Archivos por Etiqueta: BOAC

British Airways presenta su 747 con esquema retro

El “jumbo”, que fue pintado en el aeropuerto de Dublín, Irlanda, con los colores que lució la BOAC entre 1964 y 1974, aterrizó esta mañana en Heathrow, ante una multitud que aguardaba su llegada.

“El enorme interés que hemos tenido en este proyecto demuestra el cariño que mucha gente tiene a la historia de British Airways. Es algo de lo que estamos increíblemente orgullosos, así que en el año de nuestro centenario, es un placer celebrar nuestro pasado al tiempo que miramos hacia el futuro. Estamos ansiosos de vivir más momentos como éstos con otros aviones retro que entren en servicio más adelante”, dijo Alex Cruz, CEO de British Airways.

“La reina de los cielos” ‘vintage’ hará su viaje inaugural mañana martes 19 de febrero como vuelo BA117 desde Londres a Nueva York, en homenaje al primer servicio que prestó este avión cuando debutó para BOAC décadas atrás.

El livery será usado hasta el año 2023, cuando la aeronave sea retirada de flota. Este y los demás 747 restantes de British Airways serán reemplazados por 18 Airbus A350 y 12 Boeing 787.

British Airways celebra su centenario con pintura retro

Una de las compañías aéreas más antiguas y prestigiosas del mundo nació el 25 de agosto de 1919, en aquel entonces como Aircraft Transport and Travel Limited (AT&T), con un vuelo regular diario entre Londres y París. AT&T fue una de las varias empresas que posteriormente se fueron fusionando para crear, tras la unión de BOAC con BEA, a la British Airways actual en 1974.

El livery que lucirá el “jumbo” con matrícula G-BYGC fue el usado por BOAC entre 1964 y 1974. Este avión fue entregado a British hace dos décadas, en enero de 1999. Tras el proceso de pintado en Dublín, Irlanda, la “reina de los cielos” volverá a servicio comercial el 18 de febrero, 50 años después del debut comercial del 747.

Alex Cruz, CEO de British Airways, dijo: “Son muchos los clientes y colegas de British Airways que tienen buenos recuerdos de nuestras antiguas imágenes y que constantemente comparten fotografías alrededor del mundo, así que va a ser muy emocionante introducir nuevamente éste clásico diseño de BOAC. Nuestra historia ha formado lo que somos hoy en día, así que nuestro centenario es el momento perfecto para recordar nuestra herencia y el panorama de la aviación inglesa a través de ésta icónica librea”.

La aeronave elegida para portar el livery es una de las más nuevas en su tipo en la flota de British Airways, y servirá con esos colores hasta 2023, año para el que British Airways habrá retirado todos sus 747, que serán reemplazados por equipos de última tecnología (18 Airbus A350 y 12 Boeing 787 Dreamliner) que se integrarán en los próximos cuatro años. Asimismo, otras 26 aeronaves de corto y medio radio también se unirán a la flota como parte del plan de renovación que demandará una inversión de 6.500 millones de libras esterlinas.

Han pasado… 60 años, desde el primer vuelo comercial transatlántico a reacción

La hazaña se llevó a cabo con un de Havilland DH106 Comet IV.

La expectativa era cada vez más grande, a medida que se acercaba la hora del despegue, bajo el mando del capitán Thomas Butler, la aeronave comienza a moverse y carretea hacia la pista para emprender el vuelo. Eran exactamente las 07:01 (GMT-4) cuando el Comet IV despegó de Nueva York rumbo a Londres. El vuelo contaba con invitados especiales como Basil Smallpiece y Aubrey Burke, ejecutivos de la aerolínea y de De Havilland respectivamente. Ya en el aire, la aeronave alcanzó la velocidad crucero de 909 km/h, batiendo todos los récords y por ende marcando un hecho hasta ese entonces extraordinario para la época.

cm1mk1galyp

Mientras tanto, al otro lado del “gran charco” específicamente en el aeropuerto de London-Heathrow, se prepara para despegar el segundo Comet IV de la aerolínea, con matricula G-APDC. La aeronave tiene como destino la “Gran Manzana”. Con treinta pasajeros a bordo, incluidos el presidente ejecutivo de la aerolínea Gerald Derlanger la aeronave despega del aeropuerto siendo exactamente las 08:45 hora local (GMT+1). A diferencia del vuelo que partió del otro lado, este realiza una escala técnica de reabastecimiento en Gander, ubicada al noroeste de la isla de Terranova, finalizando el viaje en 10 horas y 20 minutos.

