Archivos en la Categoría: Aviación militar

La flota Bell Boeing V-22 Osprey supera las 500.000 horas de vuelo

La flota de aviones tiltrotores V-22 de Bell Textron Inc., una compañía propiedad de Textron Inc. y Boeing, ha superado la marca de las 500.000 horas de vuelo. Más de 375 Ospreys registraron las horas, incluidos los CV-22 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y los MV-22 del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos.

“El V-22 ofrece una capacidad inigualable para los infantes de marina de los EE.UU. y el Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea de los EE.UU.”, dijo el coronel del Cuerpo de Marines de los EE.UU. y director del la flota V-22. Matthew Kelly. “La influencia de la plataforma en la defensa de nuestra nación se ve a través de su amplio impacto operativo y humanitario en todo el mundo”.

El V-22 Osprey es el único avión de motor rotativo de producción del mundo, lo que permite a las fuerzas de defensa realizar diversas misiones en los entornos más difíciles. Recientemente, la aeronave se usó para ayudar en tareas de rescate luego del paso del huracán Dorian por las Bahamas.

“Desde la entrega del primer V-22, Bell Boeing se ha asegurado de que militares tengan este activo indispensable disponible para proteger y salvar vidas”, dijo Kristin Houston, vicepresidenta del programa Boeing Tiltrotor y directora del programa V-22 de Bell Boeing.

Bell Boeing admite la preparación del V-22 a través de un esfuerzo de mantenimiento integral que incluye mantenimiento, capacitación, representantes de campo en el sitio y análisis de datos.

“El V-22 es una de las herramientas de mayor demanda en el Departamento de Defensa. Este logro es un gran testimonio de ingeniería y desarrollo estadounidenses”, dijo Chris Gehler, vicepresidente y subdirector del programa V-22 de Bell Boeing. “Estamos comprometidos a brindar un apoyo incomparable a nuestros socios mejorando constantemente las prestaciones y capacidades de Osprey ahora y en el futuro”.

B-17 de la Segunda Guerra Mundial se estrella en los EE.UU.

Hace instantes, un avión bombardero cuatrimotor Boeing B-17 utilizado en la Segunda Guerra Mundial, se estrelló en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bradley, al norte de Hartford, en el estado de Connecticut.

A pesar de ser una aeronave militar, en la actualidad son usadas por civiles que para vuelos demostrativos en diferentes ferias aéreas. Por el momento, no se sabe la cantidad de tripulantes que llevaba el aparato, tampoco sus estados de salud.

Noticias en desarrollo

Boeing recibió pago por quinto lote de producción del KC-46A

La Fuerza Aérea de los EE.UU. otorgó a Boeing un contrato de 2.600 millones de dólares por 15 aviones cisterna KC-46A, repuestos, equipos de apoyo, motores y kits de vainas de reabastecimiento de combustible. Con este quinto lote de producción, Boeing ahora tiene una orden por 67 petroleros KC-46.

Boeing recibió sus primeros dos lotes de producción, para 7 y 12 aviones, en agosto de 2016. El tercero de ellos, por 15 unidades, se adjudicó en enero de 2017, y el cuarto lote por cuatro aparatos, en septiembre de 2018.

“Nos sentimos honrados de construir el avión cisterna de próxima generación de la Fuerza Aérea y apreciamos la importancia de este programa para nuestra nación”, dijo Jamie Burgess, vicepresidente y director de programa de aeronaves cisterna Boeing KC-46A. “Este ha sido un año histórico para el KC-46 y una gran razón de ello es nuestra asociación con la Fuerza Aérea. Esperamos lograr grandes cosas juntos en los años venideros”.

Boeing planea construir 179 aviones de reabastecimiento basados en el 767 de pasajeros para que la Fuerza Aérea reemplace su flota de cisternas.

El constructor de Seattle recibió un contrato inicial en 2011 para diseñar y desarrollar un avión cisterna nuevo para la US Air Force. El KC-46A es un reabastecedor de combustible en vuelo, que además puede transportar pasajeros, carga y pacientes.

