Archivos del autor: Emmanuel Amarilla

Las crónicas del Antonov An-124 y los cinco spotters

En la vida siempre hay algo que nos apasiona más que otra cosa; algunos aman el deporte, a otros les apasiona el arte. A Rubén le encanta acostarse a ver tres temporadas seguidas de sus series en una noche y a Lorena le gusta salir por ahí y pasar un buen rato con sus amigos.

Sobre gustos no hay nada escrito, y mas aún cuando se trata del spotting. Ph: Ilustrativa.

A nosotros, los cinco personajes de esta historia, también nos gusta hacer todas esas cosas, pero como dije un poco más arriba, hay algo que a nosotros nos gusta mucho más, la fotografía y los aviones. La vida del plane spotter siempre está ligada a las corridas, a la poca planificación, y por que no decirlo, algo de frustración, pero por sobre todo, mucha adrenalina. Pero, ¿por qué me tendría que dar adrenalina tomar fotos a un simple avión? Para responder a esa pregunta simplemente hay que observar no solo la fotografía, sino todo el contexto que la envuelve.

Un par de semanas atrás, publicamos esta nota sobre la llegada de nada más y nada menos que el segundo avión de carga más grande del mundo, el Antonov An-124-100-150 y su debut en operaciones en el Aeropuerto Internacional Guaraní que sirve a Ciudad del Este. En esta ocasión, te contaré los por menores y como vivimos esa aventura nosotros, los cinco spotters, a más de 350 km de nuestros hogares.

Transcurría la tarde del viernes 20 de septiembre, me encontraba en mi casa disfrutando de mi día libre ya que era mi cumpleaños (perdón, tenía que mencionarlo), cuando en uno de los tantos grupos de WhatsApp, salta el rumor de que un Antonov An-124 estaba en la ciudad de Neuquén, Argentina, y que vendría a Paraguay, específicamente al aeropuerto Guaraní del este de nuestro país. Hasta ese momento, solo era eso, un rumor, que hasta lo tomé con un poco de burla, ósea, ¿un Antonov a Paraguay? No había chance. Tomé esa noticia hasta de forma irrisoria, pero dos horas después todo cambió. En nuestro grupo de spotters, nuestro jefe de edición confirmó la noticia, el An-124 vendría al aeropuerto Guaraní el sábado 21, ósea al día siguiente.

¡Boom! Explotó la bomba, literalmente, la desesperación comenzó a correr por mi cuerpo, el Antonov venía a Paraguay, pero a un aeropuerto ubicado exactamente a 303 km de mi casa. ¿Cómo hacer? ¿Cómo voy a ir? ¿Voy a ir?, eran algunas de las demasiadas preguntas que rondaban en mi cabeza. Sin bacilar, ni dudar un segundo, le mando un WhatsApp a mi amigo y compañero de spotting del grupo ASU Spotters, Juan Pablo Medina (Juampy), contándole lo que estaba pasando y que algo debíamos hacer, debíamos estar ahí. Y comenzamos a cranear la forma de hacerlo. – ¿Tu auto está para viajar? – No está en el taller, ¿El tuyo? -No, está con problemas, vamos en bus.

De una u otra manera, el viaje se estaba gestando.

De Lima a Neuquén, esa fue la ruta inicial de la aeronave; de allí debía venir a Paraguay.

Los chats estaban saturados, mensajes iban y venían, la información era escasa pero las ganas abundantes. Me comunico con Héctor González, miembro del grupo de Spotters amigo llamado “Todo Aviones”, quien estaba con la misma incertidumbre que Juampy y yo. En ese momento solo una frase reinaba en todos los chats. “No sé cómo, pero yo voy a ir”. Héctor me confirma que otro miembro de su grupo se prendió al viaje, ya éramos cuatro. Al final, “Juampy” logró una solución “angelical” (la cual, personalmente no me dejó para nada tranquilo) para su vehículo y estábamos para viajar, el cielo se nos estaba despejando, los cuatro spotters saldríamos a las 4:00 rumbo a SGES. A los 90 del segundo tiempo aparece el quinto Spotter, miembro de ASU Spotters, Naoto Goto, me dice querer ir, pero no tenía con quien, y coordinando los detalles se suma al grupo e iríamos con él en su vehículo, formando así el quinteto que iría a cazar fotográficamente a la bestia ucraniana. El viaje se confirmó finalmente para las 5:00. Las cámaras estaban listas, y la ansiedad, a flor de piel.

