Archivos por Etiqueta: Seguridad

“Así pega todo”; conozcamos al High Speed Tape

Reconozcámoslo, volar es lo mejor que nos puede pasar a todos los seres humanos, pero siempre que subimos a uno de estos “pájaros metálicos”, algún que otro miedo, o al menos incertidumbre, nos causa. Y peor aún, si por la ventanilla vemos a alguien pegando una parte del fuselaje con cinta adhesiva. ¡Miedo!

IMG-20190918-WA0008.jpg

Es que, yo te entiendo. Mirar por una escotilla y ver a un operario en tierra colocando tranquilamente una cinta adhesiva por el fuselaje de tu avión seguro que te dará una impresión, incluso susto. Más aún, cuando no tenés un conocimiento pleno del producto utilizado en esta situación. Por que si bien, esta cinta parece una cinta común, la verdad es que no lo es. Si, así como estás leyendo, es una cinta altamente especializada llamada Cinta de Alta Velocidad o “High speed tape” (HST). La misma es una cinta súper fuerte, sería la versión mutante o con súper poderes de las cintas adhesivas.

img_20190918_1809152725972975949788504.jpg

Esta cinta está compuesta de dos formas, una por aluminio blando con una capa adhesiva y otra de un laminado de aluminio con tela. Pero siempre el aluminio es su componente principal. La misma, es muy sensible a la presión y se utiliza para las reparaciones provisorias de aviones y autos de carrera. Además de su uso en la aeronáutica comercial, también tiene un uso muy común en aviones militares, específicamente durante el combate, ya que con esa cinta se tapan las aberturas que dejan las balas en el fuselaje de los cazas.

img-20190918-wa00115313130752603258785.jpg

Esta cinta es resistente al agua, a la humedad, a otros solventes e incluso al fuego en breves periodos y a los rayos ultra violeta, los cuales la hacen muy versátil ya que puede contraerse o expandirse dependiendo de un patrón de temperatura. Es capaz de soportar velocidades de más de 800 km/h, un peso de 49 Newton por centímetro (n/cm) y un rango de temperaturas que van desde los -54 y 149º grados Celsius sin perder la forma ni su funcionalidad. La misma es utilizada y aplicada por técnicos de mantenimiento con una adecuada formación. Para garantizar la seguridad y operabilidad de la aeronave.

img_20190918_1809107896936944738763662.jpg

En el mundo aeronáutico, los imprevistos están a la orden del día, las aerolíneas no cuentan con todo el stock de repuestos en cada destino al que vuela, a veces una reparación o cambio de pieza podría demorar horas y como consecuencia, los vuelos se retrasan o se cancelan. Con la implementación de esta cinta, se puede hacer una reparación provisoria, con la que la aeronave puede salir a tiempo y al llegar a su base ser reparada y puesta en servicio como nueva. Esta cinta está avalada por todos los entes de regulación del transporte aéreo del mundo, y ha pasado por múltiples pruebas y testeos sumamente rigurosos para que sea autorizado su uso en aeronaves.

En algún momento seguro leíste en redes sociales algún post alusivo a este tema, muchas veces estos trabajos se asocian solo a las aerolíneas low cost, considero son las más golpeadas por publicaciones en la industria. Pero esto está muy lejos de la realidad, ya que, si bien es cierto que las líneas aéreas de bajo costo la utilizan, también lo hacen las grandes.

Y es que si hablamos de eficiencia, esta no puede ser dividida en low Cost o legacy carrier. Además de mencionar que estas cintas, de low cost no tienen nada, ya que teniendo en cuenta todas sus funciones y todo lo que tuvo que atravesar en su desarrollo para ser comercializada, es obvio que su costo no sería igual al de una cinta común. En el mercado, los precios de las HST rondan los 110 dólares americanos el rollo de 55 mts, y el rollo más largo supera los 775 dólares. Así que, si tenías pensado comprarla para usarla en tu casa… más vale que tengas algún dinerito ahorrado.

¿Es realmente seguro viajar en avión?

Tal vez una de las primeras preguntas que uno se hace antes de un viaje es si realmente es seguro subir a un avión.