32873_1480066616

Transcurrido un tiempo de ambos vuelos, en medio del atlántico norte, los dos aviones se cruzan, ambas tripulaciones, intercambian mensajes de felicitaciones a través del sistema de radios. Cabe resaltar que los dos aparatos fueron entregados oficialmente a British Overseas en una ceremonia celebrada en Londres el 30 de septiembre de ese mismo año, ósea, solo cuatro días antes, y recibieron el certificado de aeronavegabilidad solo un día después, el primero de octubre.

una-de-havilland-comet-4-g-apdk-propiedad-de-la-boac-al-aeropuerto-heathrow-de-londres-en-1959-boac-fuera-del-hangar-m96b1f

Sin embargo, el reinado del Comet IV no duraría mucho, pues, a causa de los numerosos incidentes y accidentes, esta aeronave llegó con mucho retraso al mercado, los problemas iban desde la presurización de la cabina, hasta la restricción en la capacidad de pasajeros y carga para cruzar el océano. Todos estos problemas los cuales tenían a De Havilland en alerta constante, fueron aprovechados por sus competidores, que pudieron desarrollar aeronaves más modernas y adaptadas al nuevo mercado que estaba emergiendo. Poco tiempo después el mundo vería nacer, por ejemplo, al Boeing 707-120 que entraría en operaciones un 25 de octubre volando de la mano de Pan American World Airways entre las ciudades de Nueva York y Paris.

september-8-1959-a-pan-am-boeing-707-the-first-american-built-jet-airliner-to-land-in-britain-lands-in-london-10-crew-members-and-23-passengers-made-the-historic-tr.jpg

En la flota de BOAC, el Comet IV permaneció operativo casi una década, cuando fue sustituido por el Boeing 707-436 de mayor autonomía de vuelo y capacidad de pasajeros. El G-APDB fue vendida a Singapore Airlines y años más tarde, regresaría a Gran Bretaña, esta vez, de la mano de Dan Air Service, donde permaneció en operación hasta el 12 de noviembre del año 1973. A lo largo de sus dieciséis años de servicio, el G-APDB acumuló un total de 36.269 horas de vuelo en 15.733 ciclos, convirtiéndose así, en la aeronave que más tiempo voló y permaneció activa en toda la historia.

BOAC_Boeing_707-436_Wheatley.jpg

Por su legado histórico para la aviación comercial, los directores de Dan Air decidieron no desmontarlo, y lo donaron para la East Anglian Aviation Society en Duxfort. Despegaría por última vez un 12 de febrero del año 1974, cuando inició su traslado al Imperial War Museum, donde está expuesto hasta hoy. Antes de aterrizar tuvo derecho a un low pass sobre el aeródromo de Hatfield, donde se ubicaba en ese entonces su línea de producción.

96822_1485277837.jpg

A 52 años de la tragedia del Speedbird 911, el avión que se rompió en vuelo

La aeronave cuatrimotor de fabricación estadounidense con matrícula G-APFE, había llegado ese mismo día a las 12:40 desde el aeropuerto de Fukuoka, a donde se desvió la jornada anterior por malas condiciones meteorológicas en la capital japonesa.

El próximo segmento al mando del capitán Bernard Dobson, de 45 años, comprendería el tramo de Tokio a Hong Kong. A las 13:58, el jet despegó con rumbo suroeste, encontrándose minutos después con implacables turbulencias, causando que se rompiese su estructura en vuelo y chocara contra un bosque, falleciendo los 113 pasajeros y 11 tripulantes a bordo. El avión dejó un campo de escombros de 16 kilómetros de largo.

G-APFE-11

Investigación

Los restos permitieron a los investigadores determinar que el estabilizador vertical del 707 falló, dejando marcas de pintura que indicaban que se rompió del lado izquierdo y luego hacia abajo. Después, la aleta ventral y los cuatro soportes de los motores cedieron debido a un exceso de tensión, seguida por el resto del empenaje. Posteriormente,  la aeronave entró en un giro plano, con la sección del fuselaje hacia adelante y el ala de estribor exterior rompiéndose poco antes del impacto con el suelo.

Aunque se encontró agrietamiento por tensión en los orificios del perno del estabilizador vertical, se concluyó mediante pruebas que ello no contribuyó a la falla estructural. Aún así, fue potencialmente un problema importante de seguridad de vuelo. Las inspeccione rutinarias de los Boeing 707 y Boeing 720 similares, como resultado de este descubrimiento, revelaron que este era un inconveniente común, y los mantenimientos correctivos en las flotas de las aerolíneas eventualmente siguieron.

El informe concluyó que “el avión se topó con una turbulencia anormalmente severa sobre la ciudad de Gotemba, que impuso ráfagas considerablemente superiores a los límites de diseño”. 

Fue el tercer accidente fatal de una aerolínea de pasajeros en Japón en un mes, luego del colapso del vuelo 60 de All Nippon Airways (ANA) el 4 de febrero y del vuelo 402 de Canadian Pacific Air Lines ocurrido tan solo el día anterior.

Las víctimas incluyeron a un grupo de 75 estadounidenses asociados con la empresa Thermo King de Minneapolis, Minnesota, en una gira patrocinada por la compañía durante dos semanas en Japón y el sudeste asiático. Había 26 parejas viajando juntas en el grupo, y un total de 63 niños quedaron huérfanos como resultado del accidente.