Los chats estaban saturados, la información era escasa, pero las ganas abundaban. Ph: Ilustrativa

Llegó el día 0, exactamente a las 5:00, tres de los cinco spotters llegábamos a la casa del cuarto, el último se nos uniría por el camino. 6:00 de la mañana, la ruta ya era nuestra. Transcurría el viaje, anécdotas y pláticas varias, temas como fotografía, industria aeronáutica, memes, curiosidades de nuestros viajes y vivencias como spotters nos hacían compañía, debíamos llegar a medio día, ya teníamos todo planeado en teoría, nada podría salir mal. En teoría…

El Antonov An-124 debía llegar aproximadamente a las 13:00 hora local. Una alarma sonó cuando estábamos a medio camino. Se cambió la hora, el avión al final llegaría a las 15:00 horas. La incertidumbre se apodera de la cabina del automóvil, ¿y si vamos y el avión no llega? ¿o si a última hora decide ir a otro aeropuerto?, después de todo en la aeronáutica y con los aviones de carga, nunca está dicha la última palabra. Pero abandonar no era opción, había que seguir.

DSC_6813

Llegamos justo según lo planeado, en el aeropuerto fuimos recibidos por nuestros amigos de la zona con quienes compartimos charlas y más risas. Faltando poco más de una hora para el medio día estábamos ansiosos, pero en FlightRadar24 no había rastros del monstruo ucraniano. Entre charlas y el infaltable tereré, se hizo el medio día, las acreditaciones para ingresar a pista estaban hechas, era cuestión de verlo llegar. Entre medio, un vistazo rápido al FlightRadar24, el An-124 prendió ADS-B. La alegría y la emoción volvieron con la misma fuerza que cuando nos enteramos por primera vez que vendría. Pero, a diferencia de la primera vez, nosotros ya estábamos ahí, y ya estábamos listos.

Se aproximaba la hora, eran las 14:15 cuando volvíamos al aeropuerto luego de compartir un almuerzo juntos, las bromas y las carcajadas ya eran nuestras compañeras, y, al igual que nosotros disfrutaron a pleno esta experiencia. Una vez llegados al aeropuerto, el ingreso a plataforma fue inmediato, los chalecos reflectivos, indispensables para operaciones en plataforma, además de los gorros para el sol agobiante que abrazaba con fuerza la rampa del aeropuerto Guaraní, acompañaban nuestras cámaras, las que serían el nexo entre el avión y nosotros. ¡La ansiedad a flor de piel! De repente al noreste de la cabecera se veía una silueta virando. ¡Es él! ¡Es El avión! Gritaba un niño en la terraza, que junto con una cantidad increíble de curiosos daban un color inusual a la principal terminal aérea del este.

DSC_6838.JPG

DSC_6836.JPG

En ese mismo momento ya no éramos cinco, cada uno fue por su lado, cual artista buscando su inspiración, buscando su punto de enfoque, para lograr la toma que cada uno buscaba. El ucraniano ya estaba en final corta, la emoción en su pico máximo. El avión ya estaba ahí, a metros del asfalto de la pista, y cual amigo traicionero comencé a sentir puñaladas de ideas inseguras que pasaban por la cabeza. Cosas como, “¿me ubiqué bien?” “¿voy a llegar?” “Mi teleobjetivo es muy corto”, pero ya no había vuelta atrás. El avión toca tierra, es hora de empezar.