Ph: Sinmapa.com

Hoy en día, es común leer en cualquier tipo de medio, noticias sobre incidentes y accidentes que envuelven a la aviación. De hecho la aviación como un medio de transporte no está exento de dichos acontecimientos. A lo largo de la historia ocurrieron millones de incidentes como también accidentes que se cobraron las vidas de miles de pasajeros y tripulantes. Graves accidentes, como el que envolvió a dos Boeing 747 de KLM y Pan Am en Los Rodeos, como también el del vuelo 123 de Japan Airlines, son hasta el día de hoy considerados como las peores catástrofes aéreas en la historia de la aviación comercial.

Recientemente, accidentes trágicos como el de los Boeing 737 MAX 8 de Lion Air y Ethiopian Airlines, como así también el del Sukhoi SSJ100 de Aeroflot, nos haría pensar dos veces antes de subir a una aeronave. Pero, ¿alguna vez te preguntaste cuántos vuelos despegan y aterrizan cada segundo? ¿Cuántos aviones están surcando los cielos del mundo mientras estás leyendo este artículo? Según un estudio realizado el año pasado, se calcula que en un día aproximadamente 120.000 aviones despegan y aterrizan en un tiempo de 24 horas, transportando a más de 12 millones de pasajeros alrededor del mundo. Esto, en un rápido cálculo serían aproximadamente 83 aviones que están despegando y aterrizando en cualquier punto del mundo en un tiempo cada minuto. En pocas palabras, en un año millones de aviones estarían volando por los cielos del mundo. Obviamente durante ese tiempo los incidentes son incalculables, pero los accidentes que se cobran vidas humanas podemos decir que son bien reducidos, hasta extremadamente improbables.

Según la ASN (Aviation Safety Network) con sede en Holanda, el 2018 fue uno de los años más inseguros para la aviación comercial, registrándose unos 15 accidentes mortales que se cobraron 556 vidas. En cambio, el año anterior a ese; es considerado como el más seguro en la historia de la aviación, con 10 accidentes que dejaron un saldo de 44 personas fallecidas. Si tomamos como referencia el año 2018, que registró nada más que 37.800.000 vuelos, los accidentes fatales ocurrieron cada 2,45 millones de vuelos. Y según algunos estudios, para que un pasajero se involucre en un accidente aéreo, debería de viajar todos los días las 24 horas durante años, la posibilidad es prácticamente inexistente.

Cómo había dicho más arriba, el avión es un medio de transporte que no está eximido de envolverse en una catástrofe. Pero si tomamos como referencia los accidentes en vehículos que se registran cada día en cualquier parte del mundo, la tasa de fallecidos o heridos superaría por millones, o tal vez más a los incidentes que involucran a los aviones. Los estudios sugieren que por encima de todos los medios de transporte, el avión es y seguirá siendo el más seguro lejos; las estadísticas hablan de por sí solas.

Además, recientemente la ETSC (European Transport Safety Council), tras realizar varios estudios y analizar todos los accidentes, llegaron a la conclusión de que es posible de sobrevivir en un 90% en un accidente aéreo. Para analizar este estudio tomemos como ejemplo el reciente accidente del SSJ100 de Aeroflot, en el mismo, tras las publicaciones de varios vídeos, se pudo observar que muchos de los pasajeros evacuaron con sus maletas de mano, ésto hizo que varias personas que trataron de escapar perdieran segundos vitales por culpa de aquellos que se quedaron para tomar sus bienes. Tengan en cuenta que en los speachs de seguridad que los tripulantes de cabina realizan antes del despegue, claramente dicen que en caso de evacuar el avión deben dejar de lado sus maletas e ir lo más rápido posible a una de las salidas de emergencia más cercana; en caso de evacuación, cada segundo perdido representante la diferencia entre vivir o morir.

