Archivos por Etiqueta: Alas Uruguay

Rematarán repuestos de aeronaves de Alas Uruguay

Cajas de herramientas, repuestos de aviones, muebles, computadoras, extinguidores, televisores, dispensadores de agua y hasta una camioneta Mercedes Benz, están entre los objetos que se rematarán el próximo viernes 29 de junio.

El remate será a las 11:00 de la mañana en Av. Garzón 1516 y Camino Edison, en la zona de colón, en Montevideo.

Según informó el rematador Horacio Lima, ya hay unas 80 personas interesadas provenientes de Uruguay, Brasil, Argentina y Estados Unidos. Sin embargo, aún no se puede cotizar un monto total ya que es un remate sin base.

2809386

Al bajar el martillo, quien ofrezca el monto mayor deberá pagar la totalidad del objeto seleccionado al momento del remate.

La empresa Alas Uruguay dejó de funcionar en octubre de 2016 con una deuda de casi 22 millones de dólares. La mayor parte de la deuda es con el Fondo de Desarrollo (Fondes) por un préstamo de US$ 15 millones. En ese entonces, se advirtió que los activos de la empresa no serían suficientes para saldar los pasivos.

Luego, en mayo de 2017 la jueza Sylvia Rodríguez dio lugar al concurso de acreedores de la aerolínea uruguaya que estaba formada por los extrabajadores de Pluna.

El dinero recaudado irá a la cuenta bancaria de Alas Uruguay que está a disposición de la Justicia.

Fondes pide quiebra de Alas Uruguay

Los representantes de la compañía aérea, Sabrina Acevedo, Nicolás de los Santos y Jorge Tabaré Bonino se opusieron al planteo del Fondes, al señalar que no es verdad que el pasivo de Alas Uruguay supere su activo.

El 26 de diciembre pasado el Fondes, a través de su fiduciaria Corporación Nacional Financiera Administradora de Fondos de Inversión (Conafin-Afisa), pidió en el Juzgado de Concursos de Primer Turno, el cese provisorio de la feria judicial y la apertura del concurso de la empresa Alas Uruguay (Dyrus S.A.).

Además de ser acreedor de Alas Uruguay por un crédito otorgado por US$ 15 millones, el Fondes tenía a su favor prendas de acciones de la compañía, según señala el expediente judicial al que tuvo acceso El País.

El 15 de mayo de 2014, la Junta Directiva del Fondes aprobó afectar como máximo la suma de US$ 15 millones a favor de la empresa Alas Uruguay. El dinero fue desembolsado por Conafin-Afisa por etapas en función del cumplimiento de objetivos por parte de la compañía aérea.

Al entender que Alas Uruguay dejó de funcionar a fines de diciembre de 2016, la Junta Directiva del Fondes instruyó a Conafin-Afisa el inicio de las acciones judiciales tendientes a la declaración de concurso de la empresa.

El pedido del Fondes se basa en que, el 26 de diciembre de 2016, se cumplieron 60 días desde el cese de actividades de la empresa, “siendo este un hecho público y notorio”, por lo que entiende se configura la causal prevista en el numeral 5 del artículo 4 de la ley 19.387 (cierre permanente de la empresa).

El Fondes también considera que se configuró la causal de insolvencia relativa establecida en el numeral 1 del artículo 4, el cual prevé que cuando exista un pasivo superior al activo, se puede solicitar la declaración de concurso. El Fondes planteó a la sede que intime a la empresa a que presente sus estados contables y flujos financieros.

Asimismo, el Fondes pidió al juez de Concursos que la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) informe si se le renovaron las autorizaciones para operar a Alas Uruguay. También solicitó que se constituya el alguacil del Juzgado de Concursos donde funcionan las oficinas de Alas Uruguay para comprobar si la empresa está funcionando.

Así, demandó que el Juzgado intime a la empresa deudora para que presente en la sede la información financiera contable para acreditar su situación.