Cinco spotters llegaron juntos desde Asunción, cruzaron todo su país, de oeste a este, pero en ese momento estaban todos dispersos por la plataforma del aeropuerto Guaraní, el objetivo estaba en frente, nada más y nada menos que el Antonov An-124, de repente, ráfagas de disparos saturaron nuestras cámaras, el ojo estaba más agudo que nunca, los reflejos afinados como daga, no podíamos fallar. Este avión no es muy común para verlo periódicamente, así que cada toma podría ser la única. La concentración era la soberana y dueña de nuestros cuerpos.

Finalmente, la gigantesca aeronave aterrizó y ya estaba en plataforma, les prometo que al verlo frente a mí, me sentí el ser más inferior del mundo. Todo ante colosal maquina, la incredulidad se amigó con la emoción. Miré a Naoto y le dije “Valió la pena”. El avión va entrando en sueño, esos motores furiosos y ruidosos iban apagándose lentamente, en ese interín, se abre la escotilla principal, la tripulación comienza a descender. El final de nuestra aventura comienza a surgir.

Como todo buen disco musical, siempre hay un bonus track, y esta historia tiene un último capítulo. Ya comenzábamos a despedirnos del ucraniano, nos esperaban otros 350 km de vuelta a casa, pero algo… algo nos decía que aguardáramos. Lo mejor estaba por venir. Lo recuerdo perfectamente, fue muy rápido, una mirada, un pedido y un Ok, la seña que cambió todo el juego. – ¡Vamos! fue la palabra que retumbó nuestros oídos, incrédulos iniciamos los primeros pasos hacia el avión, la escalera nos aguardaba, si… ¡Si! Vamos a subir, luego de esa rápida subida estábamos ahí, estábamos dentro del Antonov An-124.

Una obra de ingeniería sin precedentes, me sentí un niño en Disneyland, mi asombro le daba una enorme batalla a mi felicidad. Me tomó unos minutos encontrar mi equilibrio y empezar a disfrutar de mi entorno. Luego de recorrer a fondo la aeronave ya debíamos descender, ahora sí, la experiencia comenzaba a terminar, y el viaje de vuelta se hacia nuestro único objetivo.

Cinco y media de la tarde, cansados, molidos, pero súper felices, subimos al auto, iniciaba así el retorno. A medida que la noche se hacía nuestra compañera de viaje, por momentos el sueño se quería apoderar de nosotros, pero las risas a carcajadas por los “bloopers” del día se enfrentaron a las ganas de dormir y nos ayudaron a vencerlo, solo por querer seguir riendo como lo hacíamos.

La noche nos agarró en plena ruta, nuestra experiencia iba llegando a su fin. Ph: Ilustrativa

Faltaban dos horas para la media noche, los cinco spotters lograron su objetivo, más de 600 km en un día. Recodando que hace más de 18 horas atrás, partíamos del mismo lugar, con expectativa e incertidumbre a tope. Y volvimos con cansancio y sueño, pero un sueño cumplido. Con la cámara satisfecha por las tomas que degustó y la memoria llena, de los recuerdos que nos trajimos.

Y vos, ¿qué haces por lo que te apasiona?

Hasta la próxima aventura.

Gol Linhas Aéreas paraliza parte de su flota por problemas de los 737 NG

Las palabras Boeing, aerolíneas y los números 737 no pueden estar en una misma oración, salvo que se le agregue otra palabra, “problemas”. Después de que se haya prohibido volar a toda la flota 737 MAX del mundo desde abril, Boeing no ha tenido descanso, y mucho menos ahora que encontró un nuevo inconveniente, que ahora afecta a la versión anterior al MAX, el 737 Next Generation.

logolicious_20191011_0847422017961935129227482.jpg

La FAA, la agencia de aviación civil de EE.UU., informó a principios de octubre que las aeronaves de la familia 737 NG deben pasar una inspección para verificar posibles grietas en sus estructuras. Siguiendo las instrucciones de inspección de emergencia, Gol, la única compañía brasileña que opera el 737, ha completado la revisión de toda su flota, según lo establecido por la Directiva de Aeronavegabilidad (AD) de la FAA. Dicha AD requirió la inspección de todas las aeronaves de la familia 737 NG con más de 22,600 ciclos (despegue, vuelo y aterrizaje); las aeronaves con más de 30,000 ciclos deben inspeccionarse inmediatamente después de la emisión de la directiva.

