Archivos por Etiqueta: Tecnología

British Airways celebra el push back #100.000 sin contaminación

British Airways celebró el pusk back (remolque) número 100.000 de un avión utilizando dispositivos Mototok totalmente eléctricos y controlados a distancia, para maniobrar rápidamente la flota de 140 aviones de corto radio de la firma desde la plataforma hacia la pista en los últimos dos años.

British Airways es la primera y única aerolínea en utilizar remolcadores Mototok ecológicos y libres de emisiones, que reemplazan a los antiguos y tradicionales aparatos diésel, como parte del compromiso ambiental de la compañía para llevar a cabo operaciones sin contaminación.

El equipo de colaboradores altamente calificado de la línea aérea usa controles remotos para los Mototok Spacer 8600, y llevan auriculares inalámbricos para mantenerse en contacto directo con los pilotos a bordo del avión mientras éste es empujado hacia la pista.

Los 25 dispositivos mueven aeronaves con una precisión exacta en la terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow.

Mandeep Johal, quien remolcó el vuelo número 100.000 hacia la calle de rodaje, dijo que todavía le resulta emocionante usar esta nueva tecnología: “Una de las mejores partes de mi trabajo es valerme de estos nuevos remolcadores y todavía me sorprende que esta máquina puede hacer retroceder un avión de manera tan sencilla. Este pequeño dispositivo se ha vuelto realmente importante para ayudarnos a asegurar que nuestros clientes vayan de vacaciones a tiempo y de forma segura. Me tomo mi papel muy en serio, pero todavía me impresiono cada vez que pongo mis manos en el control remoto”.

Tom Stevens, Jefe de Operaciones de Aeropuertos de British Airways, dijo: “Estoy encantado de haber alcanzado este hito trascendental en Mototok. Somos la más puntual de las principales aerolíneas de corto recorrido que vuelan desde Londres y esta tecnología nos ayuda a mantenernos en la cima.”

Vueling, primera aerolínea europea con check-in a través del asistente de Google

Vueling, perteneciente al Grupo IAG, se ha convertido en la primera aerolínea europea que permite realizar el check-in online y el embarque prioritario a través del asistente virtual de Google.

El asistente, que requiere tener una cuenta de correo electrónico de Gmail, permite realizar el check-in en reservas de un pasajero y mantiene las preferencias de asiento escogido y aleatorio especificados durante la compra.

Otra de las prestaciones incluidas en el nuevo servicio es la posibilidad de solicitar el embarque prioritario realizando el pago a través de la cuenta personal de Google Pay.

El lanzamiento de esta funcionalidad llega con el 15 aniversario de la aerolínea, que es la primera en ofrecer este asistente en español, que también está disponible en inglés.

Vueling y Google han colaborado anteriormente en otros proyectos en el marco de digitalización de los procesos, y hace un año que la aerolínea ofreció a sus clientes la opción de guardar las tarjetas de embarque en Google Pay.

El primer accidente aéreo comercial y la idea que evitó que se repitiera

El 17 de diciembre de 1903 se realizó un sueño compartido por generaciones: volar.

Wilbur y Orville Wright hicieron el primer vuelo propulsado de la historia. Durante la siguiente década, la aviación se desarrolló a una velocidad vertiginosa, acelerada por el advenimiento de la Primera Guerra Mundial y cuando llegó la paz, la aviación comercial comenzó en serio.

En 1929 fue lanzado el primer servicio de línea aérea de costa a costa de Estados Unidos, que se promocionó resaltando el increíblemente corto tiempo de viaje: 48 horas desde Nueva York a Los Ángeles. Costaba US$ 5.000 en dinero de hoy, por trayecto, y embarcarse en tal peripecia era el colmo del glamur.

¡De Nueva York a Los Ángeles, en sólo dos días!

La verdad

En realidad, el viaje era una tremenda prueba de resistencia. Los pasajeros tenían que abordar, primero, un tren nocturno para que los llevara al aeropuerto de Columbus, Ohio, a 850 kilómetros de distancia. Desde ahí partían en un avión de tres motores Ford para su primer día de vuelo

El avión tenía que despegar y aterrizar cinco veces antes de llegar a la primera escala.

