Archivos por Etiqueta: Boeing 787-9

Emirates le dice ¡Si quiero! a Boeing por 30 aviones 787-9

Boeing y Emirates anunciaron hoy que han finalizado un acuerdo de compra por 30 aviones 787-9 Dreamliner, valorados en $ 8.8 mil millones según precios de catálogo vigentes. El negocio, firmado en el Dubai Airshow, culmina las discusiones entre las dos compañías sobre la versión más adecuada del 787 Dreamliner para cumplir con los requisitos de una de las principales aerolíneas del mundo.

Emirates había firmado previamente un acuerdo inicial por la variante 787-10, la más grande. Al seleccionar hoy oficialmente el 787-9, Emirates agrega un avión de fuselaje ancho de tamaño mediano para complementar sus 777 más grandes. Ambas familias de aviones lideran sus respectivas categorías de rango superior y eficiencia de combustible.

Su alteza Sheikh Ahmed bin Saeed Al Maktoum, presidente y director ejecutivo de Emirates, dijo: “Me complace anunciar un pedido en firme de 30 Boeing Dreamliners. Esta es una inversión importante y una adición a nuestra flota futura y refleja los esfuerzos continuos de Emirates para proporcionar el servicios de transporte aéreo de la mejor calidad para nuestros clientes.”

“Los 787 expandirán nuestra flexibilidad operativa en términos de capacidad, alcance y despliegue. También nos complace reafirmar nuestro compromiso con el programa Boeing 777X y esperamos su entrada a servicio pronto”. Además, recalcó lo siguiente afirmando que: “la flota Boeing es clave para nuestro modelo comercial que satisfaga la demanda internacional de viajes hacia y a través de nuestro centro de conexiones en Dubái, ya que continuamos contribuyendo a la estrategia de los EAU de convertirse en un destino global para negocios y turismo al proporcionar conectividad aérea de alta calidad”.

Como parte del acuerdo, Emirates actualizará una parte de su gran cartera de pedidos ejerciendo derechos de sustitución y convirtiendo 30 777 aviones en 30 787-9. Con esta conversión, Emirates sigue siendo el mayor cliente 777X del mundo con 126 aviones en orden y el operador 777 más grande con 155 aviones en la actualidad.

Boeing entra con el pie derecho al Dubai Airshow

Aunque es prematuro decir que Boeing será el protagonista de esta nueva edición del Dubai Airshow, por lo menos podemos decir que algunos billones de dólares en pedidos representarán un buen oxígeno para sus arcas que deberán enfrentar otro duro año debido a al veto global al 737 MAX y al retraso en el desarrollo del 777X.

El día de ayer, Biman Bangladesh Airlines (Biman) anunció en el Dubai Airshow 2019 que estará expandiendo su flota 787 Dreamliner con dos aviones adicionales valorados en $ 585 millones a precios de lista. La compra, registrada en octubre como un pedido no identificado en el sitio web de Boeing, complementa la flota de 787-8 Biman con la variante 787-9 de mayor tamaño. La aerolínea de bandera nacional de Bangladesh dice que la adición del 787-9 ayudará a modernizar su flota y expandir su red internacional.

Stan Deal, nuevo presidente y director ejecutivo de Boeing Commercial
Airplanes, expreso lo siguiente tras confirmar los pedidos de Biman Bangladesh:

“Biman Bangladesh nos está mostrando el poderoso potencial de la familia Dreamliner. El mes pasado, la aerolínea lanzó un nuevo vuelo sin escalas desde su centro de operaciones en Dhaka a Medina, Arabia Saudita. Es un gran ejemplo del 787-8 que sirve como ‘abridor de mercado’. Y ahora, Biman agrega el 787-9 que trae más asientos, más alcance y más capacidad de transporte de carga para las rutas que lo necesitan. Los dos formarán una solución de red rentable para Biman”.

Boeing también brinda servicios que ayudan a Biman Bangladesh a operar de manera más eficiente. Como parte de un acuerdo de varios años, los pilotos de la aerolínea este año comenzaron a utilizar la plataforma de bolsa de vuelo electrónica (EFB) Jeppesen Flite Deck Pro X para acceder a cartas móviles e información de navegación, aumentando su conocimiento de la situación en tierra y en el aire.