logolicious_20191011_0848102845699069665921080.jpg

Como resultado de este proceso, Gol retiró de operaciones a las aeronaves con indicaciones de reemplazar un componente específico. La compañía no especificó qué piezas se vieron afectadas, en parte debido a la no estandarización del problema que podría afectar a varias secciones de la aeronave. La aerolínea señaló que los aviones cuyas características estaban fuera de los estándares establecidos por Boeing y la FAA fueron separados e informados al fabricante, así como también a la ANAC, el ente regulador de la aeronáutica civil en Brasil. Según Gol, estas aeronaves permanecerán inoperativas hasta que se completen las reparaciones, que deberían realizarse en su centro de mantenimiento en el aeropuerto de Confins en Belo Horizonte.

logolicious_20191011_0847183739124519080296797.jpg

Como consecuencia de esta separación de una parte de la flota, Gol deberá realizar una reubicación y recalendarización extensa de su red aérea, esto afectará aproximadamente al 3% del total de pasajeros a ser transportados antes del 15 de diciembre. De acuerdo con la AD emitida por la FAA, el mayor riesgo que podría causar estas grietas es comprometer la integridad estructural de la aeronave, lo que puede provocar la pérdida de control y posibles accidentes graves.

psx_20191011_0838598928321385693103262.jpg

Solo en los Estados Unidos, se espera que más de 1.900 aviones de la familia 737 NG se sometan a inspecciones de emergencia en los próximos días, lo que podría afectar parte de la operación de las aerolíneas, en particular los usuarios de modelos grandes. Compañías como Southwest Airlines y Ryanair quienes poseen una flota unificada en el modelo 737 y que ya han estado sufriendo a fondo la problemática del 737 MAX, que ha afectado sus mallas de vuelos. Y ahora la situación se agrava al tener que dejar en tierra también a los 737 NG

Escándalo por certificaciones falsas de calidad de metal complicaría a Boeing

Un escándalo que involucra a Kobe Steel, el tercer mayor productor de acero de Japón, pone a Boeing en alerta. La semana pasada, la compañía japonesa admitió haber falsificado los certificados de calidad de los metales que suministra, lo que llevó a varias compañías a iniciar controles de seguridad en sus productos. Haber revelado el fraude implicará costos de reparación para la siderúrgica japonesa, ya que Boeing ha estado utilizando productos de Kobe Steel, incluidos aquellos que fueros falsamente certificados, según informes de medios internacionales.

kobe_steel_public_report_27930

Según la oficina de la agencia de noticias Reuters en Tokio, Boeing todavía no considera el problema como un riesgo para la seguridad, pero la divulgación podría implicar costos de reparación para la compañía japonesa. Las falsas certificaciones estarían relacionadas con la resistencia y durabilidad de los componentes de acero suministrados a cientos de empresas. Por su parte, el fabricante estadounidense está inspeccionando los aviones involucrados para identificar el alcance y el tipo de componentes de Kobe Steel en sus productos y compartirá los resultados con sus clientes.

steel

Cualquier programa más grande para la eliminación eventual de cualquier componente, incluso durante el mantenimiento periódico, podría resultar costoso para Kobe Steel si tiene que pagar la factura. El CEO de Kobe Steel, Hiroya Kawasaki, dijo que la credibilidad de la compañía era “cero” después de que se identificara el fraude. Según él, la compañía está examinando una posible falsificación de datos que se remonta a 10 años, pero no espera, al menos por ahora, el retiro de automóviles o aviones.


Boeing no compra productos como compuestos de aluminio usados en aviones directamente de Kobe Steel, a diferencia de sus proveedores clave como Mitsubishi Heavy Industries, Kawasaki Heavy Industries y Subaru Corp. Estas compañías son partes vitales de la cadena de suministro global de Boeing, y construyen alrededor de un quinto del 777 y el 35 por ciento del 787 Dreamliner en material compuesto.

