Archivos por Etiqueta: Boeing 777X

How do you say “Payé” in english?

Por lo general, las personas suelen atribuir la malas suerte a un pequeño contratiempo que sufren durante su vida; un acontecimiento de que se pasa en algún momento de la vida. En cambio, algunos van más allá y atribuyen la mala suerte a prácticas supersticiosas realizadas por alguien que no es del agrado de una persona. Bueno, al parecer la mala suerte persigue a Boeing como un perro detrás de un hueso.

Hace unos meses, uno de los motores del nuevo gigante; el 777X, sufrió un problema en las paletas del compresor de alta presión, por lo que tuvieron que enviar el mismo al fabricante General Electric, cuyas instalaciones se encuentran en Ohio, para que se hagan las reparaciones necesarias, que culminó exitosamente el pasado mes de octubre y solo quedaba transportarlo nuevamente a la planta de Boeing en Washington.

Como son motores con el diámetro más grande que el fuselaje de un 747 o incluso que el de un 777F, la operación de transporte fue solicitada a la empresa especializada en cargas pesada, la Volga-Dnepr, que posee entre su flota al gran Antonov An-124. La ida hasta Everett transcurrió con toda normalidad, pero a la hora de aterrizar, el An-124 experimentó un hard landing, por lo que uno de los motores reparados del 777X volvió a dañarse.

Los daños fueron identificados durante la inspección visual;afortunadamente para la Boeing, los ingenieros dieron la conclusión de que el reparo podía ser realizado en las instalaciones de Boeing, o sea, no sería necesario llevarlo de nuevo hasta las instalaciones de General Electric.

“Hasta ahora no parece tener ningún daño importante. Boeing recibió recientemente los motores reconfigurados para el primer avión, y el primer vuelo sigue programado para principios de 2020”,

Que alguien tire agua bendita sobre Boeing; otro duro golpe al 777X

Probablemente los años 2018 y 2019 se deban eliminar de la historia del gigante norteamericano Boeing. Su nuevo proyecto estrella, el 777X, acaba de recibir un duro golpe por parte de la alemana Lufthansa por un valor próximo a los U$$ 6,2 billones.

Hace 6 años, Lufthansa partía como el cliente lanzador del avión bimotor más grande jamás construido, con un pedido confirmado de hasta 34 aviones. Pero según el reporte del relatorio trimestral, de los 34 equipos 777X, 14 pasaron de estado “confirmado” a “opcional”; esto quiere decir que está interesada pero no lo confirman. Lufthansa dijo que el acuerdo siempre ha sido reafirmante y, sin embargo, el cambio no significa una cancelación.

Otro de los factores por los cuales Lufthansa pudo realizar este cambio se debe a que cada vez más la aerolínea alemana busca opciones en aviones bimotores más pequeños como por ejemplo el 787, que posee una capacidad inferior al 777X. Asimismo, ve innecesaria la existencia de aviones como el Airbus A380.

Emirates dice no tener esperanza de recibir un solo 777X en 2020

La gigante de medio oriente, Emirates; el mayor cliente del Boeing 777X con un pedido total de 115 unidades, que debería ser el operador de lanzamiento de este modelo en 2020, dijo no tener esperanza de recibir ni un solo ejemplar del avión, dadas las demoras en el desarrollo del programa.

Según declaraciones de su presidente, Tim Clark, la compañía no espera que el cronograma de entregas se cumpla, por lo que en Emirates están seguros de que no recibirán ni un aparato el próximo año; esto debido a los constantes imprevistos que viene enfrentado el proyecto. Hace dos meses, testigos aseguraron que una puerta salió despedida del fuselaje mientras se hacía una prueba de presurización a la aeronave demo. A esto también se le suman las fallas en los motores GE9X que impulsarán a este bimotor.

Sin embargo, Boeing se mantiene optimista a pesar de estos eventos, diciendo que prevén realizar el primer vuelo a inicios de 2020, e incluso apuntan a que el avión entraría en operación comercial en el mismo año.

Boeing 777X sufre falla estructural durante las etapas finales de prueba

¿Será que Boeing está inmerso en la famosa etapa de las siete vacas flacas?

Así parece, puesto que los inconvenientes por los cuales está atravesando actualmente parecen no acabar nunca. La ya extensa problemática de los 737 MAX, los cuales se encuentran actualmente sin posibilidad de volar, generando tanto al fabricante como a las aerolíneas una pérdida enorme. Y para completar la mala faena, se confirmó que el proyecto 777X tuvo un serio inconveniente. El futuro de una de las aeronaves más modernas y con los motores más grandes del mundo pende de un hilo.