Alto valor

Alas Uruguay se opuso a la declaración del concurso judicial solicitada por el Fondes. “El peticionante (el Fondes) argumenta exclusivamente dos extremos para fundar su solicitud de concurso necesario. Ninguno de dichos extremos es veraz”, señalaron los representantes de Alas Uruguay.

Sostuvieron que “nunca” se le revocó a Alas Uruguay la autorización de operador comercial (AOC) por parte de la Dinacia. Sin embargo, en el expediente del Juzgado de Concursos consta un informe de la Dinacia, fechado cuatro meses antes, donde se señala que Alas Uruguay había perdido esa autorización (ver nota adjunta).

En sus descargos ante el pedido de concurso del Fondes, Alas Uruguay sostiene que la empresa continúa con parte de su actividad prestando servicios de hangaraje en el Aeropuerto de Carrasco, lo cual “echa por tierra” la supuesta inactividad de la compañía por más de 60 días. Es decir, “no se configura” la causal del artículo 4 numeral 5 invocada por el Fondo de Desarrollo.

Advierte que la administración de Alas Uruguay funciona en su sede central en Maldonado 1287.

El escrito de los representantes de la empresa recuerda al juez de Concursos que Alas Uruguay carece de embargos, que no tuvo cheques devueltos y que el patrimonio de la compañía está integrado por “un alto valor intangible contenido en la vigencia de rutas, el AOC y OMA (Organización Mantenimiento Aprobado)”. Y enseguida agrega: “Por ende, la afirmación de que nuestro pasivo es superior al activo no es correcta”.

Alas Uruguay expresa que el Fondes solicita el concurso cuando “no existía” ni una sola cuota caída de su crédito. Según los representantes de Alas U, “la empresa estaba al día” con el Fondes.

El juez deberá determinar si el concurso es fortuito o culpable. En el caso de ser fortuito, el acreedor podrá cobrarse las deudas con los bienes de la empresa. Pero en el caso de ser culpable, puede hacer responsable civilmente a los directores de la empresa e incluso inhibirlos de ejercer otras actividades del rubro a futuro.

“No tiene requisitos económicos para operar”

El 24 de noviembre de 2016, un informe de carácter “reservado” de la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), señala que, en función de lo informado por distintas reparticiones, Alas Uruguay “ha dejado de reunir” los requisitos que dieron origen al otorgamiento del Certificado de Explotador Aéreo (AOC). El documento agrega que la empresa dejó de cumplir los requisitos y exigencias económicos que dieron lugar a ese permiso. Advierte que la única aeronave que poseía la empresa fue dada de baja el 22 de noviembre de 2016. Ante estas situaciones, la Dinacia resolvió suspender preventivamente la vigencia del Certificado de Explotador Aéreo (AOC) a la empresa Alas Uruguay porque no reúne las condiciones requeridas para recibir ese permiso.

Proyectos productivos

El artículo 40 de la Ley 18.716 autorizó al Poder Ejecutivo a requerir al Banco República contribuciones especiales de hasta un 30% de sus utilidades netas anuales con destino a la creación de fondos para apoyar el financiamiento de proyectos productivos viables y sustentables. El 27 de setiembre de 2011 se creó el Fondo para el Desarrollo con el objetivo de brindar asistencia y soporte financiero a proyectos sustentables y de interés para el Poder Ejecutivo.

Negocian venta a grupo brasileño

Alas U informó al Juzgado de Concursos que negocia con el grupo brasileño Dx Group Participaçoes e Investimentos Ltda. la venta del 100% del paquete accionario de la empresa uruguaya con la condición de que asuma el 100% del pasivo, incluido el del crédito del Fondo de Desarrollo (Fondes) por US$ 15 millones. “No se trata de una negociación entre Alas Uruguay y los inversores únicamente, sino que estos se encuentran desde hace más de dos meses en conversaciones con el Ministerio de Transporte, Ministerio de Trabajo, Fondes y Dinacia”, sostiene el escrito.

