Archivos por Etiqueta: Canadá

Air Canada compra Air Transat

La aerolínea norteamericana Air Canada, informó que finalizó la compra del grupo operador Transat Inc, propietaria de su competidora Air Transat, por unos 520 millones de dólares canadienses (396 millones de dólares estadounidenses).

La operación aún debe ser aprobada por accionistas y organismos reguladores canadienses. Se espera que la transacción finalice a principios de 2020.

“Estamos encantados de haber logrado este acuerdo definitivo para fusionar a Air Transat con Air Canada, y así lograr mejores resultados para todas las partes. Para los accionistas de las dos compañías, esta combinación ofrece un excelente valor, al tiempo de brindar una mayor seguridad laboral”,  dijo Calin Rovinescu, CEO de Air Canada.

Según Air Canada, no hay planes, al menos inmediatos, de eliminar la marca Air Transat, por lo que las dos aerolíneas, sus aviones y sus oficinas se mantendrían de forma separada.

Jean-Marc Eustache, CEO de Air Transat, aportó: “Para nuestros clientes, ofrecerá aún más opciones y posibilidades. Pueden continuar reservando sus vuelos y paquetes con total confianza, ya que todas las reservas se respetarán antes y después del cierre de la negociación”.

Air Transat posee una flota de 38 aeronaves y vuela a destinos en 25 países de América y Europa y tiene alrededor de 5.000 colaboradores.

Mitsubishi compra programa CRJ de Bombardier

Mitsubishi Heavy Industries Ltd y Bombardier Inc anunciaron hoy que han cerrado un acuerdo definitivo, por el cual el constructor japonés adquirirá el programa de aviones regionales CRJ de Bombardier por valor de 550 millones de dólares, pagadero a la canadiense al cierre de operación incluyendo la absorción de pasivos por parte del comprador por aproximadamente 200 millones de dólares. Según el contrato, el interés neto que posee Bombardier en la empresa RASPRO-creada para arrendamiento de aeronaves a clientes-que está valorado en aproximadamente 180 millones de dólares estadounidenses, se transferirá a MHI.

De conformidad con lo descrito, MHI adquirirá las unidades de mantenimiento, soporte, reacondicionamiento y comercialización de aviones CRJ, incluidos los servicios relacionados y la red de soporte ubicados en Montreal (Quebec) y Toronto (Ontario), y sus centros de asistencia ubicados en Bridgeport (West Virginia), y Tucson (Arizona), así como los certificados de tipo. Actualmente, están en producción los aviones CRJ700, CRJ900, CRJ1000 y en desarrollo el CRJ550. Asimismo, hay un parque importante de aparatos CRJ100/CRJ200 que vuelan alrededor del mundo, que pasarán a ser atendidos por la firma nipona.

Esta adquisición complementa el negocio de aviones comerciales SpaceJet de Mitsubishi, hoy en fase de introducción y con varios años de demora en lo que respecta a certificaciones y entregas. Las capacidades de mantenimiento e ingeniería del programa CRJ mejorarán aún más las tareas críticas de soporte al cliente, un área de negocios estratégica para MHI en la búsqueda de un crecimiento futuro.

Seiji Izumisawa, presidente y director ejecutivo de Mitsubishi Heavy Industries Ltd., dijo: “Como explicamos en el reciente Salón Aeronáutico de París, estamos trabajando arduamente para asegurarnos de proporcionar nuevas posibilidades de negocios para nuestros clientes y establecer un nuevo estándar para la experiencia de los pasajeros. Esta transacción representa uno de los pasos más importantes en nuestro viaje estratégico para construir una aviación global sólida. Estos esfuerzos se acrecientan al asegurar un conjunto complementario y de clase mundial de funciones relacionadas con la aviación que incluyen mantenimiento, reparación y revisión (MRO), ingeniería y asistencia al cliente”.

