Archivos por Etiqueta: Accidentes

Se estrella un Antonov AN-148 de Saratov Airlines en Rusia

A bordo iban 65 pasajeros y 6 miembros de la tripulación. Todos fallecieron.

Flightradar24 indica que el avión partió a las 11:22 UTC y a los 5 minutos en el aire comenzó a descender de 6.200 a 3.200 pies antes de perder contacto con control de tráfico aéreo cuando se hallaba a 20 kilómetros al sureste del aeropuerto. Antes de la caída en el distrito municipal Rámenski, su descenso se produjo a un régimen de 22.000 pies por minuto.

El ejemplar en cuestión fue fabricado hace menos de 8 años y voló primero para Rossiya Airlines antes de incorporarse a la flota de la regional Saratov Airlines en febrero de 2017. La misma fue sancionada por el ente regulador aeronáutico de Rusia, quien le retiró la autorización para operar vuelos internacionales.

Fragmentos de la aeronave, que estuvo envuelta en fuego durante sus últimos instantes según testigos, se encontraron varios kilómetros a la redonda del punto del siniestro. Testigos reportaron ver fuego en la aeronave antes del impacto.

61516_1507851433

Se desconocen las causas de la tragedia, aunque el Ministerio de Transporte de Rusia considera evalúa preliminarmente condiciones meteorológicas adversas y fallas mecánicas. Sin embargo, según algunas fuentes, el aparato habría chocado al despegar con un helicóptero de Correos de Rusia.

Vesna Vulović, la TCP que sobrevivió a la desintegración de su avión

PEl avión de fabricación estadounidense, en el que viajaban 28 pasajeros y tripulación, se desintegró en el aire sobre Srbská Kamenice, Checoslovaquia, actualmente República Checa.

19720126-0-P-1

En la mañana siguiente a la tragedia, una llamada anónima al diario sueco Kvällsposten, declaró que un croata miembro de un grupo nacionalista fue quien colocó la bomba en el jet bimotor.

El informe oficial de la comisión de investigación checoslovaca determinó que hubo una explosión en el compartimiento delantero de equipajes del DC-9, debido a que se hallaron partes de un reloj con la alarma de una bomba detonada.

De las 28 personas a bordo, fallecieron 27, sobreviviendo solamente la tripulante de cabina yugoslava Vesna Vulović, de 22 años, a quien no le correspondía cubrir ese vuelo y solo suplía a una compañera. Vesna viajaba en la sección de cola del aparato, única que permaneció intacta e hizo de salvavidas al golpear la pendiente nevada y llena de árboles de una montaña en un ángulo favorable.

PAY-9

Durante las tareas de rescate, un médico alemán encontró solo muerte y devastación en el lugar del siniestro, con la única excepción de Vesna, que yacía inconsciente con un cadáver encima y un carro del galley de la aeronave incrustado en su espina dorsal.

Milagrosamente y contra todo pronóstico, Vesna Vulović sobrevivió a la caída desde más de 10 mil metros de altura y a una velocidad estimada de 280 kilómetros por hora, y se enfrentó luego a su cuerpo casi mutilado, con su cráneo, un brazo y ambas piernas rotas, tres vértebras trituradas, heridas en sus riñones y hasta pérdida parcial de la memoria.

La moribunda TCP estuvo en coma en un sanatorio de la capital checoslovaca por 27 días, y cuando despertó inmovilizada de la cintura para abajo, pidió fumar un cigarrillo. Luego de algunas cirugías y rehabilitación, volvió a caminar y comer por sí sola.

A la joven se le concedió el Record Guinness como la persona que ha sobrevivido a una caída libre sin paracaídas (dentro de un artefacto) desde mayor altura, uno 10.160 metros.