El 16 de febrero de este año, Alas Uruguay firmó con inversores brasileños un compromiso de compraventa donde se establecía que la futura venta estaba condicionada a la aprobación del Fondes y de la asamblea general de Aftau (Asociación de Funcionarios y Trabajadores de Alas Uruguay), única accionista de la compañía. El martes 7, la asamblea del sindicato de Alas Uruguay ratificó el compromiso con los empresarios brasileños y resta la aprobación del Fondes, que se encuentra verificando la documentación y garantías presentadas por la empresa inversora a requerimiento del propio organismo. La garantía presentada por el inversor al Fondes supera la proporcionada por Alas Uruguay.

*Con información de El País

Saldarán deuda de Alas Uruguay con sus salarios

*Con información de El Observador

Esta deuda la pagarían mediante un porcentaje de sus sueldos -que todavía no se precisó- una vez empiecen a trabajar en la compañía aérea norteña, que busca hacer del Aeropuerto de Carrasco un hub (centro de conexión). Este dinero se volcaría a un fondo que cubriría todas las deudas que la empresa contrajo con el Estado y “liberaría” las garantías que en su momento le habían presentado al Fondo para el Desarrollo (Fondes), el organismo estatal que le otorgó una línea de crédito por US$ 15 millones. El Fondes es el principal acreedor de Alas Uruguay.

Esto fue decidido en la noche del jueves por la mayoría de los trabajadores de la aerolínea nacional en una asamblea que se había convocado ante la crítica situación de la empresa, que dejó de volar a fines de octubre. Alrededor de 70 trabajadores en un total de 100 levantaron la mano para darle luz verde a esta opción, indicó un participante del encuentro a El Observador.

El vicepresidente de la aerolínea, Nicolás de los Santos, fue quien presentó la propuesta a la asamblea. La fórmula había sido alcanzada un día antes junto a dos ministros del gobierno, indicó.

Según el informante, de esta manera se pasa “la responsabilidad de una mala gestión a los trabajadores”. Agregó que dado que no se indicó cuánto se quitaría del sueldo para pagar la deuda, se está firmando “un cheque en blanco”.

Ahora, esto se elevará a Azul para ver si la empresa brasileña le da el visto bueno. Días pasados la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, había indicado que la compañía podría emplear en una primera etapa entre 60 y 70 personas. Alas Uruguay tenía una plantilla de alrededor de 150 trabajadores.

Los empleados de Alas Uruguay llegaron a la asamblea con un “sentimiento de entrega”, porque veían que el cierre era la única opción en el horizonte, dijo la fuente. La propuesta fue inesperada y algunos de los presentes manifestaron su disconformidad. “Esto es un chantaje”, se escuchó decir a uno de ellos.

El miércoles de esta semana El Observador informó que el Fondes había pedido el concurso de Alas Uruguay, pero que veía difícil cómo recuperar lo que la empresa le adeudaba. La decisión se tomó debido a que era “claro y notorio” que la empresa “no está en marcha”, dijo en esa oportunidad el presidente del Fondes Inacoop (una de las dos particiones en las que se dividió al organismo), Gustavo Bernini.

El 24 de octubre, las autoridades de la compañía aérea habían enviado una carta a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), en la que indicaba que suspendería sus operaciones por 60 días. No volvió a realizar ningún vuelo más.

Alas Uruguay pierde permisos y decidirá quiebra en días

Aerolínea chilena LAW comunicó que no comprará Alas Uruguay

La semana pasada había manifestado su intención de comprarla.

El jueves de la semana pasada la empresa había dado a conocer otro comunicado, donde daba cuenta de que ambas firmas habían llegado a un “acuerdo marco”, y en el que se mencionaba la intención de la chilena de adquirir a la aerolínea uruguaya.

“LAW siempre tuvo como objetivo el cooperar en la búsqueda de una solución al difícil escenario que vive Alas Uruguay, colocando en regla los pasivos que mantiene con el Fondo para el Desarrollo (FONDES), cancelando los salarios adeudados a los trabajadores e, incluso, garantizando en un inicio un mínimo de 75 puestos de trabajo, lo que representa un 50% de la dotación actual”, sostiene el comunicado de este martes.