“Nos complace anunciar este acuerdo, que representa la finalización de la transformación aeroespacial de Bombardier”, dijo Alain Bellemare, presidente y director ejecutivo de Bombardier Inc. “Confiamos en que la adquisición del programa por parte de MHI es la mejor solución para los clientes de aerolíneas, empleados y accionistas. Estamos comprometidos a garantizar una transición ordenada y sistematizada”.

La planta de producción de la familia CRJ en Mirabel, Québec, permanecerá a cargo de Bombardier. Bombardier continuará suministrando componentes y piezas de repuesto y ensamblará los pedidos actuales de aviones CRJ en nombre de MHI. Se espera que la producción de CRJ concluya en la segunda mitad de 2020, luego de la entrega de la cartera actual de aeronaves.

Bombardier también retendrá ciertos pasivos que representan una parte del crédito y garantías de valor residual por un total de aproximadamente 400 millones de dólares. Esta cantidad es fija y no está sujeta a cambios futuros en los valores; será pagadera a Bombardier en los próximos cuatro años.

Actualmente se espera que la operación se cierre durante el primer semestre de 2020 y sigue sujeta a aprobaciones regulatorias de Japón y Canadá. El acuerdo contempla la posibilidad de no continuidad de la transferencia a MHI bajo ciertas condiciones que no fueron reveladas.

No se reveló donde se producirán los SpaceJet luego del cierre de la producción de la familia CRJ por parte de Bombardier. Esto podría ocurrir en Japón, tal vez en la misma Canadá bajo licencia o en los Estados Unidos, donde Mitsubishi ve un potencial importante de clientes de aviones regionales.

Bombardier se desprende así de todas sus unidades de aviación comercial. Ya ha vendido el programa C-Series a Airbus (ahora A220), el programa Q-Series a De Havilland Canadá, y ahora la familia CRJ a Mitsubishi. El constructor se enfocará exclusivamente en aviación ejecutiva y su división ferroviaria.

Air Canada fue elegida como “Mejor aerolínea de Norteamérica” por Skytrax

Air Canada fue nombrada por tercer año consecutivo como “Mejor Aerolínea de Norteamérica”, además de obtener el premio en la categoría de “Mejores Comedores de Clase Ejecutiva del Mundo”, “Mejor Personal de Aerolínea en Canadá”, “Mejor Clase Ejecutiva de Norteamérica” y “Mejor Limpieza de Cabinas en aerolíneas norteamericanas.”

Cabe destacar que es la octava ocasión en los últimos diez años en el que la empresa logra la máxima posición a nivel norteamericano en los reconocimientos entregados por Skytrax, quien toma en cuenta encuestas de satisfacción de más de 21 millones de viajeros en todo el mundo.

Air Canada la Mejor Aerolínea de Norteamérica en los Premios World Airline Awards 2019 de Skytrax

“Nos enorgullece recibir el premio a la Mejor Aerolínea de Norteamérica por tercer año consecutivo y octava vez en diez años, muestra de continuo éxito y de la transformación que hemos llevado a cabo hacia una visión global enfocada en una oferta superior de productos y en la excelencia de servicio al cliente”, declaró Calin Rovinescu, Presidente y Director Ejecutivo de Air Canada, quien también felicitó a los 33 mil empleados galardonados, cuyo arduo trabajo les ha permitido competir eficazmente contra algunas de las aerolíneas más grandes del mundo y sobre todo enfatizó en el agradecimiento a los clientes, ya que es gracias a ellos que reciben este tipo de premios.

Los esfuerzos de aerolínea por continuar manteniendo una adecuada experiencia del cliente han incluido el introducir innovaciones como mejoras al sistema de entretenimiento, equipar las aeronaves con Wi-Fi, renovar los salones o Dining Lounge, simplificar procesos aeroportuarios, renovación de la flota e incluir un nuevo sistema de reservas para mejorar la gestión.

Air Canada-Air Canada Named Best Airline in North America for Th

Los premios Skytrax World Airline Awards son independientes y comenzaron en 1999 para proporcionar un estudio de satisfacción del cliente que fuera verdaderamente global. Viajeros de todo el mundo votan en la mayor encuesta de satisfacción del mundo para decidir los ganadores de los premios.