Qantas batió su propio récord con otro vuelo exploratorio ultra largo

La aerolínea australiana Qantas batió su propio récord, finalizando el vuelo sin escalas más largo de la historia con pasajeros, entre Londres y Sydney, el cual aterrizó hoy viernes 15 de noviembre a las 12:28, hora de Oceanía, en el aeropuerto internacional Kingsford Smith.

El #QF789 fue operado con un Boeing 787-9 Dreamliner nuevo de fábrica, que porta la matrícula VH-ZNJ, está bautizado como “Longreach” y luce un livery especial por los 100 años de la firma del canguro. El aparato despegó ayer jueves 14 de noviembre desde el aeropuerto de Heathrow a las 6:09 hora local y tras recorrer 17.018 kilómetros, tocó tierra en Sydney tras 19 horas y 19 minutos. A bordo habían 52 pasajeros, seis tripulantes y cuatro pilotos encabezados por la comandante Helen Trenerry. La ultra moderna aeronave tuvo un peso al despegue de 231.950 kg y estuvo alimentada por 100.000 kg de combustible.

Se trató de un vuelo exploratorio que forma parte del Proyecto Sunrise, con la finalidad de medir las condiciones físicas y mentales a las que son sometidos los pasajeros (en su mayoría científicos) y tripulaciones, al atravesar por varios husos horarios y como éstos los afectan tras pasar casi 20 horas dentro de un avión. A medida que transcurrió el vuelo, todos fueron supervisados por médicos del Centro Charles Perkins de la Universidad de Sydney, que monitorearon como un vuelo tan largo repercutió en el cerebro, principalmente en los de los cuatro pilotos que fueron rotando al mando, e identificaron los periodos óptimos de descanso y trabajo de la tripulación; asimismo, se publicarán conclusiones sobre como influyen en los viajeros las comidas, bebidas, el reducido espacio para el movimiento y los sistemas de entretenimiento.

Ya el pasado 19 de octubre, Qantas marcó un hito, al finalizar el vuelo sin paradas más largo y el primero hecho jamás entre Nueva York y Sydney, concretado en 19 horas y 14 minutos con el mismo tipo de avión. Este #QF7879 fue el segundo en la historia que se efectiviza sin escalas entre Londres y Sydney; la primera ocasión, también lo hizo Qantas en 1989, hace 30 años, con un avión cuatrimotor Boeing 747-400 matriculado como VH-OJA, aparato que ahora se exhibe en un museo público al sur de Australia.

Una vez en suelo australiano, el flamante y súper tecnológico avión, fue recibido por cerca de 1.000 empleados de la compañía, que mañana 16 de noviembre cumple 99 años de existencia ya preparándose para su centenario.

El presidente de Qantas, Richard Goyder, dijo: “Qantas es un ícono nacional porque es una parte muy importante de la vida australiana desde hace mucho tiempo. Comenzamos en el interior de Queensland llevando correo y algunos pasajeros en la década de 1920. Crecimos a medida que Australia lo hacía, y hemos tenido importantes roles de apoyo durante guerras, desastres nacionales y celebraciones. Nuestros fundadores hablaron sobre la superación de la tiranía de la distancia y, a lo largo de los años, hemos cambiado de biplanos a mega aviones para ayudar a acercar a las personas.”

“Casi un siglo después de nuestro primer vuelo, Qantas y Jetstar transportan a más de 50 millones de personas alrededor de este país y el mundo cada año. Estoy seguro de que eso sorprendería a nuestros tres fundadores, que celebraron las primeras reuniones de la junta de esta empresa en la sastrería local porque era la mesa más larga que pudieron encontrar. Muchos australianos vieron el mundo por primera vez en un canguro volador. Y muchos inmigrantes comenzaron su vida en Australia cuando subieron por primera vez a un avión de Qantas. Hay tantas historias increíbles de Qantas que también cuentan la historia de la Australia moderna. Queremos que nuestro centenario sea una celebración de esas historias y también cómo seremos parte de llevar el espíritu de Australia más allá en los próximos años”, agregó Alan Joyce, CEO de Qantas.

Qantas comenzó a conectar a Londres con Sydney en 1947, en un viaje de cinco días y seis paradas. Hoy, la aerolínea vuela de Londres a Perth (costa oeste de Australia) sin escalas en alrededor de 17 horas y la ruta tiene la calificación más alta de satisfacción del cliente de cualquier vuelo en la red internacional de Qantas.