Para Boeing, los problemas no terminan: ahora es el 737 Next Generation

¿Que le hace una raya más al tigre?

Sin dudas que este 2019 solo viene con palos para el fabricante de Seattle. Según trascendió, la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos anunció el pasado viernes, que ordenaría a los operadores de algunos aviones Boeing 737 Next Generation que realicen minuciosas inspecciones a los mismos, ya que se encontraron grietas estructurales y éstas deben ser reparadas, según sea necesario. Esto a raíz de que se descubrieron algunas fisuras en un pequeño número de aviones.

LogoLicious_20181208_202745.png

La FAA dijo que Boeing ya notificó el problema “después de descubrir las grietas mientras realizaba modificaciones en un avión muy usado”. Las inspecciones posteriores descubrieron grietas similares en un puñado de de aeronaves adicionales. Boeing dijo el viernes que ha estado en contacto con operadores del 737 NG sobre un problema de fisuras, pero agregaron que “no se han reportado problemas en el servicio”.

LogoLicious_20190224_173532.png

Ni la FAA ni Boeing dijeron de inmediato cuántos aviones se vieron afectados por las inspecciones requeridas. El B737 NG fue lanzado en el año 1997, y es la versión de tercera generación de uno de los aviones mas vendidos y populares que tuvo Boeing en su historia. La FAA dijo que pediría a los operadores del 737 NG que “informen de sus hallazgos a la agencia inmediatamente” después de completar las inspecciones. Boeing dijo que: “en los próximos días, trabajaremos en estrecha colaboración con nuestros clientes para implementar un plan de inspección recomendado para ciertos aviones de la flota”.

LogoLicious_20181218_000225

Según se informó, el problema involucraba “horquillas encurtidas” agrietadas en unos aviones 737 NG. Un fallo de la parte en vuelo podría representar un grave riesgo.

Entre café y tereré: DINAC anunció que Avianca volará non stop Bogotá-Asunción

El anuncio se realizó esta tarde a través de las cuentas oficiales en redes sociales de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC). La aerolínea colombiana, la segunda más antigua del mundo y que en diciembre próximo cumplirá 100 años, ya había expresado su interés de operar una ruta non-stop entre la capital colombiana y la paraguaya, pero esto nunca se concretó, de momento.

Según el ente regulador nacional, los vuelos comenzarían el 1 de diciembre de este año con tres frecuencias semanales en principio. La línea aérea se encontraría actualizando su sistema para iniciar la preventa de pasajes, y aguardando la confirmación por parte de las autoridades colombianas.

Los horarios tentativos serían los siguientes: Los Airbus A320 (no está confirmado el equipo), despegarían tres veces por semana (a definir los días) desde el aeropuerto El Dorado a las 21:58 y llegarían a al aeropuerto Silvio Pettirossi a las 5:25 del día siguiente. Los retornos partirán de ASU a las 7:39 y aterrizarán en el aeropuerto El Dorado a las 11:04. Según DINAC, la expectativa de la compañía es llegar al vuelo diario una vez consolidada la ruta.

Con esta nueva ruta, los pasajeros de Avianca podrán conectar mediante el principal hub de la firma en el aeropuerto internacional de Bogotá a toda Colombia, Centro/Norteamérica y Europa.

Avianca ya opera en Paraguay desde 2008, en aquel entonces como TACA, ofreciendo hasta el día de hoy un vuelo diario y directo entre Lima, Perú y Asunción, Paraguay. Asimismo, Avianca Cargo conecta a Bogotá y Asunción dos veces por semana con A330F. Antes de ello, en 1985, Avianca Colombia tuvo brevemente vuelos entre Bogotá y Montevideo vía Asunción con equipos Boeing 707.

Cessna 402B aterrizó de emergencia en el Departamento de Caaguazú

La aeronave, un Cessna 402B con matrícula ZP-BAE, propiedad de la empresa Aerotax, aterrizó de emergencia en las inmediaciones al aeropuerto de Coronel Oviedo. Las causas del incidente aún se desconocen, aunque todo apuntaría a fallas en un motor. Las primeras informaciones mencionan que los pilotos Pedro Uliambre y Andrés Mazacotte se encuentran fuera de peligro y el hecho no registró más que solo daños materiales.