El avión tenía que detenerse cuatro veces para reabastecerse de combustible antes de llegar a Oklahoma, donde abordaban otro tren nocturno en el que pasaban la noche y llegaban al siguiente aeropuerto. Ese segundo día, los pasajeros tomaban otro avión, que también tenía que detenerse tres veces en el camino antes de aterrizar, finalmente, en Los Ángeles. Con todo y eso, tenía el atractivo de ser una aventura pionera y divertida… dependiendo del clima.

Para quienes viajaban en el trimotor era quizás glamuroso, pero también ajetreado y riesgoso.

Volando a solo 1.500 metros de altura, el trimotor era vulnerable al mal tiempo, lo que lo hacía un viaje desagradable y peligroso. En septiembre de ese 1929, un trimotor se estrelló en Mount Taylor, matando a todos a bordo.

Volar más alto

La historia de la aviación lamentablemente está plagada de tragedias. Pero había quienes se niegan a aceptar el statu quo, y estaban dispuestos a arriesgar todo para mejorar la tecnología.

¿Tal vez un avión podría evitar el mal tiempo volando sobre él y viajar más rápido a través de un aire menos denso? Eso haría que los viajes aéreos fueran más seguros y rápidos, y la idea para poder volar por encima de las nubes surgió de debajo de las olas: utilizar la tecnología de buceo en aguas profundas para explorar la atmósfera superior.

Significaba visitar un lugar nunca explorado, y la dificultad no solo era llegar tan alto, sino vivir para contarlo. El Capitán Hawthorne C. Gray había volado a más de 12.000 metros ese mismo año en globo de helio. Pero, cuando el globo aterrizó un día después, fue encontrado muerto en los controles.

A toda velocidad

Wiley Post era un aviador obsesionado por la velocidad. Había perdido un ojo en un accidente industrial y utilizó el dinero del seguro para ingresar a la aviación.

Wiley Post y Harold Gaddy festejados por haberle dado la vuelta al mundo en ocho días.

En 1931, él y su navegante, Harold Gaddy, dieron la vuelta al mundo en solo ocho días, obteniendo un récord mundial y fama instantánea. Pero Wiley Post quería ir aún más rápido y creía que volar alto era la solución. Cuanto más alto vayas, más delgado se vuelve el aire y menos arrastre atmosférico produce en el avión.

Eso significa que, para una cantidad dada de potencia del motor, el avión puede ir más rápido. Wiley Post pensó que esa sería la clave. Pero antes, tendría que derrotar al asesino oculto que yace sobre las nubes.

Altura mortal

Tanto Post como otros que estaban explorando ese entorno notaron que con una exposición sostenida incluso una altitud por encima de los 10.000 pies tenía graves efectos fatigantes en sus procesos mentales.

Post quería ir más rápido y la clave era volar más alto, pero era muy peligroso.

Esta confusión mental puede conducir a errores que, en el aire, pueden ser fatales. Si ocurre una emergencia, tienes que reaccionar bien y rápido, algo que se dificulta si cuentas con menos de tu capacidad mental completa.

A medida que la presión cae aún más, entran en juego nuevos peligros. En la línea de Armstrong -63.000 pies de altura- el agua hierve a 98,6º, y el cuerpo humano tiene aproximadamente dos tercios de agua, así que la sangre en las venas literalmente comienza a burbujear.

Un buzo en el aire

Post necesitaba una forma de proteger su cerebro de la falta de oxígeno y al cuerpo de la presión. Trabajando con B.F. Goodrich Company, ahora famosa por sus neumáticos, pero en ese momento uno de los fabricantes aeronáuticos más respetados de EE.UU., ayudó a desarrollar un atuendo inspirado en el traje de un buzo de aguas profundas. Solo que, en lugar de mantener el agua afuera, mantenía el aire adentro.

El traje protegería al piloto de lo que la altura causaba en el cuerpo humano.