P.h. Stuff.co.nz

Ph: Stuff.co.nz

Todas las aeronaves que salen al mercado tienen como punto obligatorio poder ser evacuadas en menos de 90 segundos, esto sin importar el tamaño del avión. Para eso, cada vez que se lanza un nuevo modelo, se realizan pruebas para certificar que en ese aparato será posible evacuar en ese lapso de tiempo; en esas pruebas voluntarios pasan a ocupar los asientos simulando ser pasajeros, pero ninguno de ellos son avisados por cuál de las puertas se realizará la evaluación, como también se colocan obstáculos en los pasillos para darle más realismo al procedimiento. En algunos casos, hasta se menciona que son otorgados premios a los primeros que salgan de la aeronave, esto para crear caos cuando se realiza la evacuación por aquellos voluntarios que harán todo lo posible para poder salir primero. Estas pruebas son tan reales que incluso hay casos de voluntarios que salen lastimados, como también ya se registró una muerte.

Otro factor que contribuye para poder evacuar de forma segura una aeronave es siempre prestar atención al speach de seguridad que se da antes del despegue. Hubo casos de despresurización de cabina en donde caen las máscaras y los pasajeros ni siquiera sabían cómo colocarlas de forma correcta. Además, tengan en cuenta que las ubicaciones de pasajeros tampoco se realiza de forma aleatoria, por ejemplo los pasajeros de avanzada edad, con algún problema de motricidad, personas con obesidad extrema, niños o personas con bebé jamás podrán ocupar los asientos de emergencias. Cuando uno va a abordando el avión, la tripulación fija sus miradas a aquellos pasajeros que puedan ayudar en caso de que sea necesario evacuar el avión, justamente son esta clase de pasajeros los que se ubican en los asientos de emergencias o en las cercanías; por eso antes del despegue, los tripulantes de cabina se aseguran de eso dando instrucciones especiales a los que se ubican en los asientos de emergencias. Como también existe una regla para aquellas familias que viajan con niños, los padres nunca deberán estar separados por más de una fila de asientos, ya que si se los ubica muy alejados, ellos podrían interferir a la hora de la evacuación.

Pero existe una de las razones, tal vez la más importante; la aviación es y será el medio de transporte más seguro porque durante su larga historia los ingenieros y fabricantes aprendieron y perfeccionaron cada diseño tras un accidente ocurrido. Como solía decirlo un periodista local, “duele decirlo pero hay que decirlo”, está seguridad casi perfecta es gracias a todas las víctimas que estuvieron envueltas en un accidente aéreo; los constructores prometen sobre cada gota de sangre derramada, que nunca ocurrirán accidentes similares, aunque el caso del Boeing 737 MAX 8 se puede catalogar como una excepción.

Además de los diseños en donde solo se permite la perfección, detrás de ello existen muchos profesionales que dan todo de sí mismos para mantener al avión como el medio de transporte más seguro. Entre estos, podemos citar al personal de mantenimiento, que realiza sus labores son importar la hora, el clima y mucho menos los días festivos, como así como los DOV’s que realizan los cálculos necesarios para que la aeronave pueda despegar, volar y aterrizar con total seguridad, así también los colaboradores de las aerolíneas junto con los de aeropuertos, que hacen un trabajo perfectamente coordinado para que el vuelo pueda salir sin ningún contratiempo, y por sobre todos ellos, están los pilotos y las tripulaciones de cabina, que se encargan de operar los aviones que transportan pasajeros y cargas.

Ph: sp.depositphotos.com

También están aquellos profesionales altamente capacitados como los controladores de tráfico aéreo, que se ocupan de que todas las aeronaves estén viajando en las aerovías y altitudes correctas. Por si no sabían, en el cielo existen “rutas” virtuales denominadas aerovías, las cuales los aviones deben seguir para llegar a su destino. Jamás dos aeronaves pueden volar en la misma aerovía en el sentido opuesto manteniendo la misma altitud.

Ph: Hispaviación

No estaría demás decir que por cada avión que uno ve, detrás de él existen cientos de profesionales realizando su trabajo para mantener ese estatus de seguridad lo más alto posible.

Por eso, la próxima vez que tengas que viajar, no te preocupes de todo esto, ya que vas a estar en manos de personas altamente entrenadas que harán todo lo posible para que tu vuelo y el de millones de pasajeros, sea lo más confortable y seguro posible.