“Ante la apremiante situación que vive la compañía, y al hecho que debido a los tiempos que se manejan dentro de la industria aeronáutica está en riesgo la vigencia del Certificado de Operador Aéreo (AOC) y los otros permisos que posee ALAS Uruguay, para nosotros es inviable seguir adelante con nuestras negociaciones dadas las incertidumbres que surgieron en torno a un pronto restablecimiento de las operaciones de la compañía”, continúa.

LAW mantuvo reuniones con trabajadores de Alas Uruguay la semana pasada donde se trataron cuestiones salariales. Los trabajadores manifestaron en esa oportunidad discrepancias con el sueldo que ofreció a pagar la compañía chilena, unos US$ 500 mensuales.

En declaraciones a El Observador, trabajadores que participaron de aquel encuentro ya habían adelantado que la suma era un palo en la rueda para que las negociaciones progresaran. La empresa respondió que ese era el salario que pagaban en Chile. En Uruguay, el laudo para tripulante de cabina ronda los US$ 1.400.

Por su parte, el ministro de Transporte, Victor Rossi, dijo que hay “algún otro interesado en, por lo menos, tener información” respecto a la operación que realiza hoy Alas Uruguay. “Alguno ha hecho llegar la manifestación de que estaría dispuesto a , por lo menos, dar satisfacción a alguno de los puestos de trabajo necesarios”, añadió el jerarca.

Alas Uruguay acuerda venta a chilena LAW

*Con información de El Observador

Si la operación se concreta, la plantilla de trabajadores se recortaría a la mitad de manera inicial.

Alas Uruguay, comunicó el 24 de octubre en una nota enviada a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) su decisión de suspender las operaciones por 60 días. En su cuenta de Twitter adujo que la medida respondía a “razones operativas”.

Para ese momento, Alas Uruguay –que nació luego del cierre de la aerolínea de bandera Pluna en julio de 2012 a impulso de un grupo de extrabajadores de la histórica aerolínea– solo estaba volando el puente aéreo entre Montevideo y Buenos Aires con un único avión. Una semana antes había dejado de operar la ruta entre la capital uruguaya y Asunción, la otra que realizaba.

La aerolínea –que comenzó a volar gracias a una línea de crédito de US$ 15 millones que le otorgó durante la administración de José Mujica el Fondes– arrastra problemas financieros desde hace tiempo. La cooperativa uruguaya tiene deudas con proveedores por US$ 4,9 millones y salariales por unos US$ 200 mil correspondientes a dos meses, informó El Observador días atrás, a las que se suma la totalidad del préstamo del Fondes.

Con ese escenario, los responsables de la aerolínea salieron a buscar –como ya habían intentado sin resultado tiempo atrás– un socio para poder seguir en el aire. Ayer se conoció que Alas Uruguay y la joven aerolínea chilena Latin American Wings (LAW) alcanzaron un “acuerdo marco” como “primer paso para su integración”, según anunció la trasandina en un comunicado. Esto está “supeditado” al visto bueno del gobierno uruguayo, agrega el texto.

LAW busca así “iniciar formalmente un proceso de revisión de antecedentes en su par uruguaya, con la finalidad de poder materializar en el corto plazo la operación que involucrará el pago de los pasivos que actualmente mantiene” Alas Uruguay.

El comunicado indica que para esto la chilena deberá comprar la totalidad del paquete accionario de la aerolínea autogestionada. A esto se suman los salarios adeudados a los trabajadores, pero se aclara que en un “inicio” se garantizará un “mínimo” de 75 puestos de trabajo, 50% menos de los 150 empleados que hasta la suspensión de operaciones se desempeñaban en la compañía.

De concretarse la venta –de la que no se conocen detalles–, la chilena tendría hasta enero de 2018, cuando se vencen los dos años de gracia de la línea de crédito otorgada por el Fondes, para comenzar a devolver los US$ 15 millones que fueron prestados a Alas Uruguay. Eso le garantizaría cerca de un año de operativa sin asumir el peso principal de la deuda contraída por la cooperativa.