Tres décadas después del accidente, Vesna declaró: “No tengo suerte. Todos piensan eso, pero se equivocan. Si tuviera suerte, ese accidente nunca habría sucedido, y tendría la suerte de tener a mis padres vivos. El accidente arruinó sus vidas como las vidas de las familias de esas 27 personas que murieron. Decir que ‘podría ser peor’ es una pequeña comodidad para los pragmáticos, porque yo pienso que mi vida podría ser mucho mejor.”

Vulović siguió trabajando para JAT Airways en labores de oficina mientras su vida volvía a la normalidad, para luego volver a volar esporádicamente.

methode-sundaytimes-prod-web-bin-50e00f78-d444-11e6-8b94-fca56794aac7

En 2010, periodistas alemanes pusieron en tela de juicio el hecho de que Vesna cayera desde 33 mil pies de altura, argumentando que en realidad el DC-9 fue derribado por la Fuerza Aérea Checoslovaca por negligencia, pero para encubrir el hecho, el Servicio Secreto Checoslovaco inventó la historia de Vulović. Esta hipótesis nunca fue probada.

Vesna falleció en diciembre de 2016 a los 66 años en Belgrado, actual Serbia.

Vídeo: Recuperan 737 varado en ladera luego de accidente

En el avión viajaban 162 pasajeros y seis miembros de la tripulación, que resultaron ilesos del suceso. Poco después de aterrizar, se precipitó por un desfiladero junto a la pista de aterrizaje y se quedó atrapado allí.

26804406_1815017031851300_9051394458478910886_n

Podés leer acá la información completa sobre el accidente.

Pese a que no hubo muy pocos heridos, a bordo se vivieron momentos de angustia. El aeropuerto se mantuvo cerrado toda la noche mientras arrastraban el avión nuevamente a la pista. La Delegación del Gobierno turco ha abierto una investigación para aclarar las causas del accidente.

A 10 años del increíble amerizaje del vuelo 1549 en el Hudson

El Airbus A320 amerizó en el río Hudson tras embestir contra una bandada de gansos migratorios de Canadá, que provocó la falla total de ambos motores de la aeronave.

Minutos después, el avión se encontraba flotando en el río cerca del Museo Intrepid Sea-Air-Space, en la que se encontraban muchos ferris y remolcadores del NY Waterway. En el instante de la caída de la aeronave, la temperatura ambiente en las proximidades del río Hudson rondaba los -6 grados.

Los 150 pasajeros y 5 tripulantes  a bordo fueron rescatados.

La tripulación del vuelo US 1549 fue condecorada con la Master’s Medal del Guild of Air Pilots and Air Navigators. La justificación de la entrega del premio rezaba: “Este acuatizaje y evacuación forzosos, sin pérdidas de vidas, fue un logro heroico y único en la historia de la aviación”. Se lo ha descrito como “el acuatizaje más exitoso de la historia de la aeronáutica”.

Los ferris locales y remolcadores empezaron inmediatamente a rescatar a los pasajeros, muchos de los cuales se encontraban en las alas del avión, esperando a ser rescatados, mientras que los otros pasajeros subían a botes salvavidas. En minutos, helicópteros policiales, los guardacostas y embarcaciones salvavidas como el John D. McKeandel FDNY llegaron a la escena para ayudar a los rescatistas y salvar a los pasajeros.

Flight 1549

El Hospital Saint Vincent’s Catholic Medical Center en Greenwich Village fue uno de los que recibió a los pasajeros heridos (al igual que el St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center), que recibió entre 5 y 10 pasajeros, debido a la exposición a las gélidas aguas. El Hospital Roosevelt atendió a entre 12 y 15 pacientes.

A pesar del acuatizaje forzoso no se reportaron heridos de gravedad; sin embargo, 78 personas tuvieron heridas menores, incluyendo una sobrecargo que sufrió una fractura y cuatro personas que fueron tratadas por hipotermia. Una portavoz de la Administración Federal de Aviación (FAA, según sus siglas en inglés) confirmó después que todos los ocupantes salieron ilesos.

El comadante Chesley Sullenberger, primer oficial Jeff Skiles y su tripulación fueron condecorados por la increíble hazaña lograda.