El traje creaba una nueva atmósfera habitable alrededor del aviador. En un vuelo de prueba en 1934, Post arriesgó su vida, poniendo a prueba los límites del cuerpo humanos. Desafortunadamente, los instrumentos que medían su altitud fallaron, pero superó los 40.000 pies y alcanzó los 540 km por hora, casi el doble de la velocidad que el avión podía hacer al nivel del mar.

Los vuelos pioneros de Post cambiaron completamente el rostro de la aviación pues se pudo volar mucho más alto y, por lo tanto, mucho más rápido. Para 1938, teníamos aviones en los que toda la cabina estaba presurizada.

No muy cómodo, pero efectivo.

Desde entonces, los pilotos y los pasajeros pueden viajar con comodidad sin la necesidad de trajes de presión voluminosos, como el que usó Post.

Los neumáticos de un avión, sus tipos e importancia

Es de vasto conocimiento que una aeronave debe volar por los cielos gracias a la aerodinámica que la ampara, pero, ¿y en tierra? En tierra un avión debe moverse, taxear, despegar y aterrizar; y éstos no serían posibles sin la ayuda neumática que poseen. Ruedas o simplemente “trenes”, son comúnmente llamados así los conjuntos de neumáticos especiales, inflados no en una gomería como los de un vehículo, sino poseedores de un alto control de mantenimiento para que lleven a cabo su función.

Ph: José Díaz

Desde 3 neumáticos hasta 32, son las cantidades registradas que una aeronave de alto rango posee (Antonov An-225 Mriya). Existe una gran variedad de tamaños y posiciones en los que se encuentren, pero todos juegan un papel esencial para el manejo de la aeronave.

Ph: José Díaz

Tipos de Trenes

Convencionales: Con dos o mas ruedas en el medio del fuselaje, se utilizan para el rodaje de la aeronave, no son movibles. Una o más en la parte trasera (empenaje) del avión o también llamada patín de cola, se usa para el sostén del centro de gravedad de la aeronave. Este tipo de trenes ya no son tan utilizados en su mayoría, por poseer algunas que otras dificultades para el piloto.

Tipo triciclo: Dos o más ruedas en el centro del fuselaje, son utilizadas para el rodaje de la aeronave, y una o mas en la nariz del avión, que se utilizan también para maniobras. Es del tipo más utilizado a nivel mundial por su facilidad de maniobra y su alto rango de seguridad para la aeronave en el despegue y aterrizaje.

Clasificación

Fijos: Esta clasificación solo es utilizada en aviones pequeños y ligeros, sus ruedas están fijas por el fuselaje, lo que crea una resistencia parásita para el flujo de aire de la aeronave.

Retráctiles: Los trenes se retraen por medio de un sistema eléctrico que es accionado dentro de la cabina de mando, existen varios mecanismos en casos de emergencia donde si la aeronave por motivos extras, queda sin energía, posee otro sistema adicional para la liberación del tren dentro del fuselaje en forma manual.

Las anteriores son informaciones ínfimas en comparación a la gran variedad existente en el mundo de la fabricación de cada tipo de aeronave. Los roles más importantes que entran en juego son los neumáticos, sus cuidados y mantenimientos que un personal de tierra realiza.

Los neumáticos o ruedas son especialmente fabricados para su uso, a diferencia de los automóviles, los neumáticos de los aviones no tienen cámaras de aire, éstos van rellenos de nitrógeno seco, que no arde ni se congela con las bajísimas temperaturas que puede alcanzar la aeronave a 10.000 metros de altitud. Es un gas inerte, muy poco reactivo gracias a sus fuertes moléculas de enlace triple. Aparte es un excelente compensador de presión. Las ruedas se inflan hasta alcanzar los 14 bares, aproximadamente seis veces la presión de un coche. Esto puede variar por el tipo de avión, ligero o pesado.

Ph: José Díaz

Los primeros segundos que la aeronave toque tierra, ésta pasa de 0 a 200 km/h (aproximadamente), es por eso que visualizamos una humareda por la fricción que presenta, y oímos un sonido característico. Las ruedas, en un aproximado tienen una vida útil de 400 aterrizajes y despegues, los fabricantes de cada avión especifican en su manual y es entregado a cada comprador.

