… ¿por qué no agregar un quinto dígito?

Fácil de decir, pero no es tan sencillo, ya que los sistemas informáticos de las aerolíneas no están codificados para más de cuatro dígitos, entonces la cantidad de números disponibles es finita. Inclusive, la superstición también está presente en muchas líneas aéreas. Algunas, no usan el 13 ni el 666.

Cuando le dices a la gente que hay 10.000 vuelos por día en el mundo, la mayoría de la gente piensa “10.000 es mucho para un día”, pero no lo es.

Las cifras son relativamente escasas, y por ello surgieron algunos factores identificativos de los números de vuelo, los destinos del este y el norte eran generalmente pares y el oeste y el sur eran impares, aunque esto ya no se aplica del todo.

Algunas compañías hacen vuelos “ida y vuelta” con el mismo número de ida y vuelta para racionalizar números.

Lo cierto es que, más temprano que tarde, la industria de las aerolíneas deberá encontrar una solución informática para evitar la homonimia de números.

Vídeo: Drone vuela sobre avión de Frontier en aproximación

Vía medio aliado EnElAire.mx

Se desconoce al autor del vídeo de 27 segundos y presume que el drone se encontraba volando muy por encima del límite de 400 pies establecido por la FAA para la operación de estas aeronaves; además, hay una restricción respecto al vuelo de drones en distancias menores a cinco millas de un aeropuerto. También fue establecido que está prohibido volar un drone cerca de aeronaves tripuladas, prohibición que evidentemente fue violada.

Según explica Air Transport World, diferentes asociaciones de aficionados de drones han condenado el vídeo y la manera tan irresponsable en la que se operó a la aeronave.

Los encuentros con drones se han vuelto cada vez más frecuentes. Recientemente y en dos ocasiones, dos Boeing 737-800 de Aerolíneas Argentinas se encontraron con estas aeronaves cuando estaban en aproximación final al aeropuerto de Aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires. Los aviones golpearon los drones y uno de los aviones resultó con daños en un motor mientras que el otro sufrió un golpe en el radomo.

Vesna Vulović, la TCP que sobrevivió a la desintegración de su avión

PEl avión de fabricación estadounidense, en el que viajaban 28 pasajeros y tripulación, se desintegró en el aire sobre Srbská Kamenice, Checoslovaquia, actualmente República Checa.

19720126-0-P-1

En la mañana siguiente a la tragedia, una llamada anónima al diario sueco Kvällsposten, declaró que un croata miembro de un grupo nacionalista fue quien colocó la bomba en el jet bimotor.

El informe oficial de la comisión de investigación checoslovaca determinó que hubo una explosión en el compartimiento delantero de equipajes del DC-9, debido a que se hallaron partes de un reloj con la alarma de una bomba detonada.

De las 28 personas a bordo, fallecieron 27, sobreviviendo solamente la tripulante de cabina yugoslava Vesna Vulović, de 22 años, a quien no le correspondía cubrir ese vuelo y solo suplía a una compañera. Vesna viajaba en la sección de cola del aparato, única que permaneció intacta e hizo de salvavidas al golpear la pendiente nevada y llena de árboles de una montaña en un ángulo favorable.

PAY-9

Durante las tareas de rescate, un médico alemán encontró solo muerte y devastación en el lugar del siniestro, con la única excepción de Vesna, que yacía inconsciente con un cadáver encima y un carro del galley de la aeronave incrustado en su espina dorsal.

Milagrosamente y contra todo pronóstico, Vesna Vulović sobrevivió a la caída desde más de 10 mil metros de altura y a una velocidad estimada de 280 kilómetros por hora, y se enfrentó luego a su cuerpo casi mutilado, con su cráneo, un brazo y ambas piernas rotas, tres vértebras trituradas, heridas en sus riñones y hasta pérdida parcial de la memoria.

La moribunda TCP estuvo en coma en un sanatorio de la capital checoslovaca por 27 días, y cuando despertó inmovilizada de la cintura para abajo, pidió fumar un cigarrillo. Luego de algunas cirugías y rehabilitación, volvió a caminar y comer por sí sola.

A la joven se le concedió el Record Guinness como la persona que ha sobrevivido a una caída libre sin paracaídas (dentro de un artefacto) desde mayor altura, uno 10.160 metros.

Tres décadas después del accidente, Vesna declaró: “No tengo suerte. Todos piensan eso, pero se equivocan. Si tuviera suerte, ese accidente nunca habría sucedido, y tendría la suerte de tener a mis padres vivos. El accidente arruinó sus vidas como las vidas de las familias de esas 27 personas que murieron. Decir que ‘podría ser peor’ es una pequeña comodidad para los pragmáticos, porque yo pienso que mi vida podría ser mucho mejor.”

Vulović siguió trabajando para JAT Airways en labores de oficina mientras su vida volvía a la normalidad, para luego volver a volar esporádicamente.

methode-sundaytimes-prod-web-bin-50e00f78-d444-11e6-8b94-fca56794aac7

En 2010, periodistas alemanes pusieron en tela de juicio el hecho de que Vesna cayera desde 33 mil pies de altura, argumentando que en realidad el DC-9 fue derribado por la Fuerza Aérea Checoslovaca por negligencia, pero para encubrir el hecho, el Servicio Secreto Checoslovaco inventó la historia de Vulović. Esta hipótesis nunca fue probada.

Vesna falleció en diciembre de 2016 a los 66 años en Belgrado, actual Serbia.

La Copa del Mundo de la FIFA recorrerá el planeta en un 737-300

La firma de vuelos ejecutivos tiene base en el aeropuerto Stansted de Londres.

La campaña tiene como finalidad encender la fiebre del fútbol alrededor del mundo. En el siguiente flyer podés ver las ciudades y países por los que pasará la gira.

26758196_1534565576661625_8488475985987981982_o

En cada ciudad donde aterrice el avión, se organizarán eventos para que los fanáticos vean de cerca el máximo galardón del fútbol del mundo.

Entre 2013 y 2014, un McDonnell Douglas MD83 de la danesa Danish Air Transport fue la encargada de llevar la pasión del deporte rey a 89 países. 

3d4afd6fbb2e704169ed1ee5c99081c4

« Entradas Anteriores Últimas entradas »