Qantas puso (otra vez) en el aire el vuelo más largo del mundo: ¡casi 20 horas!

La aerolínea australiana Qantas puso el día de hoy en el aire el segundo vuelo de investigación de ultra larga distancia, esta vez entre Londres-Heathrow y Sydney, dentro del “Proyecto Sunrise”, un programa de estudios científicos que busca minimizar el desfasaje horario y mejorar el bienestar de pasajeros y tripulantes en viajes de muy extensa duración.

El primer vuelo investigativo de este tipo tuvo lugar el pasado 19 de octubre desde Nueva York a Sydney, con un Boeing 787-9 Dreamliner, que transportó a 49 pasajeros y tripulación, el cual se completó en 19 horas y 15 minutos, reduciendo en alrededor de tres horas el tiempo un viaje típico en dicho trayecto, que normalmente incluye una parada en Los Ángeles.

Esta es la segunda vez en la historia que se efectiviza un vuelo sin escalas entre Londres y Sydney. La primera vez también lo había hecho Qantas en 1989, hace 30 años, con un avión cuatrimotor Boeing 747-400 con matrícula VH-OJA), aparato que ahora se exhibe en un museo público al sur de Australia.

En esta ocasión, el #QF7879 despegó hoy a las 6:09 am, hora del Reino Unido, con el Boeing 787-9 Dreamliner VH-ZNJ “Longreach”, que además luce un esquema especial por los 100 años de la compañía, llevando 52 pasajeros, seis tripulantes y cuatro pilotos encabezados por la comandante Helen Trenerry. La ultra moderna aeronave tuvo un peso al despegue de 231.950 kg y era alimentada por 100.000 kg de combustible. La nave tiene previsto llegar al aeropuerto Kingford Smith de Sydney mañana a las 11:13 am, hora de Oceanía.

Seguí el vuelo en vivo acá.

Los hallazgos del vuelo de hoy y del anterior, se utilizarán para evaluar las condiciones físicas y mentales a las que son sometidos los pasajeros (en su mayoría científicos) y tripulaciones, al atravesar por varios husos horarios y como éstos los afectan tras pasar casi 20 horas dentro de una aeronave. A medida que transcurre el vuelo, todos a bordo están bajo supervisión de médicos del Centro Charles Perkins de la universidad de Sydney, que monitorean como un vuelo tan largo repercute en el cerebro, principalmente en los de los cuatro pilotos que van rotando al mando, e identifican los periodos óptimos de descanso y trabajo de la tripulación; asimismo, como influyen en los viajeros las comidas, bebidas, el reducido espacio para el movimiento y los sistemas de entretenimiento.

Si bien este segundo vuelo de Londres a Sydney recorrerá unos 1.500 kilómetros más que los 16.097 kilómetros que separaron a Nueva York y Sydney en el vuelo anterior, se espera que el tiempo de viaje sea similar, más o menos 19 horas y 30 minutos, ya que el avión se beneficia de vientos de cola a favor predominantes en esa parte del globo.

“Sabemos que los viajeros quieren espacio para moverse en estos servicios directos, y los ejercicios que alentamos en el primer vuelo de investigación parecieron funcionar realmente bien. Por lo tanto, definitivamente estamos buscando incorporar zonas de estiramiento y de socialización en las cabinas”, dijo Alan Joyce, CEO de Qantas.

La profesora Corinne Caillaud, del Centro Charles Perkins, dijo que los datos de los tres vuelos se utilizarán para el análisis, sin embargo, los comentarios de los participantes en el primer vuelo sugieren que los cambios probados serían bienvenidos por los pasajeros.

“Esperábamos con ansias este segundo vuelo, que significa para los pasajeros cenar a la hora del desayuno, con el objetivo de alentarlos a dormir a las 10 de la mañana, hora de Londres, para así evitar la luz y restablecer su reloj biológico a la hora de Sydney”, mencionó la Profesora Corinne Caillaud, del Centro Charles Perkins.

Qantas comenzó a conectar a Londres con Sydney en 1947, en un viaje de cinco días y seis paradas. Hoy, la aerolínea vuela de Londres a Perth (costa oeste de Australia) sin escalas en alrededor de 17 horas y la ruta tiene la calificación más alta de satisfacción del cliente de cualquier vuelo en la red internacional de Qantas.