Los trenes, deben de cumplir normas específicas, deben de soportar hasta tres veces el peso de una aeronave por unos tantos segundos, es por eso la magnitud de control y mantenimiento que éstas deben de tener. No obstante, la aviación sigue siendo el medio de transporte más seguro del mundo.

Más de 500 vuelos de prueba generaron rediseño completo del software del 737 MAX

En junio pasado, la FAA (Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos), halló una falla potencial en las computadoras de aeronaves Boeing 737 MAX, que derivaron en que el fabricante deba modificar radicalmente el software que controla a las mismas e instalar dos en lugar de una solo.

Los cambios hechos al control de vuelo automático en los MAX hacen que éstos recepcionen información de dos computadoras. Si bien la solución parece simple, no la es tanto, puesto que en el diseño original del 737, que lleva más de 50 años en operación, los sistemas automatizados reciben datos de una sola computadora de vuelo.

El constructor de Seattle confía en que los ajustes en los sistemas pueden lograrse a tiempo para conseguir re-certificar el avión en octubre de este año. De hecho, ya se han concretado más de 500 vuelos de prueba para corroborar que cada punto funcione como corresponde, y el propio CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, ha participado en varios de ellos, con miras a recuperar la confianza de los clientes y usuarios.

El ente regulador estadounidense puso los ojos sobre cada detalle en el proceso de mejoras de equipos MAX, por lo que cualquier punto sobre la i le es objetado a Boeing; por tal razón, el fabricante sentencia que una vez que retorne a los cielos, el 737 MAX será el avión comercial más seguro que jamás haya existido.

El veto a aparatos MAX se dio en marzo, luego del segundo accidente fatal con pérdida total de vidas. Entre octubre de 2018 y marzo de este, fallecieron 346 personas en dos tragedias con la variante -8, de Lion Air primero, en Indonesia, y con Ethiopian Airlines después, en Etiopía. Los terribles sucesos son atribuidos a un diseño deficiente del nuevo MCAS (Sistema de Aumento de Características de Maniobra), que resultó actuar de forma altamente sensible. Los sensores monitorean en todo momento la posición del avión, pero basta con que uno de ellos actúe defectuosamente para que se transmitan datos erróneos en el ángulo de la aeronave, que al ser demasiado elevado, el MCAS actúa bajando el morro.

Air France tendrá etiquetas inteligentes para rastrear equipajes

¿Se entregará mi maleta? ¿Qué viajero no conoce este punto de ansiedad al salir del avión? Según Sita Aero, especialista en servicios aeroportuarios, 26 millones de piezas de equipaje se extraviaron o se desvían de un total de 4.600 millones transportados por avión en todo el mundo en 2018. Eso es 5.69 por 1000.

Esta tasa debería mejorar al menos en un 25% gracias al uso de etiquetas inteligentes, basadas en tecnología RFID, que integran un chip y una antena en el equipaje. Su propietario será notificado por SMS del posicionamiento en todas las etapas del viaje. Reemplazarán las etiquetas del código de barras. Air France desplegará esta tecnología para 2020 en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle, en asociación con Aéroports de Paris, y luego en todas sus base.

Con este fin, la compañía ha firmado un contrato exclusivo de tres años con el especialista en identificación Paragon. La PYME fabricará 40 millones de etiquetas RFID por año para Air France en su planta Argent-sur Sauldre en Sologne. “Este es nuestro primer contrato aeronáutico. Air France es una gran referencia en un campo en el que nos diversificamos”, dice Clem Garvey, director gerente de Paragon ID, cuyas raíces se sumergen en el metro de París para el que proporciona los boletos hace más de un siglo.

La PYME está apuntando a otros contratos, en particular con miembros de la alianza de aerolíneas SkyTeam, integrada por Air France-KLM y Delta. La tecnología Tag RFID está respaldada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que lo ve como una forma de manejar la gestión masiva masiva de equipaje. Para 2037, el número de pasajeros se duplicará a 7.8 mil millones. Lo que representa, según IATA, más de 9 mil millones de bolsos y maletas.