16002910_1292352887452694_4841322208229032732_n

US Airways hoy ya no existe como tal luego de integrarse completamente a American Airlines.

Impresionante excursión de pista de un 737-800 de Pegasus

Al salirse de la pista elevada, el avión se deslizó por la ladera de un acantilado y quedó en pendiente y a los márgenes del Mar Negro.

La aeronave de fabricación estadounidense despegó de Ankara, capital de Turquía, como vuelo PC8622 a las 22:33 hora de ese país, con 162 pasajeros y 6 tripulantes a bordo. El viaje transcurrió de manera normal, pero en destino la visibilidad estaba reducida por lluvias y neblina, por lo que la pista se encontraba resbaladiza.

El 737 tocó tierra, pero no pudo detenerse, se despistó y cayó por el lado izquierdo de la pista quedando a solo metros del agua.

26910740_1809120102440993_3853602919794756754_o

20180114-636515211307750521_20180114100752-kBwE--572x763@MundoDeportivo-Web

La velocidad registrada en el último tercio de la pista era de 204 kilómetros por hora. Se desconocen las causas del hecho, aunque se presume que el avión sufrió fallas en la desaceleración.

Entre los pasajeros hubo algunos heridos, pero la tripulación se encargó de la evacuación a través de las salidas de emergencia y puertas traseras. En vista que el avión se detuvo en una posición de gran inclinación, sumado a lo accidentado del terreno, no pudieron usarse las puertas delanteras.

El aeropuerto quedó cerrado hasta la mañana de este domingo, pero ya reanudó operaciones.

A través de su cuenta oficial de Twitter, Pegasus emitió un comunicado:

Reinician búsqueda del MH370 a casi 4 años de su desaparición

Por Gustavo Galeano

Contratada por el gobierno malasio bajo la modalidad “no find, no fee”, es decir, no se paga si no se encuentra nada, una embarcación de la compañía privada estadounidense Ocean Infinity, zarpó del puerto de Durban, en Sudáfrica, rumbo a Perth, Australia, a donde llegará el próximo 7 de febrero para empezar a examinar un área de 25.000 kilómetros cuadrados que según responsables de la misión, tiene una “elevada probabilidad” de contener los restos del avión.

El Seabed Constructor está equipado con ocho submarinos Hugin autónomos, de seis metros de largo y 1.800 kilogramos cada uno, con capacidad para sumergirse hasta 6.000 metros bajo el océano y escanear hasta 1.200 kilómetros cuadrados del fondo del mar cada día.

El área de búsqueda se encuentra ahora al norte de la zona previa de rastrillaje.

A casi 4 años de uno de los mayores misterios de la historia de la aviación, los gobiernos de Malasia, Australia y China, han invertido más de 200 millones de dólares intentando localizar restos de la aeronave en más de 120 mil kilómetros cuadrados.

A 34 años de la tragedia del EA980 que conmocionó al Paraguay

La aeronave Boeing 727-200 se estrelló en el Monte Illimani, a pocos cientos de kilómetros de La Paz, durante su aproximación al aeropuerto El Alto de la capital boliviana, dos horas después de haber despegado desde el entonces aeropuerto Presidente Stronessner, hoy Silvio Pettirossi, que sirve al Gran Asunción.

Las nuevas generaciones no recordarán esta tragedia en la que murieron 29 personas, 19 de las cuales volaban como pasajeros. Sin embargo, la sociedad paraguaya tiene marcado el acontecimiento en el que viajó toda la familia Matalón: Enrique, su esposa Letizia y sus tres hijos. Esto había generado un fuerte litigio en la familia por la sucesión de los bienes que finalmente se resolvió a mediados de los años 90’s.