Boeing-News-4-24

Según trascendió la información, la aeronave se encontraba en las etapas finales de pruebas estructurales cuando se produjo la falla, según relatan, el avión se encontraba en la plataforma de prueba, y mientras se estaba probando la presión máxima de la cabina, la puerta salió volando, al parecer no soportó la presión. En ese momento se encontraban allí los ingenieros involucrados en el proyecto y agentes de la Administración Federal de Aviación (FAA), quienes verificaron y validaron las pruebas.

82480666-4c6e-11e9-8e02-95b31fc3f54a_image_hires_160006

Si bien es cierto que el triple siete fue forzado muy por encima de los limites operativos, que una puerta salga disparada no es un dato o un hecho menor para ser ignorado. El fabricante de Seattle aún no realizó ningún comunicado oficial sobre el hecho, sin embargo, se sabe que una investigación exhaustiva ya está en proceso para descartar una posible falla de diseño. Además de confirmar que se siguieron todos los estándares de seguridad por lo que no se produjeron lesiones como resultado del incidente.

777x

Esto es un agravante más, que actualmente está afectando al proyecto y por ende lo retrasa aún más. Tengamos en cuenta que estaba previsto que el primer vuelo sea a antes de que termine el año, pero diferentes problemas anteriores a este ya habían emplazado a Boeing a cambiar la fecha del primer vuelo para comienzos del 2020. El fabricante apunta a un programa extenso y agresivo de pruebas de vuelo, para así garantizar que la aeronave estará operativa y lo más importante, certificada para su primera entrega, la cual se espera que sea para el cuarto trimestre de 2020.

5244

Si bien es cierto que hay aerolíneas que estaban muy interesadas en ostentar el mote de “Launch customer” de esta nueva variante del tripe siete, de las cuales podemos resaltar a Lufthansa, Emirates, Qatar Airways, entre otras, hoy en día la situación dio un giro inesperado, ya que éstas líneas aéreas se muestran cada vez más escépticas al proyecto y ya han expresado preocupación por las demoras y los problemas en los motores más grandes del mundo, los GE9X.

rotate30-1

En este momento, las prioridades de Boeing son volver a poner en servicio el 737 MAX de manera segura y progresar con el programa 777X a un ritmo aceptable. Cualquier contratiempo adicional se consideraría como un daño financiero para Boeing y las compañías involucradas.

Boeing retrasa desarrollo del 777-8

El fabricante estadounidense Boeing puso en stand by el desarrollo del 777-8 de ultra largo alcance, poco tiempo después de anunciar una demora en la certificación de la variante -9, la más grande de la familia 777X, por problemas en los motores GE9X, según informó FlightGlobal.

El aplazamiento en el cronograma se ajusta a los requerimientos de los clientes del avión, que precisan más tiempo para una transición ‘tranquila’ al nuevo modelo, mientras así se reducen los riesgos para todo el programa 777X, según Boeing, que no brindó detalles sobre el tiempo que durará el retraso.

“Seguimos comprometidos con el 777-8, que será el avión comercial más flexible del mundo y ofrecerá a nuestros clientes un rango y carga útil insuperables”, mencionó Boeing.

El 777-8 es el integrante más pequeño y de mayor autonomía de la familia 777X, diseñado para transportar a 384 pasajeros en una configuración estándar de dos clases y volar hasta 16.170 kilómetros sin reabastecimiento. A la fecha, 53 unidades fueron ordenadas por Emirates, Qatar Airways y Etihad Airways.

La firma de Seattle, sin embargo, continúa promocionando al avión como el ideal para atender las necesidades de la australiana Qantas, quien mediante el “Proyecto Sunrise”, busca conectar sin escalas a Oceanía con las principales ciudades europeas y la costa este de los Estados Unidos.

Con la germana Lufthansa como cliente lanzamiento, habrá entonces que esperar hasta 2020 para ver volar por primera vez un 777-9, y más aún, para pensar en un ejemplar terminado del 777-8.

Guinness certifica al GE9X como el motor a reacción más potente del mundo

El último motor a reacción de General Electric, el GE9X, sigue obteniendo reconocimientos. Ya es el motor de avión comercial más grande del mundo, y ahora es también es el más poderoso, según Guinness World Records.