British Airways: En 50 años podríamos tener ‘cruceros aéreos’

Los resultados cobraron vida a través de la exposición BA 2119: Flight of the Future, que incluye una experiencia única de realidad virtual “Fly”, en la galería Saatchi durante agosto en colaboración con la Royal College of Art.

La hiperpersonalización, las realidades virtuales inmersivas, las soluciones de salud impresas en 3D, los aviones modulares conectados a las infraestructuras de las ciudades, los vuelos hipersónicos y el surgimiento de “cruceros de vuelo”, son parte del futuro del viaje aéreo según un importante informe mundial de viajes publicado por British Airways.

El informe BA 2119: ‘Vuelo del Futuro’ fue encargado por la aerolínea para conmemorar su centenario, en colaboración con la principal agencia de tendencias basada en datos Foresight Factory. El informe es uno de los estudios de viajes de consumo más grandes del mundo en su tipo, que encuestó a 13.000 consumidores en diez países, y consultas con expertos líderes del sector y futurólogos para ofrecer una imagen de cómo será el vuelo en 20, 40, 60 e incluso 100 años. en el futuro.

Los hallazgos clave y los posibles resultados incluyen:

El informe encontró que los consumidores desean una personalización mucho mayor de su experiencia de vuelo. En general, el 46% de las personas quiere un espacio comunitario dedicado para socializar, sin embargo, esto fue mucho más popular entre los mercados emergentes (Brasil 47%), India 69%, China 55% y Sudáfrica 47%) que con los pasajeros en el Reino Unido ( 30%), Alemania (22%) y Japón (20%) que prefirieron una experiencia más privada.

En el futuro, se podría entregar una mayor personalización a través de los asientos de los aviones que utilizan escáneres biológicos para satisfacer las necesidades fisiológicas y nutricionales de los viajeros. Estos datos sugerirán alimentos y bebidas para cumplir con los requisitos individuales, que se pueden imprimir en 3D a bordo del avión.

La aclimatación al destino, ya sea que combatir el jet lag o la atención previa al viaje sea cosa del pasado, con impresoras 3D que también se utilizan para imprimir suplementos de salud personalizados.

La personalización basada en inteligencia artificial permitirá a los pasajeros llevar a sus asientos perfiles de trabajo y entretenimiento basados ​​en la nube, mientras que los asistentes de vuelo holográficos responderán a preguntas y solicitudes básicas, liberando a la tripulación de cabina para ofrecer más interacciones de valor agregado.

De manera abrumadora, los consumidores dicen que el futuro verá el final de las “clases” de aerolíneas y el surgimiento de paquetes a medida donde los consumidores pagan por una experiencia personalizable, basada en opciones de espacio y entretenimiento.

La demanda del consumidor de ultra-conveniencia y autonomía personal también emerge como tendencias clave del estudio, con pasajeros especialmente interesados ​​en acelerar toda su experiencia de viaje mientras aún están a bordo del avión. Por ejemplo, el 73% de los pasajeros quieren tecnología a bordo que les permita completar el control de inmigración y visas mientras aún están en el aire. El 63% de los consumidores desearía que un conserje en vuelo les organizara un hotel cuando aterrizaran, y un 56% adicional desearía reservar un taxi desde el aire para recogerlos cuando lleguen.

Esto podría conducir a un sistema de tránsito integrado de estilo hiperloop, que transportará a los viajeros en módulos directamente a los compartimientos asignados dentro de la nave, configurados según sus requisitos. A medida que el módulo pasa a través del túnel del hiperloop, se llevan a cabo automáticamente procesos como el check-in, el chequeo de VISA y las preferencias en torno a las opciones de comida, bebida y entretenimiento.

El medio ambiente es una consideración clave para los viajeros con el 43% de las personas preparadas para pagar más si el vuelo fuera más ecológico. Estas preocupaciones superan la necesidad de velocidad, con un 45% que dice que optaría por el vuelo más lento disponible si fuera la opción más ecológica.

