Archivos por Etiqueta: McDonnell Douglas MD-87

Se busca dueño de avión abandonado

Alguien dejó olvidado un (ya clásico) McDonnell Douglas MD87, con matrícula EC KRV, en la principal terminal aérea española, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid – Barajas.

boe.JPG

El avión, que entró en servicio en octubre de 1990 en la compañía Iberia, pasó luego a manos de la malograda compañía charter Pronair, en el 2008. Un año después, la compañía dueña del aparato quebraba, pasando el MD87 a manos de Saicus Air en 2010, con la intención de realizar vuelos charters a Guinea Bissau desde Madrid. Un mes después del anuncio de la ruta, la compañía quebró, con lo que el avión nunca realizó dicha ruta.

Después de esto, el avión fue sellado: los motores, los tubos pilot, las tomas estáticas y el resto de orificios, y nunca más se supo.

Ahora, si tras tres meses consecutivos en los que se realice un requerimiento similar, el propietario no se presenta a pagar la deuda existente por los 8 años de estacionamiento y otros aranceles, el avión será subastado.

Acá te dejamos una imagen del avión, y si lo reconocés, tenés hasta abril para ir a moverlo, si no, olvídate de él.

saicus air

Un día como hoy ocurría el desastre de Linate

Un McDonnell Douglas MD-87, cubriendo el vuelo 686 de Scandinavian Airlines, con 110 personas a bordo que viajarían con destino a Copenhague, Dinamarca, impactó en pista durante el despegue con un reactor ejecutivo Cessna Citation II con cuatro personas que partiría rumbo a París, Francia. Las 114 personas que viajaban a bordo de ambos aviones murieron, así como cuatro personas más en tierra y cuatro heridas más. Es el peor accidente aéreo de la historia de Italia.

El accidente tuvo lugar en una espesa niebla, que redujo la visibilidad a menos de 200 metros (656 pies).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Cessna Citation fue autorizado a rodar desde la plataforma oeste por la calle de norte R5, y a continuación desde la plataforma norte a la calle de rodaje principal que discurre paralela a la pista principal, una ruta que mantendría al avión alejado de la pista. En lugar de esto, el piloto circuló por la calle de sur (R6), cruzó la pista y rodó por la calle principal.

A las 08:09:28, el MD-87 de SAS recibió autorización de un CTA distinto para despegar de la pista 36R. Segundos más tarde, el avión de SAS, en carrera a unos 270 kilómetros por hora (146 kt), colisionó con el Cessna. El MD-87 perdió el motor derecho; el piloto Joakim Gustafsson, intentó despegar, alcanzando una altitud de aproximadamente 12 metros (39 pies). El motor restante perdió algo de potencia debido a la ingestión de restos del accidente, y el avión, tras perder el tren de aterrizaje principal, cayó. Gustafsson aplicó reversas y frenos, e intentó llevar el avión por las superficies controladas. La maniobra fue tan precisa que ahora forma parte del manual técnico de SAS. Todo esto fue, sin embargo, insuficiente para mantener el momentum del reactor, y se chocó contra un hangar de equipaje ubicado cerca del final de pista, con una velocidad de aproximadamente 251 kilómetros por hora (136 kt). En el impacto, todos los pasajeros y tripulantes del MD-87 murieron.

sas7

Causas

El informe final concluyó que la “causa inmediata” del accidente fue la incursión del avión Cessna en la pista activa. Sin embargo, la ANSV excusó de toda la responsabilidad a los pilotos del avión Cessna, dado su informe de que habían identificado un gran número de deficiencias en la configuración y procedimientos del aeropuerto.

El aeropuerto de Linate estaba operando sin un radar de superficie en aquel momento, pese a que les había sido entregado un sistema años atrás que no habían terminado de instalar. El nuevo sistema finalmente entró en funcionamiento unos meses más tarde. Luego se descubrió que las señales de guía a lo largo de las calles de rodaje no cumplían la normativa; encendiendo por error la calle de rodadura R6 que llevaba a la pista, no había señales que permitiesen a los pilotos de la Cessna saber a donde se dirigían. Cuando se detuvieron en el punto de espera y reportó correctamente su identificador (S4), el controlador de tierra al no tener mapas actualizados, desconocía donde estaban. Además, ningún piloto del D-IEVX estaba certificado para aterrizar con una visibilidad inferior a 550 metros, pero pese a ello habían aterrizado unos minutos antes del desastre en el aeropuerto.

SAS 686

Responsabilidades

El 16 de abril de 2004, un juzgado de Milán encontró culpables del desastre a cuatro personas. El director del aeropuerto Vincenzo Fusco y el controlador de tráfico aéreo Paolo Zacchetti fueron sentenciados a ocho años de prisión; y con penas de seis años y medio al antiguo director de controladores del tráfico aéreo Sandro Gualano, y a Francesco Federico, antiguo director del aeropuerto. El 14 de marzo de 2005 otras cuatro personas (Fabio Marzocca, Santino Ciarniello, Nazareno Patrizi y Raffaele Perrone) también fueron condenadas a penas de prisión en proceso abreviado.

Los recursos de apelación fueron resueltos el 7 de julio de 2006 por la Corte de Apelación de Milán. El tribunal resolvió absolver a los dos ejecutivos condenados en primera instancia, Fusco y Federico, generando la indignación de los familiares de las víctimas. También redujo la sentencia de Zacchetti a tres años, confirmando la pena de Gualano.