Joyce agregó: “Nuestro vuelo de Perth a Londres fue un gran salto y ha sido increíblemente popular. Viajeros de negocios me han dicho que prefieren quedarse a bordo y ver un episodio más de su serie favorita antes de llegar a su destino final, en lugar de pasar 90 minutos en tierra esperando un vuelo de conexión. También algunos padres me comentaron que preferirían no molestar a sus hijos si se instalan y evitar tener que llevarlos con todo su equipaje de mano para tomar otro vuelo, por lo tanto, definitivamente hay soporte para los vuelos sin escalas ultra largos”.

Air Premia anuncia compra de cinco 787-9

Boeing y la nueva aerolínea surcoreana Air Premia anunciaron que esta última planea comprar cinco aviones 787-9 Dreamliner, luego de un acuerdo para arrendar tres 787-9 de Air Lease Corporation a principios de este año. Air Premia, que pretende lanzar operaciones en 2020, está preparada para convertirse en el segundo cliente del Dreamliner de Corea del Sur.

El compromiso, valorado en 1.4 billones de dólares a precios de lista, se reflejará en el sitio web de pedidos y entregas de Boeing cuando se finalice.

“Esta es una decisión emocionante para Air Premia, ya que buscamos ofrecer una experiencia de clase mundial a nuestros clientes, al tiempo que operar la flota más eficiente en consumo de combustible”, dijo Peter Sim, CEO de Air Premia. “Con las capacidades superiores de eficiencia de combustible y rango del 787-9, esta inversión encaja perfectamente con nuestro modelo comercial único y posicionará a Air Premia para un crecimiento sostenible a largo plazo”.

El 787-9 es el hermano “del medio” de la familia Dreamliner, que puede volar a 296 pasajeros en una configuración estándar con un alcance de 13.950 kilómetros. El 787, que presume un diseño revolucionario y motores avanzados, permite a las aerolíneas reducir el uso de JetA1 y las emisiones en un 20 a 25% en comparación con aviones de generaciones anteriores. Este mix, ha ayudado a las compañías aéreas a ahorrar más de 40 mil millones de libras de combustible y abrir más de 235 rutas sin escalas.

“Nos honra dar la bienvenida a Air Premia como el cliente más nuevo de Boeing. A medida que nuevos players en Asia continúen lanzando modelos de negocios innovadores y estrategias de crecimiento, nos complace que Air Premia haya seleccionado el 787-9 Dreamliner para impulsar su flota futura”, dijo Ihssane Mounir, vicepresidente senior de Ventas y Marketing de Boeing Company. “El 787-9 súper eficiente es perfecto para esta nueva aerolínea híbrida. La economía y las capacidades líderes en el mercado del Dreamliner permitirán a Air Premia ofrecer el mejor servicio de su clase a sus pasajeros a precios competitivos”.

Con base en el Aeropuerto Internacional de Seúl, Incheon, Air Premia anunció su plan de arrancar vuelos regulares en septiembre de 2020. La compañía operará inicialmente en Asia a nivel regional antes de expandir su red a Los Ángeles y San José, en los Estados Unidos, en 2021.

Air New Zealand anuncia vuelos a Nueva York, su destino más lejano

Recientemente, la aviación comercial dio un paso importante al realizar el vuelo exploratorio más largo con una duración cercana a las 20 horas por parte de la aerolínea australiana Qantas dentro del marco “Project Sunrise”. Ahora, su vecina Air New Zealand, anuncia un vuelo non-stop entre la ciudad de Auckland, y el área de Nueva York, en los Estados Unidos.

El vuelo al aeropuerto internacional de Newark Liberty en Nueva Jersey, será realizado tres veces por semana utilizando modernos Boeing 787-9 Dreamliner con capacidad para 275 pasajeros cuyos asientos Business Premier y Premiun Economy disponen de mayores espacios en comparación a los mismos aviones utilizados en rutas menos extensas. El vuelo a la zona de la gran manzara tendrá una duración de 15 horas y 40 minutos, mientras que la vuelta a Auckland será de 17 horas y 40 minutos.

maxresdefault

Con respecto a este nuevo destino; el jefe ejecutivo, Jeff McDowall, comentó lo siguiente:

El crecimiento de visitantes a Nueva Zelanda es más fuerte desde América del Norte y el rendimiento de nuestro nuevo servicio a Chicago supera las expectativas. Nueva York ha sido una aspiración de Air New Zealand por algún tiempo y la retirada del Atlántico liberará la capacidad de los aviones para hacer realidad este hito.