IATA insta a socios a centrarse en estándares globales de seguridad

La entidad instó a los socios de la aviación a que se centren en los estándares globales, el intercambio de información, el análisis basado en el riesgo y en las amenazas emergentes con el fin de garantizar la seguridad aérea en las próximas décadas. Los estándares globales para la seguridad aérea fueron acordados por los gobiernos a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y están recogidos en el Anexo 17 de la Convención de Chicago.

“Volar es seguro. Pero mantener la seguridad no es una tarea fácil. Las amenazas evolucionan. El panorama geopolítico es complejo. La tecnología cambia constantemente. Y los volúmenes, tanto de carga como de viajeros, siguen creciendo. Los estándares globales y la colaboración entre gobiernos e industria son los pilares de nuestro constante éxito”. Alexandre de Juniac, consejero delegado de IATA

zona de espera

“Han pasado 45 años desde que el Anexo 17 fue agregado al Convenio de Chicago. Sin embargo, son muchos los Estados que continúan luchando para implementar los requisitos de este anexo. La vulnerabilidad en cualquier parte del sistema nos afecta a todos. El objetivo es conseguir la total implementación. “Es necesario que los países desarrollados brinden asistencia integral a los países en desarrollo para garantizar que se cumplan las medidas de seguridad de referencia”, declaró De Juniac.

Las áreas críticas de actuación incluyen:
1-Controlar de forma segura los millones de empleados que trabajan en los aeropuertos y en las aerolíneas y tienen acceso a los aviones.

2-Poner fin a las medidas extraterritoriales que a menudo requieren que las aerolíneas asuman responsabilidades gubernamentales.

3-Mejora de la experiencia de seguridad para los pasajeros, incluso cuando el número de pasajeros se duplique en las próximas dos décadas.

volaris-cosas-debes-saber-cuando-estas-en-un-aeropuerto

“Las amenazas no dejan de evolucionar y son cada vez más complejas. Quienes desean hacer daño a la aviación no tienen lealtad estatal; manejan la información a través de las fronteras y traman métodos cada vez más sofisticados para causar el caos y la destrucción. Los gobiernos deben centrarse en la protección de las personas. Y eso no se puede hacer de forma aislada. Debemos mejorar la forma de compartir información”, agregó.

“En el tiempo transcurrido desde el 11-S, la inversión en seguridad aérea ha crecido exponencialmente. No hay duda de que esto ha hecho que volar sea más seguro. Pero la eficiencia del sistema debe ser desafiada constantemente. Los gobiernos deben desarrollar conceptos de seguridad basados en el riesgo que permitan destinar los recursos allá donde la necesidad es mayor”, dijo.

160-espanoles-pasan-nueve-horas-atrapados-en-el-aeropuerto-de-argel

IATA pidió mayor mayor atención por parte de gobiernos e industria ante amenazas emergentes, incluidas las amenazas cibernéticas. La transformación digital de la industria aérea es prometedora. Pero debemos asegurar de que nuestros sistemas se mantengan seguros y resilientes contra los ataques cibernéticos. El diálogo constructivo y el intercambio de información entre industria, proveedores de tecnología y gobiernos es fundamental para alcanzar este objetivo, apuntó el consejero.

IATA está trabajando con aerolíneas, socios de la industria y otros sectores en el desarrollo de una estrategia que estará lista a principios del próximo año y que representará un cambio en la manera en que nosotros, como sector, abordamos el desafío de la amenaza cibernética.

Tyga recibirá a pasajeros en el aeropuerto Silvio Pettirossi este viernes

Por Gustavo Galeano

El ave rapaz fue importada en febrero pasado por el veterinario Raúl Palacios Princigalli, propietario de la empresa Raptor, dedicada desde hace años al control de plagas de aves en el aeropuerto Silvio Pettirossi que sirve a la ciudad de Asunción y alrededores. La firma utiliza la cetrería como uno de los métodos más eficaces para resguardar el espacio aéreo local, siguiendo las recomendaciones del Comité Regional CARSAMPAF en base a las normas OACI y DINAC.

Como parte de una campaña de demostración de esta actividad profesional como método de seguridad preventiva en el aeropuerto Silvio Pettirossi, mañana viernes 6 de octubre, desde las 16:00 hs; Tyga dará la bienvenida a los pasajeros que arriben en el salón de llegadas de nuestra principal estación aérea.