Para cumplir con estas demandas de los consumidores, los expertos predicen que veremos aviones propulsados ​​por electricidad y combustibles alternativos, con la capacidad de recargarse en el aire utilizando estaciones de recarga aéreas, lo que les permitirá viajar distancias mucho más largas de manera más sostenible.

Aunque la aparición de los jets supersónicos de la próxima generación reducirá drásticamente el tiempo de viaje, con un vuelo promedio de Nueva York a Londres de siete a tres horas, el informe predice que dentro de 50 años veremos una tendencia a vuelos lentos y experimentales a medida que los consumidores busquen un comienzo tranquilo para sus vacaciones.

Estos vuelos podrían tomar la forma de “cruceros aéreos”, que verán a los viajeros volar lentamente sobre áreas de especial interés, como las Pirámides de Egipto, mientras que las guías interactivas de realidad virtual brindan a los pasajeros información relevante. Otras opciones disponibles para los pasajeros que viajan en cruceros aéreos incluyen clases de yoga, meditación o arte a bordo.

El presidente y director ejecutivo de British Airways, Alex Cruz, dijo: “Los hallazgos del informe BA 2119: Flight of the Future, no solo nos ofrecen una visión sin precedentes de cómo se sienten los consumidores de todo el mundo sobre volar ahora, sino qué esperan de nosotros de otras aerolíneas en el futuro. Solo en los últimos diez años, la industria de las aerolíneas y la experiencia de vuelo ha cambiado de muchas maneras significativas, incluida la mejora de la eficiencia del combustible, la reducción del ruido, el diseño de la cabina y el lujo. Por lo tanto, no es difícil ver cómo, a este ritmo de progreso, estas predicciones aparentemente irreales se harán realidad. Esta es una forma realmente emocionante de celebrar nuestro centenario, que nos ha visto recordar el pasado, celebrar el presente y predecir el futuro en colaboración con socios fantásticos de toda la industria y el mundo académico”.

Los conceptos en el Informe BA 2119: Vuelo del Futuro han sido traídos a la vida por estudiantes de posgrado en la Royal College of Art en una exposición especial en la Galería Saatchi en Londres que se desarrolla durante todo agosto. La exposición también incluye una experiencia de realidad virtual única y de movimiento completo Fly. Creado por desarrolladores galardonados de realidad virtual y un equipo de efectos prácticos premiados con un Oscar, Fly permite a los visitantes convertirse en pilotos que viajan en el tiempo, desde las primeras imaginaciones de Leonard da Vinci y su ornitóptero, hasta el éxito de los hermanos Wright en Kitty Hawk. primer vuelo de pasajeros a París. Los usuarios experimentarán el Concorde, el nuevo A350 y el vuelo imaginario del futuro.

El informe fue discutido hoy en un evento de panel con líderes de toda la industria, incluido el presidente y CEO de British Airways, Alex Cruz, Alison Fitzgerald, directora de operaciones del aeropuerto de la ciudad de Londres; Anab Jain, director y cofundador de Superflux (futuristas); Dupsy Abiola, Jefe de Innovación Global, IAG e Ian Scoley, Vicepresidente, Safran Cabin Innovation & Design Studio, California.

Josh McBain, Director de Consultoría de Foresight Factory, dijo: “La aviación es un sector que está continuamente a la vanguardia de la innovación y se esfuerza por desarrollar tecnología para que volar sea más rápido, seguro y ecológico que nunca. Las ideas que reunimos para este informe de ocho países y más de 13.000 personas dan la imagen más clara que hemos tenido de lo que los clientes esperan de su futura experiencia de vuelo y el trabajo que hemos realizado con futurólogos y expertos en aviación pintan una imagen emocionante. Desde cruceros aéreos que ofrecen yoga en vuelo, hasta aviones con energía solar y estaciones de recarga de combustible flotantes, los próximos 100 años de vuelo empujarán los límites de la tecnología y cambiarán la experiencia de vuelo tal como la conocemos más allá del reconocimiento. Asociarse con British Airways, una empresa que siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología de la aviación, ha sido fascinante y les deseamos un feliz cumpleaños número 100”.

« Entradas Anteriores