En contrapartida al anuncio de la nueva ruta, la aerolínea también comunicó el fin de la ruta Auckland – Los Ángeles – Londres; una ruta emblemática para Air New Zealand y un enlace importante que conecta Nueva Zelanda y Europa desde su lanzamiento en 1982. Sin embargo, McDowall dice que la dinámica del mercado ha afectado el rendimiento en los últimos años. Según McDowall, los kiwis (como se conoce a los neozelandeses), tienen más del doble de formas de volar a Londres que hace una década y las preferencias han cambiado; el año pasado por ejemplo, menos del siete por ciento de todos los viajeros de aerolíneas entre Auckland y Londres eligieron volar a través de Los Ángeles.

Qantas devela imágenes del histórico vuelo QF7879, el más largo jamás hecho

El primer vuelo sin escalas de una aerolínea comercial hecho con un Boeing 787-9 Dreamliner desde Nueva York a Sydney, el más largo jamás efectuado, aterrizó ayer a a las 7:42 hora hora de Australia después de 19 horas y 16 minutos en el aire.

Un total de 49 pasajeros y tripulantes estaban en el vuelo QF7879, que se utilizó para realizar una serie de experimentos que evaluaron la salud y el bienestar a bordo. Los datos de estos experimentos serán útiles para dar forma a los requerimientos de las tripulaciones y al servicio al cliente de los vuelos de ultra larga distancia de Qantas en el futuro, incluidos los del Proyecto Sunrise.

Las pruebas abarcaron desde el monitoreo de las ondas cerebrales de los cuatro pilotos, los niveles de melatonina y el estado de alerta, hasta las clases de ejercicios para pasajeros.

La iluminación de la cabina y las comidas durante el vuelo también se ajustaron de manera que se espera que ayuden a reducir el desfase horario, según los investigadores médicos y científicos (se abre en una nueva ventana) que se han asociado con Qantas.

Al llegar a Sydney, el CEO de Qantas Group, Alan Joyce, dijo:

“Esta es una primicia realmente importante para la aviación. Con suerte, es una vista previa de un servicio regular que acelerará la forma en que las personas viajan de un lado del mundo al otro. Sabemos que los vuelos de ultra larga distancia plantean algunos desafíos adicionales, pero eso ha sido cierto cada vez que la tecnología nos ha permitido volar más lejos. La investigación que estamos haciendo debería darnos mejores estrategias para mejorar la comodidad y el bienestar en el camino. Los vuelos nocturnos generalmente comienzan con la cena y luego las luces se apagan. Para este vuelo, comenzamos con el almuerzo y mantuvimos las luces encendidas durante las primeras seis horas, para que coincidieran con la hora del día en nuestro destino. Significa que comienzas a reducir el jetlag de inmediato. Lo que ya está claro es cuánto tiempo puede ahorrar. Nuestro servicio regular de una parada de Nueva York a Sydney (QF12) despegó tres horas antes de nuestro vuelo directo, pero llegamos unos minutos antes, lo que significa que ahorramos una cantidad significativa de tiempo total de viaje al no tener que parar”.

El capitán de Qantas, Sean Golding, quien dirigió a los cuatro pilotos que operaban el servicio, dijo:

“El vuelo fue realmente tranquilo. Los vientos aparecieron de la noche a la mañana, lo que nos retrasó al principio, pero eso fue parte de nuestra planificación del escenario. Dado el tiempo que estuvimos en el aire, pudimos seguir optimizando la ruta de vuelo para aprovechar al máximo las condiciones. Teníamos mucho interés de los controladores de tránsito aéreo mientras cruzábamos a través de diferentes espacios aéreos debido a la singularidad de este vuelo. También tuvimos un cierre de sesión especial y bienvenidos a casa desde las torres de control en Nueva York y Sydney, que no reciben todos los días. En general, estamos muy contentos con cómo fue el vuelo y es genial tener algunos de los datos que necesitamos para evaluar cómo convertir esto en un servicio regular”.

Se planean dos vuelos de investigación más como parte de las evaluaciones del Proyecto Sunrise: Londres a Sydney en noviembre y otro de Nueva York a Sydney en diciembre. Las emisiones de todos los vuelos de investigación se compensarán por completo.

Se espera una decisión sobre el Proyecto Sunrise para fin de año.

« Entradas Anteriores