Tyga, que podrá alcanzar los 2,3 metros de envergadura con las alas desplegadas al llegar a su edad adulta, seguramente causará impresión, admiración y respeto en quienes la vean.

Para qué sirven los triángulos negros de la cabina y los ganchos amarillos de las alas de los A320

El capitán Joe explica en el vídeo mysterious objects on Airbus A320 explained qué son y para qué sirven, aunque la versión resumida es que:

  • Los triángulos –hay dos a cada lado de la cabina– indican la mejor posición para ver el borde de ataque y el borde de salida del ala; esto sirve para poder hacer una comprobación visual si hubiera algún problema con slats o flaps.
  • Las piezas amarillas en efecto «estropean» el perfil alar, pero tienen una importante función: sirven para anclar unas cuerdas de seguridad que en caso de evacuación servirían para ayudar a los pasajeros para mantener el equilibrio y no resbalar.

El vídeo (en ingles bastante claro) en cuestión:

* Microsiervos

El 2016 fue el año más seguro de la historia de la aviación comercial

Durante al año han habido 19 accidentes de aviones de pasajeros de más de 14 plazas que han supuesto el fallecimiento de 325 personas. Sólo le gana 2013, con 265 muertes, aunque con 29 accidentes.

Evolución del número de accidentes mortales de avión
Evolución del número de accidentes mortales de avión: en azul, número total de accidentes; en rojo, la media móvil de los cinco años anteriores – ASN. 

Hay que tener en cuenta, de todos modos, que los datos de ASN no incluyen aviones militares, con lo que no está incluido el accidente del Coro del Ejército Rojo. Pero aún incluyéndolo serían 417 muertes, con las que seguiría siendo el segundo año con menos muertes.

Once de los accidentes involucraron a vuelos de pasajeros, lo cual permitió que ASN establezca que, dado que anualmente se registran 35.000.000 de vuelos, la tasa sea de un accidente fatal cada 3.200.000 vuelos.

ASN comenta que entre esos accidentes registrados, dos de ellos muy probablemente sean a causa del terrorismo. Aunque las investigaciones todavía están en marcha, las autoridades egipcias informaron que encontraron rastros de explosivos entre los restos del A320 de EgyptAir que se estrelló en el mar Mediterráneo en mayo. Así también en febrero un pasajero murió al detonar una bomba en la cabina de un A320 que acababa de despegar de Mogadishu, Somalia.

El promedio de los últimos cinco años muestra una fuerte tendencia en la reducción de los accidentes que ocurren durante las fases de aproximación y aterrizaje, la cual se encuentra en el punto más bajo de los últimos 45 años. Durante los últimos 5 años, sólo uno de cada tres accidentes tuvieron lugar en esas fases.

Por otro lado, comentan desde la ASN, las fases de crucero y descenso han tenido un incremento hasta llegar al 45% de todos los accidentes de los últimos 5 años, el número más alto en 50 años.

Harro Ranter dice que el bajo número de accidentes no es una sorpresa: “Desde 1997 el número promedio de accidentes ha demostrado una fuerte y persistente declinación, en gran parte debido al trabajo realizado por organizaciones aeronáuticas internacionales como la OACI, IATA, Flight Safety Foundation y la industria de la aviación”.

Gracias a avances y modernizaciones en los aviones, mejores procedimientos de seguridad y una mayor colaboración entre países para mejorar infraestructuras y aeropuertos en naciones en desarrollo, los números de fatalidades disminuyeron enormemente. Las posibilidades de morir en un accidente aéreo son cada vez más bajas. Este año, el índice de muertes fue 1 cada 10.937.500 pasajeros.

En 1970, cuando el Banco Mundial comenzó a rastrear los movimientos en el aire de las personas, 310 millones de pasajeros viajaron en vuelos comerciales en el mundo. En el 2016, esta figura supera los 3,5 mil millones de pasajeros. Esto quiere decir que, además de que el número de personas que mueren es menor, el índice continúa disminuyendo.

En cualquier caso la tendencia –la línea roja del gráfico– es clara: desde hace años volar es cada vez más seguro.