Boeing está ensamblando los KC-46 en sus instalaciones de Everett, Washington, y recientemente comenzó la producción del primer KC-46 para Japón.

El Airbus A400M realiza primeros contactos secos con helicópteros en vuelo

El avión de transporte de nueva generación Airbus A400M ha realizado con éxito sus primeros contactos con un H225M para lograr el repostaje en vuelo de helicópteros. En el transcurso de cuatro vuelos operados en condiciones diurnas sobre el sur de Francia, el A400M realizó 51 contactos secos (sin utilizar combustible), lo que supone un hito decisivo para alcanzar su plena capacidad como avión cisterna. Estos ensayos han sido realizados con la coordinación del centro de ensayos en vuelo de la Dirección General de Armamento (DGA) de Francia.

Estas pruebas se han realizado a alturas entre 1.000 y 10.000 pies, y a velocidades tan bajas como 105 nudos, lo que reafirma los resultados positivos de los anteriores vuelos de proximidad llevados a cabo a principios de 2019. El siguiente paso en el programa de ensayos en vuelo, programado para finales de 2019, contempla operaciones de contacto utilizando combustible, y se llevará a cabo antes de emprender su certificación final en 2021.

El programa de ensayos en vuelo también ha incluido la primera serie de vuelos de proximidad entre el A400M y un helicóptero H160, ensayos requeridos por la DGA francesa en el marco del estudio de viabilidad del Guépard (futuro helicóptero multirole de las Fuerzas Armadas francesas). Las pruebas se completaron con éxito.

El A400M como avión cisterna

El A400M está certificado para configurarse de manera rápida como avión cisterna, por lo que no se requiere una versión del avión específicamente dedicada a ello. El A400M transporta hasta 50,8 toneladas de combustible en sus alas y en la caja central del ala sin reducir ningún compartimento de carga. Además, pueden instalarse dos depósitos de carga adicionales con una capacidad de 5,7 toneladas de combustible cada uno. El combustible transportado en los tanques adicionales puede ser distinto del que contienen los tanques principales, lo que le permite al A400M atender a las necesidades de aviones receptores de diferentes tipos.

El A400M ha demostrado ya su capacidad como avión cisterna para repostar a receptores como Eurofighter, Rafale, Tornado o F/A-18 a la velocidad y altitud de su preferencia, y también es capaz de repostar a otros aviones de gran tamaño, como otro A400M, el C295 o el C-130.

El repostaje de helicópteros en vuelo es una operación militar táctica que debe realizarse a bajas altitudes y a velocidades inferiores. Una vez se consiga este logro y se obtenga la certificación final, el A400M se convertirá en uno de los pocos aviones cisterna del mundo capaz de llevar a cabo una operación de este tipo.

El portaaviones HMS Prince of Wales inicia pruebas mar adentro

Ocho años luego del inicio de la construcción en los astilleros de Rosyth, la unidad #2 de los nuevos portaviones británicos HMS Prince of Wales, se encuentra en proceso de preparación para su debut en 2023, cuando será parte de los activos de la Marina Británica, luego de ser bautizado por la duquesa de Cornwall, Camila de Cornualles, esposa del príncipe de Gales.

Desde que el portaaviones fue puesto en el agua hace casi dos años, se han completado la estructura y los sistemas de buque. La eslora del mismo es de 280 metros, con una manga de 70 metros en la cubierta y 11 en el calado, puede transportar 65.000 toneladas métricas de carga, suficiente para albergar 40 aeronaves y alcanzar una velocidad de 28 nudos.

Cuando el HMS Prince of Wales ingrese a servicio, recibirá hasta 36 aviones Lockheed Martin F-35B y cuatro helicópteros Augusta Westland EH101. Asimismo, podrán “vivir” en él unos 1.200 tripulantes.

La etapa de pruebas comenzó y pronto navegará por el Mar del Norte y cerca de fin de año lo hará hacia Portsmouth, donde será su base.

Ya el primer ejemplar del HMS Prince of Wales, que porta la matrícula R09, gemelo del Queen Elizabeth (R08), fue puesto en el agua en 2017 y se localiza en Canadá como parte de un crucero de pruebas a ser coronadas con maniobras de equipos F35-B en la costa este norteamericana.