“En el caso de que la auditoría legal y financiera de Alas Uruguay avance correctamente, se espera que la aerolínea vuelva a operar a la brevedad, teniendo como prioridad el restablecimiento del puente aéreo entre la ciudad de Montevideo y el aeropuerto de Aeroparque en Buenos Aires, lo que se enmarca en la estrategia de LAW de expandir su presencia en América Latina”, señala el comunicado divulgado ayer.

Cuando inició su actividad, Alas Uruguay llegó a contar con tres aviones arrendados, aunque solamente logró poner en operación a dos. En julio perdió el primero de los que llegaron a volar, mientras que el segundo que nunca operó partió a fines de octubre, y el último a comienzos de este mes, días después de la suspensión de actividades.

¿Quién es LAW?

LAW es un nuevo jugador de la industria aeronáutica. De hecho, nació en enero pasado, el mismo mes en que Alas Uruguay empezó a volar. La aerolínea chilena –en la que trabajan 145 personas– cubre hoy rutas desde Santiago a Punta Cana, La Romana, Lima y Puerto Príncipe.

De hecho, los dos primeros Boeing 737-300 que pertenecieron a Alas Uruguay fueron arrendados por LAW para incrementar su flota.

En una nota publicada en el diario chileno El Mercurio en diciembre de 2015, se indica que la compañía es propiedad de “varios” socios, “liderados” por Andrés Dulcinelli, quien ocupa el cargo de gerente general. “Los otros socios son abogados, altos ejecutivos de la industria aseguradora, de la construcción y pilotos de aerolíneas del Medio Oriente”, precisaba el matutino en ese entonces. La inversión inicial fue de US$ 3 millones, se agregaba.

Último avión de Alas Uruguay partió rumbo a EE.UU.

El avión debió ser entregado por Alas Uruguay luego de que se verificó el incumplimiento del contrato de arrendamiento. La aerolínea llegó a pagar unas cuotas, pero no pudo hacer frente a otras por lo que la empresa dio por incumplido el contrato.

Ahora Alas Uruguay apuesta a las negociaciones con la aerolínea chilena LAW, la única interesada de momento en asociarse de algún modo, para mantener las frecuencias de vuelo que tiene asignadas.

Los directivos de la compañía chilena se reunieron el jueves con las autoridades de Alas Uruguay y le manifestaron su firme intención de llegar a un acuerdo. Según informó el experto en aeronáutica Alejandro Spera, que se encuentra asesorando a la aerolínea de bandera uruguaya, acordaron firmar un preacuerdo la semana próxima, aunque todavía no se definió qué forma legal tendrá la participación de la aerolínea chilena en la uruguaya.

Los empresarios trasandinos también mantuvieron una reunión con los ministros de Transporte, Víctor Rossi, y de Trabajo, Ernesto Murro, para presentarse. Rossi dijo a El País que la empresa es “bienvenida”, pero para que la propuesta prospere “deben acordar entre los privados primero y luego deberán informarse sobre la regulación que les exige la Dinacia”.

De todos modos, la negociación entre LAW y Alas Uruguay tiene fecha de caducidad ya que la empresa uruguaya mantiene los derechos sobre las rutas y su certificado de operador aéreo (AOC) que le permitían volar por 60 días que ya están corriendo. Luego los permisos caerán y tendrán que ser tramitados nuevamente.

Ahora que Alas Uruguay se quedó sin aviones, lo primero que intentarán si se concreta algún tipo de acuerdo con LAW, es que la otra aeronave que tenía Alas Uruguay y que justamente está en Chile en poder de esa aerolínea, sea repatriada para retomar los vuelos.

Para ello se deberán negociar varios aspectos, entre ellos el pasivo de Alas Uruguay que incluye deudas con proveedores por US$ 4,9 millones y deudas salariales por unos US$ 200 mil, que se suman a los US$ 15 millones que le debe al Fondes.

« Entradas Anteriores