La reconocida firma que marca hitos de todo tipo a lo largo del planeta, anunció que el GE9X de GE Aviation, desarrollado para la nueva generación de la aeronave de fuselaje ancho Boeing 777, el bimotor 777X con sus variantes -8 y -9, registró 134.300 libras de empuje durante una prueba. El impresionante valor no está lejos de las 188.000 libras de empuje demandadas por el cohete Soyuz que ayudó a Yuri Gagarin a convertirse en el primer humano en orbitar la Tierra.

“El motor GE9X incorpora las tecnologías más avanzadas que ha desarrollado GE Aviation durante la última década y es la culminación de la renovación de nuestra cartera de motores comerciales”, dijo David Joyce, presidente y director ejecutivo de GE Aviation. “Si bien no nos dispusimos a obtener este reconocimiento del Guinness World Records, estamos orgullosos del rendimiento del motor, que es un testimonio de nuestros colaboradores y socios talentosos que diseñan y construyen productos excepcionales para nuestros clientes”.

El nuevo impulso récord se produjo durante una prueba de ingeniería el 10 de noviembre de 2017, en las instalaciones de pruebas al aire libre de GE en Peebles, Ohio, Estados Unidos. Guinness World Records validó la hazaña en una ceremonia en la sede de GE Aviation, como parte de la celebración de los 100 años de la compañía.

Otro motor de GE, el GE90-115B, preparado para la gama actual del Boeing 777, estableció el récord anterior de 127.900 libras de empuje en 2002.

Joyce presentó el motor GE9X en junio en el Salón Aeronáutico de París. GE ha recibido pedidos de más de 700 unidades del GE9X. Este motor, cuyo ventilador frontal tiene un diámetro total de 11 pies, utiliza la cuarta generación de aspas de material compuesto de fibra de carbono desarrollada originalmente para el GE90. Contiene piezas fabricadas con los últimos insumos, como matriz de cerámica resistente a la luz y al calor, y componentes fabricados por tecnologías de fabricación avanzadas como la impresión 3D.

“La cerámica nos permitió ir a 60: 1 [relación de presión] dentro del GE9X”, dice Ted Ingling, el gerente general del programa GE9X. “Eso es enorme. Como resultado, el motor GE9X no es dramáticamente más grande que los motores de la familia GE90, a pesar de que es mucho más eficiente”.

Ingling dice que las nuevas tecnologías y materiales ayudan a que el motor sea un 10% más eficiente en consumo de combustible que su predecesor. Este es un gran negocio, dado que los costos de combustible ascienden a un promedio del 20% de los gastos operativos de una aerolínea. “Las tecnologías en las que hemos trabajado están fuera de este mundo”, dice. “Nunca tenemos un momento aburrido”.

El 777X no volará hasta por lo menos fin de año

El fabricante estadounidense Boeing retrasó el vuelo debut del primer 777-9, debido a inconvenientes imprevistos con los compresores de los motores GE9X. Se estima que finalmente el acontecimiento tendrá lugar antes de que termine este año. No obstante, la empresa completó varias pruebas de rodaje de la aeronave demo. De hecho, la propia ceremonia de presentación de la aeronave para la prensa fue suspendida luego del veto de vuelo a la familia 737 MAX tras dos graves accidentes; pero sin embargo, colaboradores de Boeing pudieron verla.

La falla detectada debe ser subsanada por General Electric, proveedor de los motores. El presidente de GE dice que el problema está identificado y la solución en curso. Mientras esto ocurre, Boeing efectuó varios tests de taxeo al 777X a diferentes velocidades sobre la pista de la factoría de Everett. Asimismo, días pasados, los motores han funcionado a máxima potencia durante siete horas seguidas.

A Boeing comienza a preocuparle el calendario de pruebas que General Electric debe seguir para certificar el motor antes del primer vuelo, ya que los plazos podrían alargarse hasta inclusive primeros meses de 2020. El compromiso de Boeing con los clientes era el de iniciar las primeras entregas a mediados de 2020, pero muy probablemente esto no será así.

Lufthansa y Emirates, las primeras que lo recibirán, y Qatar Airways ya han señalado que esperan retrasos en las entregas, por lo que están haciendo planes para mantener en servicio algunos aviones que pensaban retirar con la llegada de la nueva generación del triple siete. Al mismo tiempo, Emirates estaría negociando con Boeing alargar el período de entrega de los 150 ejemplares que tiene pedidos, e incluso cambiar parte de ellos por 787.

« Entradas Anteriores