El diario New York Times recogió también la información, primero por la presencia de estadounidenses en la aeronave, y, segundo, por tratarse de una aerolínea norteamericana. La crónica recuerda que también falleció Marian Davis, esposa del entonces embajador de los Estados Unidos en Paraguay, Arthur Davis. La mujer iba a visitar a sus parientes. También pereció William Kelley, director en ese entonces del Cuerpo de Paz en nuestro país. El marino de Estados Unidos Jonathan Watson, que iba viajaba al país del norte para casarse, un grupo de 8 coreanos de la entonces ciudad de Puerto Presidente Stroessner (hoy Ciudad del Este), un rugbier del Curda, una alumna del Colegio Teresiano, entre otros.

Otras historias que salieron a la luz mencionaban que un grupo de viajeros llegó tarde al aeropuerto justo cuando cerraban puertas y no se les permitió abordar, lo que los salvó de la muerte. Un mecánico paraguayo de Eastern iba a viajar en el vuelo, pero a último momento decidió postergarlo. La familia Matalón, según comentan, al parecer no quería volar con Eastern ni con LAP, quería hacerlo con Varig, pero estaban en lista de espera para esa fecha.

El viaje de los Matalón era un regalo de reyes para sus hijos recorriendo varias ciudades de Estados Unidos. La misma familia Matalón había extraviado los billetes por un buen tiempo y estaban por postergar el viaje cuando lo hallaron en el fondo de un placard. En los años 80’s era necesario el pasaje impreso, a diferencia de la actualidad en donde uno puede embarcar con solo una documentación válida que lo acredite como pasajero.

En el trágico vuelo se decía que habían cargas comprometedoras, lo cual nunca fue comprobado.

La agencia UPI recordó que el capitán Larry Campbell realizaba su primer vuelo en América Latina y este iba a ser su segundo aterrizaje en La Paz, en donde el aeropuerto El Alto, era en ese entonces –lo sigue siendo– uno de los más complicados para los pilotos por hallarse muy cerca de la Cordillera de los Andes, a 3.922 metros sobre el nivel del mar. Nadie sabe con certeza qué pasó en los minutos finales de aquel vuelo. El último contacto se tuvo a las 19:37 de ese martes 1 de enero de 1985.

Las crónicas de ese tiempo recuerdan lo difícil que fue acceder a la zona donde se estrelló el avión. Solo se pudo confirmar que así fue después de un sobrevuelo en helicóptero y de que indios aimara hayan escalado la montaña y visto algunos restos del avión desde lejos, ya que el sitio era inaccesible. La nieve cubrió por completo cualquier rastro de la aeronave, la cual ya jamás fue encontrada, salvo algunos fragmentos en 2006 por parte del equipo de Futrell. Sin embargo, ninguno de los cuerpos pudo recuperarse.

Como dato anecdótico y como una increíble casualidad, ese mismo 1 de enero de 1985 partió dos horas antes el vuelo inaugural de LAP sin escalas a Miami con más de 200 pasajeros a bordo de un McDonnell Douglas DC-8. Como se trataba de un hecho trascendental para la conectividad del país, la prensa de la época se apostó en la terraza del aeropuerto y en las fotos y filmaciones se ve de fondo al malogrado avión de Eastern que unas horas después desaparecía para siempre.

Según recuerda Roberto Poletti, funcionario de Eastern en Paraguay, el flamante Boeing 727-200 de solo dos años de antigüedad estaba dotado de lo último en tecnología, incluyendo sistemas anticolisión. La tripulación estadounidense había arribado al país dos días antes, y se hospedó en el conocido hotel Itá Enramada de la época.

En esos años, los vuelos Miami – Asunción eran realizados los miércoles, viernes y domingos, y en sentido contrario, la ruta Asunción – Miami, los martes, jueves y sábados. Las frecuencias incluían paradas en La Paz, Bolivia y Lima, Perú.

American Airlines compró las rutas de la quebrada Eastern en 1990 y comenzó a volar a los destinos antes servidos por la primera, incluyendo a Asunción, Paraguay.

« Entradas Anteriores Últimas entradas »