Noticia en desarrollo

Delta Airlines adquiere el 20% de las acciones de Latam

Delta Air Lines avanza a pasos agigantados con su plan de crecimiento de presencia en América Latina. Se confirmó que acaba de adquirir por la suma de $ 1.9 mil millones, una participación del 20% en las acciones de Latam Airlines, la aerolínea más grande de América Latina. Esto significa un giro inesperado para American Airlines, rival de Delta, que había buscado una empresa conjunta con la aerolínea con sede en Chile para aumentar su participación en la región.

n806nw-delta-air-lines-airbus-a330-323_PlanespottersNet_243772_c70b76d1e2.jpg

Este anuncio de Delta es un ejemplo de cómo la firma de Atlanta se está expandiendo agresivamente a través de empresas conjuntas o participaciones minoritarias en otras aerolíneas. Las reglas de propiedad extranjera impiden que las líneas aéreas compren otras compañías directamente, por lo que las han recurrido cada vez más a comprar acciones y crear asociaciones conjuntas para ganar exposición a otros mercados. Delta tiene planeado retirar su participación en la brasileña Gol, que compite con Latam en Brasil. La última presentación anual de Delta mostró un 9% en Gol.

dsc_3751

Latam ofrece servicio entre las principales ciudades de América del Sur y los EE. UU., así como servicios domésticos dentro de Chile, Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Ecuador. American Airlines ha estado buscando una empresa conjunta con Latam, una aerolínea a la que ya está conectada a través de la alianza oneworld. Dichos acuerdos de código compartido permiten a los transportistas vender asientos en los vuelos de las demás aerolíneas aliadas y permiten a los pasajeros ganar y quemar millas en esas firmas. Latam abandonará la alianza oneworld, pero no estaba claro de inmediato si se uniría a SkyTeam, el grupo que incluye a Delta y sus socios.

25999423390_d134bd9e09_o.jpg

Ed Bastian, director ejecutivo de Delta, mencionó en el comunicado de prensa que anuncia el acuerdo. Nuestra gente, clientes, propietarios y comunidades se beneficiarán de esta plataforma emocionante para el crecimiento futuro.  En los últimos años, Delta ha ampliado constantemente su propiedad y relación con otros operadores internacionales. Aumentó su participación en la compañía matriz de Korean Air al 9.2%, anunció una empresa conjunta transfronteriza con la aerolínea canadiense WestJet y aumentó su propiedad de Aeroméxico, la aerolínea más grande de México al 49%.

logolicious_20180926_185855

Bastian y su equipo han fortalecido una relación estrecha con Aeroméxico para aumentar la presencia de Delta en Los Ángeles, un mercado clave para ambas aerolíneas. Por otra parte, American dijo que ya no buscará la empresa conjunta y que el cambio de estrategia de Latam no tendrá un impacto financiero significativo para la aerolínea. A su vez, también mencionaron que una decisión de la Corte Suprema de Chile a principios de este año que bloqueó la empresa conjunta ya habría “reducido significativamente los beneficios de nuestra sociedad“, y agregó: “entendemos la decisión de Latam de asociarse con una aerolínea estadounidense que no está cargada por el fallo“.

photo_15667580852758519395650710003322.jpg

Además de comprar el 20% de Latam por $ 1.9 mil millones, Delta también gastará $ 350 millones para expandir su asociación con el operador. Como parte del acuerdo, Delta adquirirá cuatro aviones Airbus A350 y asumirá el compromiso de Latam de comprar 10 A350 más entre 2020 y 2025.

foto4.jpg

Al anunciar el acuerdo, el CEO de Latam, Enrique Cueto Plaza, dijo: “esta alianza con Delta fortalece nuestra compañía y mejora nuestro liderazgo en América Latina al proporcionar la mejor conectividad a través de nuestras redes de rutas altamente complementarias”.

« Entradas Anteriores