Saab negocia acuerdo con Canadá y ofrece opción de producir aviones en ese país

Saab podrá instalar una unidad de producción del caza Gripen NG en Canadá si el gobierno de Ottawa opta por el modelo sueco. La Real Fuerza Aérea Canadiense estudia la compra de nuevos aviones, buscando la sustitución de parte de la actual flota de CF-18 Hornet, que será jubilada en 2032. El proyecto de modernización de la flota de cazas canadienses tiene un valor de 19.000 millones de dólares canadienses (14.000 millones de dólares) e incluye un extenso paquete de beneficios industriales garantizados para el país o compensaciones comerciales proporcionadas por el ganador. El pedido, que puede llegar a 88 aviones, puede implicar la construcción de una fábrica en Canadá.

saab-gripen-e-mbda-meteor-bvraam_free_big

La Fuerza Aérea Canadiense deberá recibir las propuestas iniciales hasta mediados de 2019, con previsión de elección del ganador a finales de 2021. Los primeros aviones deben ser entregados cuatro años después, con la exigencia de que la capacidad operacional inicial ocurra en 2026 y, con la última la entrega, a más tardar en 2032. Los actuales CF-18A, versión canadiense del F / A-18 Hornet, deberán ser gradualmente retirados de servicio hasta mediados de los años 2030, exigiendo su sustitución por un nuevo vector de combate.

cf-18_free_big

En la actualidad, Dassault Aviation compite con el Rafale, Airbus Defense ofrece el Eurofighter Typhoon, mientras que Boeing está ofreciendo el F / A-18 Super Hornet y el F-15E Strike Eagle. El F-35, aunque se ofrezca formalmente, corre el riesgo de ser impedido de permanecer en la disputa. La Casa Blanca amenaza con retirar el F-35 de la competencia canadiense si Canadá no cambia los requisitos para que el ganador agregue una serie de beneficios industriales específicos a empresas locales, incluyendo una posible producción local. El gobierno de Estados Unidos argumenta que Canadá siendo socio del programa F-35 no puede solicitar beneficios industriales específicos para sus empresas.

Inversores canadienses quieren revivir a de Havilland Canadá

La tradicional marca de Havilland Canada, extinguida en 1992, renacerá tras la reestructuración de la industria aeronáutica canadiense. La gestora de inversiones en el sector aeroespacial de Canadá, Longview Aviation Capital, oficializó el retorno de la marca, ahora designada como Havilland Aircraft of Canada Limited. Longview concluye la absorción del control de todo el programa Dash 8, incluyendo las series 100, 200 y 300 y el programa Q400 de Bombardier. El acuerdo también incluye los derechos al nombre y marca registrada de Havilland.

qserie_free_big

La empresa será responsable de la producción de las aeronaves comerciales turbohélices Dash 8 de la serie Q. La gestora de inversiones, que es propietaria de Viking Air, adquirió una serie de proyectos originalmente producidos por la de Havilland Canada, como el turbo-hélice Twin Otter , los aviones bomba CL-215, CL-215T y CL-415, así como toda la serie DCH-1 hasta DCH-7. Las series DCH-1 a DCH-7, como el Twin Otter, eran modelos de aviones a los que Viking Air realizaba una serie de mantenimientos y revisiones. Después de la negociación con Bombardier, todos los proyectos fueron adquiridos por Longview, que retomó la producción del Twin Otter y recibió algunas mejoras y modernizaciones.

“Estamos comprometidos con un enfoque de negocio que no ocasionará la interrupción en la producción, entrega o soporte de esas aeronaves, Con toda la línea de productos de Havilland reunida bajo la misma bandera por primera en vez de décadas, esperamos trabajar con clientes, proveedores y empleados al cierre de la transacción para determinar las oportunidades futuras” , dijo David Curtis, CEO de Longview Aviation Capital Color.