El HMS Prince of Wales constituirá en breve el séptimo buque de la Royal Navy desde 1765.

Repostador aéreo no tripulado MQ-25 completa primer vuelo de prueba

Boeing y la Marina de los Estados Unidos completaron con éxito el primer vuelo de prueba del reabastecedor aéreo no tripulado MQ-25 ™ que funcionará desde portaaviones.

El avión tester MQ-25, conocido como T1, completó un vuelo autónomo de dos horas al mando de pilotos de prueba de Boeing que operan desde una estación de control terrestre en el aeropuerto MidAmerica St. Louis en Mascoutah. La aeronave completó un carreteo y despegue autónomos y luego voló una ruta predeterminada para validar las funciones y operaciones básicas de vuelo del aparato con la estación de control en tierra.

“Ver el MQ-25 en el cielo es un testimonio de que nuestro equipo y el de la Armada están trabajando en la tecnología, los sistemas y los procesos que están ayudando a que el MQ-25 llegue al cliente”, dijo Dave Bujold, Director del Programa MQ-25 de Boeing. “Estamos seguros de entregar el MQ-25 con la seguridad, confiabilidad y capacidad que la Marina de los EE.UU. necesita para llevar a cabo sus misiones.”

El demo es un predecesor del avión modelo de desarrollo de ingeniería (EDM) y se está utilizando para el aprendizaje temprano y el descubrimiento para así cumplir con los objetivos del programa de adquisición acelerada de la Marina de los Estados Unidos. Boeing producirá cuatro vehículos aéreos EDM MQ-25 para la entidad en virtud de un contrato de $ 805 millones adjudicado en agosto de 2018.

“El vuelo logrado es un hito emocionante y significativo para nuestro programa y la Armada”, dijo el Capitán Chad Reed, Gerente del Programa de Aviación de Transporte No Tripulado de la Armada (PMA-268). “El vuelo de prueba dos años antes de su ingreso a servicio, representa el primer gran paso en una serie de oportunidades de aprendizaje temprano que nos están ayudando a progresar hacia la entrega de una capacidad de cambio de juego para los comandantes del grupo aéreo y del grupo de ataque.”

T1 recibió su certificado de aeronavegabilidad experimental de la FAA en septiembre, verificando que el vehículo aéreo cumple con los requisitos de la agencia norteamericana para un vuelo seguro. Las pruebas continuarán con el T1 para promover el mejoramiento de los principales sistemas y desarrollo de software.

Más problemas para Boeing, ahora con el KC-46

De que la gigante norteamericana Boeing está atravesando por una de sus peores crisis ya no es noticia; bueno, en realidad la pesadilla sigue, pero ahora en el ámbito militar, ya que su principal cliente, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, decidió dejar en tierra a todos sus nuevos aviones cisterna KC-46 “Pegasus”.

https___api.thedrive.com_wp-content_uploads_2018_08_jajjaj11

La relación entre Boeing y la USAF no es la mejor en la actualidad, principalmente por los enfrentamientos que venían teniendo respecto a este modelo, ya que en varias de las aeronaves de un total de 15 aviones recibidas, se encontraron restos de basura u otros tipos de elementos que podrían haber puesto en peligro la seguridad de las operaciones. Tras esto, la USAF decidió no aceptar más a los KC-46 si es que no se les realizaba un minucioso chequeo antes de cada entrega.

El problema fue subsanado casi un mes después cuando se retomaron las entregas; pero al parecer un nuevo problema de mayor envergadura fue la gota que colmó la paciencia de las autoridades de la milicia norteamericana. Según reportes de las mismas, en un vuelo de entrenamiento, el anclaje de las compuertas de las bodegas de carga inferiores se soltaron poniendo en riesgo a todo el personal a bordo, por lo que se tomó la decisión de poner en tierra a todos los cisternas KC-46 hasta que se encuentre una solución definitiva a estos inconvenientes varios.

« Entradas Anteriores