Recientemente Bombardier inició una reestructuración completa de su unidad aeronáutica, vendiendo el programa C-Series a Airbus y el Q-Series, a Longview, enfocando sus negocios en la aviación de negocios, aunque aún tiene el programa CRJ. La expectativa de Longview es que con la reestructuración del grupo y la reanudación de la tradicional marca de Havilland Canada, será posible reposicionar los modelos turbo-hélices de la compañía. Considerado sin competidores directos, el Q-Series del Dash 8 es el más rápido turboprop regional de la actualidad, además de poder operar en lugares altos y calientes sin mayores restricciones.

cl-415_free_big

Contrariamente, Longview seguirá operando de forma independiente en la antigua unidad de Havilland, ubicada en Downsview, Ontario. La planta industrial de Downsview fue vendida por Bombardier a principios de este año, pero bajo los términos de un contrato y una licencia de Bombardier, la producción permanecerá en el lugar hasta por lo menos 2021. Como parte de la transacción a Longview también espera recibir más de 1.000 empleados de Bombardier actualmente asociados a la producción, soporte y ventas del programa Dash 8.

QantasLink_(VH-TQY)_Bombardier_Dash_8_Q300_on_approach_to_Canberra_Airport_(2)

La transacción está sujeta a las condiciones de las autoridades canadienses y debe concluirse hasta el segundo semestre de 2019. Coincidentemente, la reestructuración de la industria aeronáutica canadiense, con la venta de activos de Bombardier, ocurre en paralelo a un movimiento similar que involucra a Embraer. Durante más de dos décadas Bombardier y Embraer disputaron los mismos mercados en la aviación comercial y nichos específicos en la aviación ejecutiva.

Mitsubishi estaría interesada en el proyecto CRJ de Bombardier

A pesar que aún no fue entregado el primer jet regional de Mitsubishi Heavy Industries, el MRJ; en el mundo aeronáutico se comenta el interés del fabricante japonés en el proyecto CRJ de la canadiense Bombardier. Tras la venta del proyecto C-Series a Airbus, como también de su división de turbo-hélices Q400, aún quedan los bireactores CRJ.

original-680x365_c

Bombardier ha declarado recientemente que exploraría opciones estratégicas para el programa CRJ. De vez en cuando, esto puede llevar a discusiones con posibles contrapartes. Si bien Bombardier generalmente no hace comentarios públicos sobre especulaciones o rumores de mercado, a la luz de los recientes informes de los medios, Bombardier cree que es prudente informar a las partes interesadas que está en conversaciones con Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. con respecto a su programa CRJ.

Antes de que se llegue a un acuerdo, se requiere una mayor revisión y análisis por parte de la dirección de Bombardier y la aprobación de la junta directiva de Bombardier, y Mitsubishi Heavy Industries Ltd. debe completar su revisión de diligencia debida y su propio proceso de análisis y aprobación, que están fuera del control de Bombardier.

Si se llegará a concretar al compra del proyecto CRJ, Mitsubishi ganaría un excelente ‘know-how’ que Bombardier desarrolló a lo largo de su historia. Además, cabe resaltar que recientemente el constructor canadiense hizo oficial que se retiraba de la aviación comercial (a excepción del programa CRJ) concentrándose casi exclusivamente en jets ejecutivos.

Bombardier finaliza venta de su programa de aviones de la serie Q

El fabricante canadiense de aeronaves Bombardier (TSX: BBD.B) confirmó el cierre de la venta previamente anunciada de los activos de su programa de aviones turboprops Q (incluyendo el Q400 en producción y licencia por los Q100/Q200/Q300) a De Havilland Aircraft of Canada Limited (anteriormente llamada Longview Aircraft Company of Canada Limited), una filial de Longview Aviation Capital Corp. por unos 300 millones de dólares americanos. Se espera que luego de asumir pasivos, comisiones y ajustes contables, el negocio se concrete en unos 250 millones de la misma moneda.

Longview llevará a cabo la producción de aviones Q400 en las instalaciones de Downsview en Toronto, y continuará prestando servicios de posventa para aviones de la serie Q. Bombardier colaborará en la transición y transferirá propiedad intelectual a Longview para facilitar una operación controlada del programa de aviones Q.

« Entradas Anteriores